Zapatero, Aznar y la negociación con ETA

“Por muy triturado que se encuentre un grupo terrorista, incluso por muy desprovisto de apoyo social que se haya quedado, no podrá hablarse de derrota del mismo hasta que sus miembros no admitan la radical ilegitimidad de sus objetivos.”

“El argumento de que se debe hablar con organizaciones de este tipo cuando se tiene certeza de su impotencia es falaz. Nadie se planteó jamás un diálogo con el Grapo, ni siquiera cuando la práctica totalidad de sus efectivos estuvo en la cárcel. Se intuía acertadamente que la neutralización no equivalía en su caso a la derrota, porque jamás se consideraron vencidos. ¿Por qué supuso Rodríguez que con ETA iba a ser distinto?

“El Gobierno actual pretende justificar su obcecada persistencia en el proceso, alegando que Aznar trató de hacer lo mismo. Miente. El Gobierno de Aznar hizo precisamente lo contrario: cortar en seco. Pero supongamos que hubiera hecho lo que no hizo, o sea, prolongar los contactos tan infructuosamente como lo han hecho los socialistas.

“El sentido común obligaría a considerar las tentativas frustradas anteriores como datos disuasorios. Nadie se contradice si afirma que espera triunfar donde otro fracasó, pero se comportará como un majadero si, a la manera del Gobierno de Rodríguez, se exculpa de sus propios fracasos con el argumento de que otros también se estrellaron en los mismos obstáculos.

“El segundo argumento de los socialistas, en orden de manoseo, ha sido la ausencia de atentados mortales en los últimos años. Ignoro si esta muletilla se acuñó solamente para tener contenta a la banda, pero logró ese efecto.

“Veamos: ante la evidencia de que ETA llevaba varios meses sin matar, el Gobierno de Aznar la explicaba por el acorralamiento policial y judicial de los terroristas y sus cómplices, lo que, además de verosímil y convincente, era cierto. Los socialistas, por el contrario, han insistido en que tal situación se debía a un cambio de actitud de ETA, y los etarras han entendido que el Gobierno les reconocía y agradecía que, pudiendo matar, no mataran.

“En otras palabras, han entendido que se les equiparaba al Estado que limita voluntariamente su monopolio de la violencia renunciando a imponer la pena de muerte y, en consecuencia, se han sentido más alternativa al Estado que nunca, convicción ésta reforzada por la visible renuncia del Estado a ejercer su soberanía territorial.” Jon Juaristi, T-4.

Anuncios

Un comentario

  1. En España funciona a la perfección eso de repetir las mentiras mil veces
    hasta convertirlas en dogmas de fe del nacionalismo excluyente. La última,
    que no es novedad, es mantener la idea de que la tolerancia, el diálogo y la
    búsqueda de acuerdos políticos amplios es una traición a los valores
    constitucionales, de una manada de fanáticos intransigentes, por supuesto.
    ¿Pero que diálogo se puede mantener con una manada que primero decreta un
    alto el fuego permanente y casi un año después pone bombas tan cobardemente?
    En mi opinión todo el que quepa en nuestra constitución, que no es
    patrimonio de nadie ni tampoco del nacionalismo excluyente. La política
    penitenciaria hubiera sido un buen punto de arranque para desenquistar un
    problema histórico de nuestra democracia que ha provocado mas de 1000
    muertos y tanto sufrimiento, pero ZP se ha acojonado ante el acoso y derribo
    al que le ha sometido el PP y su brunete mediática, sin que se le haya
    podido demostrar ni una sola concesión política o penitenciaria como en su
    día hizo el PP de Aznar, con el apoyo del PSOE.
    Los mezquinos intereses electoralistas a corto plazo, la cortedad de miras
    por la ausencia de una verdadera política de Estado consensuada por todos
    los partidos demócraticos españoles, y la actuación demasiado calculada
    utilizando los sentimientos víscerales irracionales y utilizando el dolor de
    algunas víctimas excesivamente politizadas han hecho que la resolución de
    este problema parezca estar mas lejos que nunca.
    Un zero patatero a ZP per no haverse atrevit a acostar els presos com en el
    seu moment va fer Aznar, tot oblidant-se de COPE’s, (in)Mundos, AVT’s i
    restants terroristilles.
    Total, el soroll del PP hagués estat exactament el mateix i potser s’hagués
    aconseguit quelcom de postiu.
    Ben cordialment,
    Toni

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s