El nacionalismo catalán sigue reteniendo el botín de Barbastro

“Sin poner en la mesa otros problemas como el de las pinturas de Sijena que se llevaron a restaurar y hoy están ilegalmente en el Museo Nacional de Cataluña, conviene señalar que Aragón no puede esperar más. Esto no es una cuestión de generosidad sino de justicia. Los gobiernos deben cumplir la ley.”

De manera periódica recordamos en BBS la situación en la que se encuentra el robo de obras de arte aragonesas por parte de las autoridades civiles y religiosas del nacionalismo catalán. Y de manera periódica nos encontramos frente a la misma, inmutable situación: todas las sentencias favorables a la diócesis de Barbastro han sido ya dictadas, todas las sentencias civiles y religiosas, incluidas las órdenes de Roma a las autoridades religiosas catalanas para que devuelvan las obras que retienen en su poder de manera ilegal.

Pero también periódicamente nos encontramos con la misma respuesta: el nacionalismo catalán, el civil y el religioso, no dan su brazo a torcer y las obras de arte expoliadas de las parroquias de la diócesis de Barbastro siguen en poder de quienes se las llevaron.

Domingo J. Buesa Conde es vicepresidente de la Real Academia de Bellas Artes de Aragón:

“Hace once años, en 1995, el papa Juan Pablo II creaba la nueva diócesis de Barbastro-Monzón para incorporarle 146 parroquias que, aunque estaban situadas en la provincia de Huesca, formaban parte del obispado de Lérida. Aquella decisión cerraba una larga reivindicación del clero aragonés, convencido de que les avalaba la historia y la pastoral.

“Ciertamente, los estudios documentales confirmaban que la diócesis de Lérida había nacido por traslado a esa ciudad, en 1149, de la sede de Barbastro. Y también explicaban que -en 1636- se creó la Vicaría de Monzón para atender los problemas de los parroquianos aragoneses que no podían litigar en otros territorios, una decisión contestada por la diócesis catalana que se caracterizaba, según decía en 1777 el Gobernador de Cataluña, por su «desobedecimiento y contravención».

“Dos siglos después, la realidad daba la razón al gobernador Cabanés, y la nueva diócesis barbastrense tenía que comenzar un complejo pleito para recuperar los bienes artísticos que Lérida se negaba a devolver. Ni se cumplía con el Derecho Canónico, que dispone la obligatoria devolución de los bienes a las parroquias que cambian de diócesis, ni se acataba el Decreto del nuncio Lajos Kada, en junio de 1998, sobre la necesidad de cumplir con la legislación canónica.

“El problema, un proceso de rebelión a la jerarquía eclesiástica, llegó a su mayor tensión cuando tampoco se obedeció a la Congregación de los Obispos que -en septiembre del 2005- ordenaba el cumplimiento del decreto del Nuncio.

“Tras muchos esfuerzos, con la oposición de las instituciones catalanas, la iglesia de Barbastro pudo documentar ante Lérida las peticiones de esas 113 piezas de arte que constituyen el núcleo de la discordia. Pero, una y otra vez, se negaron a cualquier solución y el obispo ilerdense decidió convertir el problema en una cuestión política.

“Los poderes catalanes acometieron -con urgencia- la construcción de un Museo para exhibirlos, al mismo tiempo que lograban engañar al presidente aragonés con la idea de compartir las piezas artísticas. Aragón se manifestó contra esas claudicaciones del presidente Iglesias, el Partido Popular llevó al obispo de Lérida casi cien mil firmas y todos los aragoneses asumimos que esta reclamación era una cuestión de dignidad.

“Pasan los años y esta devolución de los bienes sigue sin producirse. Hoy ya es un problema de reivindicación del catalanismo, una cuestión controlada por la Generalitat y -en estos momentos- por un consejero de Esquerra Republicana, que trabaja por la independencia de la nación catalana, en la que se englobarían territorios limítrofes como esta zona que nos ocupa y que ellos denominan, erróneamente, «franja de poniente.

“Por ello, no podemos caer en la simpleza de entender que esta reclamación de unas obras de arte sólo es cuestión de la Iglesia. El problema es de fondo, puesto que estamos discutiendo sobre unos bienes culturales que Cataluña ha convertido en pilares de su nacionalismo, de su identidad como pueblo. Lo ha hecho en grandes exposiciones y lo ha hecho llegando hasta la desobediencia del obispo catalán al propio papado…

“Éste es el problema y es fácil entenderlo si revisamos el momento cuando comienzan a trasladarse las obras de arte medieval al palacio de Lérida. El obispo Messeguer i Costa fundó el Museo Católico de Lérida en 1893, con las esculturas y pinturas que se llevó de los pueblos del oriente aragonés, alegando que eran para que sus seminaristas comprendieran la importancia de la iglesia catalana en la creación de la cultura medieval.

“Pero este obispo lo único que hacía era seguir las consignas de Morgades i Gili -obispo de Vic, administrador de Solsona y luego obispo de Barcelona- que pertenecía a un grupo de intelectuales de la época de la Renaixença, empeñados en recuperar el patrimonio artístico catalán. Y desde esa clave se entienden sus publicaciones, su Sociedad Arqueológica y su apuesta por el Museo de Vic que acabará teniendo como conservador a José Gudiol, autor de las primeras Nocions d´Arqueologia Sagrada Catalana.

“Está claro que el obispo Messeguer de Lérida fue un buen colaborador de la apuesta por el catalanismo, nacida a fines del siglo XIX en el entorno clerical, con la fundación de los museos de Vic en 1889, Lérida en 1893 y Solsona en 1896. Todo ello dentro de la reivindicación de la cultura catalana, que el obispo Morgades propició en la Exposición Universal de 1888 en Barcelona.

“Ese es el espíritu que presidió la recogida de obras de arte en esta zona aragonesa, llamadas a convertirse en referentes de la historia catalana, en piezas útiles para mantener el discurso de los Países Catalanes.

“Su papel era tan notable como su valor artístico, por lo cual al abrirse las salas del Museo leridano -en 1898- ya se les había quitado la mención a sus lugares de origen y era claro que todas procedían de parroquias catalanas.

“Sólo cien años después, el obispo ilerdense Malla se atrevió a reconocer que estaban en depósito y que eran obras procedentes de Aragón. Pero su confesión fue muy fugaz y se silenció, recordando que no procedían de las parroquias aragonesas y que en muchos casos se habían cambiado por arreglos en campanarios o en casas parroquiales.

“Ante esta situación, sin poner en la mesa otros problemas como el de las pinturas de Sijena que se llevaron a restaurar y hoy están ilegalmente en el Museo Nacional de Cataluña, conviene señalar que Aragón no puede esperar más. Esto no es una cuestión de generosidad sino de justicia, y ésta ya ha hablado con claridad y en repetidas ocasiones. Los gobiernos deben cumplir la ley y, en este momento, sólo nos queda esperar que Cataluña lo haga.” Domingo J. Buesa Conde, La rebelión diocesana de Lérida.

En anteriores episodios:

Anuncios

14 comentarios

  1. lo que mas me jode el es nacionalismo patriotero españolista.fariseo que eres un fariseo.Mas rigor intelectual.Tu si pero yo no.

  2. Hechos:
    1.- El vicepresidente de la Real Academia de Bellas Artes de Aragón escribe un texto de 1000 palabras en el que explica y documenta de manera incontestable el robo de obras de arte que la Generalitat y otras instituciones catalanistas pretenden ocultar.
    2.- espanolo espeta con 23 palabras en las que, lejos de esgrimir argumento alguno, incluye 3 insultos (uno de ellos repetido 2 veces).
    A este tipo de actitudes estamos ya acostumbrados por parte de los nacionalistas, pero que alguien en esas condiciones se atreva a pedir “rigor intelectual”… Estos tíos son dignos de estudio.

  3. El nacionalismo catalán sigue reteniendo el botín de Barbastro

    Sin poner en la mesa otros problemas como el de las pinturas de Sijena que se llevaron a restaurar y hoy están ilegalmente en el Museo Nacional de Cataluña, conviene señalar que Aragón no puede esperar más. Esto no es una cuestión de generosidad sino d…

  4. Pero cuando vamos a espabilar ?
    Cuando vamos a reaccionar los aragoneses ante el imperialismo patriótico expansionista catalán ?
    Es que no vamos a defender lo nuestro ?
    Todavia hay tontos aragones pro-catalanistas ?
    Pero como se puede ser tan tonto , son tontos de baba , de culo y de bote , son tontos tres veces .
    No se puede ser aragones y pro-catalanista , es contranatura , es ser un híbrido enfermno , es una aberración , el aragonés , es aragonés y español , pero no catalán .
    Entinedo a los cuatro “iluminaos” aragones que no se sienten españoles, los entinendo y los respeto , aunque no comparto su opinión , pero a los aragoneses catalanistas ni los comprendo ni los respeto .

  5. A mi que me lo expliquen… Siempre pensando que robo era el apoderarse de algo con fuerza en las cosas o violencia en las personas y ahora resulta que los bienes que en su dia (hace 800 años) fueron traspasados de forma pacifica y legal (segun la legislacion vigente) a Lerida son un robo. En fin, una deformacion mas de la lengua por parte de los nacionalistas (españoles). Por cierto, BBS, ¿Tiene pensado incluir este nuevo término “robosinfuerzaniviolencia” en su compendio de neolengua?.
    Ah! tambien le agradeceria que cuando habla de “sentencias civiles” lo explicara y las citara, porque sobre este tema solo he oido de religiosas.
    Un saludi

  6. – El nacionalimo populista solo entiende la ley del embudo: Ancho pa mi y estrecho pa los demás.
    – La memoria del nacionalista es soprendentemente selectiva: La fecha para empezar a contar los derechos históricos es totalmente selectiva. La historia empieza donde uno quiera y punto. Pa que complicarse la vida ¿no?.
    – La validez de los argumentos esgrimidos también es selectiva: Lo argumentado para reclamar es valido para reclamar, pero !ojo! no para devolver. ¡Qué gran filosofía!.
    Gentes sin rigor ni coherencia gobiernan al ciudadano aborregado.
    Gran País el nuestro.

  7. carod menos juegos de palabras mas iformacion
    si quieres visita
    http://www.elperiodicodearagon.com/especiales/losbienesdelafranja/
    no sera la ultima reclamacion de bienes a
    cataluña depues vendran otras retablo de berbegal y mas
    felices fiestas

  8. No es ningun juego de palabras, manufandos. Lo que pasa es que no se pueden mezclar las cosas y pretender que el caso de las obras de barbastro es lo mismo que el archivo de salamanca.
    El archivo de salamanca fue construido a punta de pistola y rellenado con documentos originales y personales de varias personas que, a mas inri, muchas de ellas siguen vivas. Entre esos documentos hay cartas personales, creaciones originales y archivos de asociaciones, personas fisicas, etc. ademas de documentos pertenecientes a la generalitat que fueron robados, repito, A PUNTA DE PISTOLA, igual que el resto.
    Por otro lado, en cuanto a las obras de barbastro, tenemos una serie de reliquias que fueron a parar a Lerida en aplicación de la legislacion vigente en su momento (hace, repito, 800 años) y partiendo de que esas parroquias pertenecian a Lerida. Ni siquiera fueron compradas o malcompradas, ni mucho menos robadas.
    Si pretenden hacernos creer que ambos supuestos son identicos, comparables o que tienen lo mas minimo en comun, dudo que puedan convencer a nadie. Lo unico en comun es que en su origen pertenecieron a un sitio y despues pasaron a otro, prescindiendo de todo lo que hay en medio. El parecido es tal como pretender comparar la muerte de Sadam Hussein con la muerte de una victima del terrorismo porque ambos son muertos, al fin y al cabo.
    Se puede disctuir, sin embargo, si realmente existe el derecho por parte de Aragon de recuperar esas obras, pero debe defenderse y debatirse con argumentos solidos y juridicos, no con esta aberración que es intentar comparar churras con merinas. Eso debe discutirse en tribunales que, ademas, deben ser CIVILES, ya que solo estos vinculan a las administraciones publicas de los estados laicos (por cierto, reitero que lo que afirma BBS no es cierto, no conozco ninguna sentencia “civil” que reconozca dicho derecho).
    Un saludo y feliz año.

  9. carod
    es un hecho que los dos estaban en un sitio y terminaron en otro y tambien lo es que segun
    el diccionario fueron expoliados ( expoliar: despojar con violencia o iniquidad)( despojar:privar a uno de lo que goza y tiene)(iniquidad: maldad,injusticia)
    Cuando me referia a juegos de palabras me referia a esto, hay muchas formas de definir los hechos depende del nivel cultural de las personas,entre otras cosas,pues bien, no soy una persona culta pero me parece que todos sabemos
    lo que queremos decir, aunque a veces por ignorancia, no encontremos las palabras y bien puede ser que una persona culta o que utilice bien el lenguaje pueda parecer que tiene mas razon que otra por no manejar bien este.
    Por esta razon se habla robar cuando quiza no sea el termino adecuado, pero creo que a buen entendedor pocas
    palabras bastan y como presumo tu eres buen entendedor pues no hace falta jugar con las palabras
    Creo que esto lo entiende un ñiño .
    Han pasado 800 años, da igual el tiempo que haya pasado todos sabemos que en los museos de londres y berlin hay tesoros expoliados del antiguo egipto y el que hayan pasado años no significa que la mayoria de la gente piense que
    sus legitimos dueños sea el pueblo egipcio, pero en el caso del que hablamso creo que es mas facil,sencillamente
    se cambiaron de sitio utilizando el el poder y la obediencia a los superiores ,por cierto esa obediencia que el obispo de lleida monseñor Ciuraneta no ha efectuado.Roma ha ordenado la devolucion de los bienes.
    Respecto a que tengan que ser sentencias civiles ya que las eclesiasticas han dado todas la razon a barbastro
    pues de verdad creo que esto es marear la perdiz, aunque si se llevara a cabo no dudo del resultado de la
    sentencia los bienes son de las parroquias no hay mas
    Por cierto pon el litigio al reves y piensa con la cabeza y mira a tu corazon cual seria tu sentencia
    y aplicala a los demas
    saludicos de corazon

  10. Los nacionalistas siempre són los otros. Nosotros? Nunca.
    (pero todos somos humanos y como humanos reaccionamos mas o menos igual… incluso como nacionalistas)
    Francesc,(catalán)

  11. A pesar de reivindicar el ser antitaurino como parte del espíritu nazional, los catalanistas llevan muchos años en esto del toreo, sabiendo esperar a la puerta de toriles, de espaldas, con un repertorio de manoletinas, verónicas y saltos de rana para ubicar el “problema” donde convenga, darle la vuelta a la tortilla para que caiga del mejor lado, y pretender rematar a esto que ya viene siendo los ya tradicionales humos de perdonavidas cuando de un problema con Aragón se trata. Mucho del nacionalismo que se sufre en Aragón proviene de que todo se pega, menos la hermosura… y es que estando tan cerca es imposible que no hayan roces, sobre todo cuando el vecino tiene apetito de lebensraum, construye sus museos con los bienes del otro, y pretende legalizar el “lo mío es mío, y lo tuyo, nuestro”, se me ocurre, a botepronto, el Archivo de la Corona de Aragón. Es que es cachonda la cosa.
    Carod, tronco, no discutas de si ha habido sentencia civil o no, ya que ésta no puede existir debido al concordato mediante el cual el gobierno debe respetar lo que la jurisdicción eclesiástica dicte, es decir, que si el Vaticano dice que se devuelvan y la Generalidad de Cataluña rebuzna, entre otras burradas, que no puede porque las ha catalogado y ahora costaría mucho descatalogarlas… impide que haya una sentencia civil, lo impide, pero porque la propia Generalidad así lo quiere.
    Durante estos años hemos oído de todo, y hoy como que no me apetece ponerme a listar toda la sarta de mentiras que han acompañado a los comunicados espeluznantes tanto del capullo de Ciuraneta, como de los diferentes Consejeros catalanes que, como digo antes, jugaban a ser el bombero torero: un par de pases, encabronamos al personal y luego apagamos el fuego con los derechos históricos, decretos falsos y demás mier-da como lo del Archivo de Salamanca. Les jodía lo del achivo porque estaba en Salamanca, y no en Gerona.
    Más de un 30% del contenido del Museo “Nacional” de Cataluña proviene de Aragón, por no mencionar lo que Pujol se llevó de Sigena (es decir, todo) aprovechando el vacío legal y por dos millones de pelas que pagó a unas monjas que pensaban en su estómago más que en Dios, la retención y manipulación de los fondos del Archivo de la Corona, y así, suma y sigue: cualquier transeúnte que se anime a ir a la exposición sobre Pablo Gargallo, descubrirá que ya no es aragonés, y que por lo menos por lo menos, nación en Reus. Vamos, es que de hecho se llamaba “Pau”… hay que ver, eh?. Tienen a Dalí y como salió más amante de la tortilla de patata que nadie, han de echar mano de artistas aragoneses para rellenar este pedante globo de pósters y subvenciones en que se ha convertido Barcelona.
    Lo que saben muy bien sus señorías consejeros es que los bienes de la Franja son la tapa de la caja de los truenos, y que más tarde o más temprano, les va a tocar devolver mucho de lo que ahora les da de comer a una buena porción de funcionarios, porque ellos así lo quieren.

  12. Los bienes de las parroquias no fueron trasladados a Lérida hace 800 años, sino en la década de los 70 del siglo XX. Las pinturas de Sijena fueron trasladadas a Barcelona durante la Guerra Civil debido a que cayó un mortero que destrozó gran parte del cenobio. Aragón tiene razón, pero no nos van a devolver nada, eso hay que tenerlo más que asumido.

  13. No.
    Se han de devolver.
    Punto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s