Naciones de una hora

Cosas que suceden cuando las “naciones” no son más que morralla retórica: el futuro de la “nación” catalana pasa, al parecer, por una hora más o menos de castellano en las aulas.

Los emboscados nacionalistas catalanes que han sobrevivido a las elecciones regionales se explayan en los subvencionados medios de comunicación étnicos (si no fuera así, habrían desaparecido) y, cada vez más histéricos, reclaman desde la independencia ya mismo hasta el rechazo beligerante al decreto educativo de un Gobierno que, siempre pacato, no ha llegado siquiera a recorrer la mitad del camino y se ha conformado con el pasteleo de los 60 minutos adicionales.

La medida es ni más ni menos que una inmensa tontería. Desde la peregrina visión del mundo de un profesorado formado en universidades donde se enseña que la Historia empezó en 1714, hasta los males de una ley educativa común en todo el país, pasando por la inmersión de toda la actividad docente en el chapapote etnicista desde hace casi 30 años, el sistema educativo catalán está podrido y una hora no lo va a remediar.

Por otro lado, la guerra lingüística desatada por los nacionalistas, que utilizan los idiomas como armas de destrucción masiva de la convivencia (por más que ahora ERC trate de cambiar de estrategia), requiere meter el bisturí a fondo, abrir al enfermo de arriba abajo y dejarlo como nuevo.

Este enfermo al que llamamos sistema educativo étnico, que se propaga como la gripe por las regiones con gobiernos nacionalistas y/o socialistas, requiere medidas contundentes.

En el caso de Cataluña, el catalán debe dejar de ser lo que llaman “lengua vehicular” de la enseñanza, que es la forma manipulada de reflejar la expulsión del castellano de las aulas. Las asignaturas sin contenido lingüístico, las matemáticas, la historia, etc., deben impartirse en la lengua que decidan los padres. Y si ello implica que existan dos sistemas educativos, uno en castellano y otro en catalán, pues bienvenidos sean.

Resulta aburrido tener que seguir mencionando a estas alturas semejantes obviedades. Y resulta sorprendente la escasa convicción nacionalista de los propios nacionalistas, que ven amenazada su supuesta identidad por 60 minutos a la semana de castellano.

Por otro lado, ¿qué clase de “naciones” son esas cuyos cimientos tiemblan ante el aprendizaje de una de las lenguas más habladas en el mundo?

Pero no nos engañemos. El establecimiento de dos sistemas lingüísticos de enseñanza no remediará la catástrofe nacional en que se ha convertido la educación. La única solución a semejante fracaso colectivo empezará solo cuando se anulen todas las transferencias a las autonomías en materia educativa.

Para resolver de verdad los problemas de la educación hay que empezar recuperando para el Estado las competencias correspondientes. Luego, tras el común acuerdo de PP y PSOE, habrá que estudiar como se reorganiza todo este follón vergonzoso y cómo se refleja la solución adoptada en la Constitución, que en este sentido sí es urgente revisar.

El Partido Popular ha propuesto recientemente una serie de reformas constitucionales basadas en la recuperación para el Estado de determinadas competencias. El PSOE se ha apresurado a rechazar la iniciativa. Solo si los socialistas recuperan en algún momento la cordura y se libran del insensato que tienen al frente, será posible avanzar en la dirección correcta.

Pero no nos hacemos demasiadas ilusiones.

Anuncios

4 comentarios

  1. BBS, ¡qué bien te explicas! y cuanta razón llevas. Se te ha olvidado “el detalle”, que Ernest Marafall, el jefe de la “educación” en el conocido “oasisaquinopasanada”, ha dicho que “una hora más de castellano no hace mal a nadie”. Así, tal cual, ¡qué barbaridad! ¡qué poca vergUenza!, ¡qué genocidas de niños catalanes!.
    No sé para qué queremos una extrema derecha, dura y fanática, con estos progres, con estos de izquierdas, con estos modernos gobernantes, vamos sobrado de justicia, tolerancia, legalidad y sentido de la realidad.
    Dos horas más de castellano sí que harían mal a alguien o a muchos, tal vez un daño irreversible. Evidentemente que lo haría, sería aún más la señal inequívoca de que a estos rateros y dictadores los estamos derrotando, eso es lo que barruntan y esa es la “generosidad caritativa” de darle un poco más de su lengua materna a los niños indefensos.
    Menos mal que a estos cínicos los vamos a meter en la cárcel, a ver si lo conseguimos, porque entonces si se que hará muchísimo bien la sociedad a si misma. Lo que no sabemos es cómo hemos podido aguantar a tanto talibán tanto tiempo.
    Y a falta menos.

  2. Creo que lo mejor es que no nos olvidemos de ir a votar
    Y mientras mas pronto, mejor

    La union hace la fuerza

  3. En qué se diferencia C’s del PP?
    Creo que el planteamiento sobre los nacionalismos es el mismo. Otra cosa la antigua militancia de su líder… no más de 3 meses antes.
    Si realmente queremos superar los nacionalismos hablemos en términos izquierda-derecha… y de momento poca cosa de políticas de izquierda he oído de C’s…
    Alguien se anima resolverme dudas?
    PD: de momento mi voto continua siendo el mismo: blanco

  4. Un amigo mío de Vitoria me dijo en 1986: Si ETA consiguiera sus fines vascongadas tendría una situación peor que la Cuba de Castro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s