¿De qué unidad están hablando?

En la política antiterrorista española se habla por fin de unidad. Pero parece que la dicha nunca puede ser completa: quienes propugnan ahora de súbito esta unidad exprés son los mismos que la dinamitaron previamente.

Los socialistas y sus palmeros mediáticos y judiciales lanzan la consigna por doquier: frente al nacionalismo terrorista es necesaria, indispensable, la unidad de todas las fuerzas políticas.

Música celestial. ¡Ya era hora! En efecto, la unidad de al menos PP y PSOE (en los asuntos serios las cabras, mejor las dejamos en el monte) es el más eficaz instrumento contra las diversas formas que el genocidio étnico adquiere en nuestro país. Pero conviene no dejarse engañar. Porque unidad quiere decir una cosa muy concreta, y me temo que quienes ahora la pregonan apresuradamente y con tanto nerviosismo se están refiriendo a otra cosa.

Unidad de PP y PSOE en la lucha contra el nacionalismo terrorista quiere decir cosas como estas:

“Aquellos tiempos en los que Jaime Mayor Oreja y Nicolás Redondo, en comandita, paseaban su españolismo rancio por aquí y por allá, jaleados con ¡olés! y con altavoces tan potentes que llegaron a empalagar a muchos y a asustar a los más.” Juan de Etxano (Izaro News, 16.9.05)

Unidad de las fuerzas democráticas es eso que tan nervioso pone al nacionalismo, ya sea pistolero, judicial o mediático, como es el caso. Unidad quiere decir aplicación estricta del pacto antiterrorista. Unidad quiere decir que los partidos que “pasean su españolismo rancio” condenan el terrorismo. Unidad significa, como dice el propio pacto antiterrorista, que las víctimas ocupan un lugar especial en esta historia (que no el lugar de la decisión final). Unidad quiere decir que quienes caminan bajo mano con los terroristas están excluidos de esa unidad. Unidad quiere decir que se aplica la ley por igual en todos los casos.

Veamos. Quienes claman ahora por la unidad elaboran extrañas condenas del atentado de Barajas que curiosamente solo suscriben los recoge nueces. Quienes claman por la unidad han calificado como “hombres de paz” a los que no condenan la salvajada del día 30 de diciembre.

Quienes claman por la unidad se han reunido con los que amparan a los que colocaron el coche bomba. Y lo han hecho de manera repetida. Como otros gobiernos anteriores. Solo que estos lo hicieron mintiendo. Lo hicieron mientras proponían un pacto antiterrorista que impedía esos contactos.

Quienes claman por la unidad han influido en las decisiones judiciales para favorecer a los “hombres de paz” y a los que colocan coches bomba. Quienes claman por la unidad gobiernan con los compañeros de viaje del terrorismo nacionalista, que negocian treguas regionales por su cuenta.

Quienes claman por la unidad han insultado y humillado durante estos casi tres años a las víctimas y han intentado acabar con sus organizaciones a través del estrangulamiento económico y del acoso, utilizando para ello la difamación, los medios de comunicación y hasta la tribuna de las Cortes.

Quienes claman por la unidad han perseguido, cuando las circunstancias se lo permitían, a cuantos criticaban su política digamos antiterrorista. Por ejemplo, entre los funcionarios.

La unidad entre los partidos democráticos pasa por la rectificación de los numerosos y gravísimos errores cometidos por Rodríguez. Pasa por enmendar la irresponsabilidad de un Gobierno que nos ha conducido a una situación vergonzosa desde el punto de vista internacional y gravísima en lo que concierne al fin del terrorismo. Y pasa sobre todo por la salida de Rodríguez de la dirección del PSOE.

Solo cuando los socialistas rectifiquen de verdad, y no al modo de personajes como Bono, Guerra o Ibarra (fieros en el pasillo, sumisos en el escaño), y cuando la militancia mande a casa al desnortado que colocaron en la secretaría general, será posible marchar junto al PSOE.

Porque vamos a ver, ¿alguien tendría el menor inconveniente en caminar de la mano de un PSOE en el que la voz cantante la tuvieran personajes como Nicolás Redondo Terreros?

Anuncios

4 comentarios

  1. ¿De qué unidad están hablando?

    En la política antiterrorista española se habla por fin de unidad. Pero parece que la dicha nunca puede ser completa: quienes propugnan ahora de súbito esta unidad exprés son los mismos que la dinamitaron previamente.

  2. NECESITAMOS UN GOBIERNO
    Los ciudadanos españoles necesitamos en estos momentos un gobierno. Ni siquiera es importante ya que el gobierno nos mienta o no nos mienta. Sólo un gobierno. Sólo un jefe del ejecutivo que tome conciencia de que ETA ha lanzado una ofensiva en todos los llamados frentes de lucha. Los miembros de un partido terrorista e ilegal como Batasuna se reúnen con el presidente de la Comunidad Autónoma Vasca, sus comandos “y griega” queman autobuses, calles y viviendas -anoche tuvieron que ser desalojados 50 vecinos en Mondragón- y sus comandos “eta” dinamitan 40.000 toneladas de la Terminal 4 de Barajas con dos seres inocentes dentro.
    Y ante tal barbarie organizada, nuestro presidente de gobierno recita como un pelele sonado frases sin sentido, esdrújulas sin significado, vacuidades con celofán como “suspensión del diálogo”, “lo mejor de mí mismo para alcanzar la paz”, “determinación en el proceso” y otras lindezas por el estilo, auténtica caca de vaca, boñiga de toro, charlatanería. En resumen: bullshit.
    Frente a la ofensiva etarra, necesitamos un gobierno que combata sin cuartel al terrorismo, que al igual que se hizo a partir del 2002, se proponga destruir a ETA en todos los ámbitos, terroristas, políticos, financieros, internacionales, mediáticos, culturales, sindicales, etc. Y para ello que lance nuevas iniciativas legislativas, que aplique las actuales leyes con el máximo rigor, que instigue a los fiscales, que dirija a las fuerzas de seguridad, que colabore con el Poder Judicial, que recabe ayuda internacional, que asfixie financieramente a la Bestia, que clausure sus burladeros políticos como el PCTV, etc.
    Los ciudadanos españoles necesitamos un gobierno, necesitamos por consiguiente que Zapatero dimita. Y si no dimite, su partido debería reemplazarlo. Y si su partido no lo sustituye, el PSOE debería sufrir una descomunal derrota en las elecciones de Mayo. Sólo así, quizá, podamos tener algún día un gobierno que luche contra el terror. Ahora, con dos cadáveres encima de la mesa de negociación, necesitamos un hombre que dé una patada a esa infame mesa. Ahora, el resto de las políticas es bullshit.
    ———————————————–
    ¡A por ellos!
    El Capitán Trueno
    http://trueno3.blogspot.com
    ———————————————–

  3. Sólo sé que Otegui nos quiere colar el papelón de “paloma blanca” que inventó su amiguito Jerry Adams el líder del Sinn Féin.
    Esta estrategia de pacificador miserable que tanbién funcionó alli, t que enmascara la mentira del lobo disfrazado de cordero solo puede calar en mentes difusas e ingenuas que han perdido el norte.
    Señores despierten!!
    Mentes como la del señor Rubalcavatelaclava que no se ha enterado aún que Batasuna es ETA porque no se ha leido la Sentencia del Supremo o su memoria es selectiva o simplemente le falla.
    Un ser que vive en un mundo de fantasía y que nos suelta estupideces como: “El atentado ha sorprendido a la propia Batasuna”.
    Esa es la “papilla mental” que nos quieren meter ETA y encima por la boca del Gobierno. Mal vamos.
    Pero tranquilos, todo es susceptible de empeorar…. el psoe es capaz de eso y de mucho más. Solo hay que darle tiempo para que la siga cagando en política antiterrorista.

  4. Dice ZP que el lunes a las 4 de la tarde dará explicaciones en el Congreso. Preparémonos para otra sarta de vaguedades y enigmas polísémicos. El curso que ZP da a la política española lleva descubierto un par de años y es destrozar la estructura nacional, acabar con el Estado de Derecho y cargarse la Constitución. El porqué lo hace admite discusiones, lo que está haciendo ninguna. Hasta le han enmedado la plana a Blanco por decir que “hubo errores”, otra vuelta al tornillo.
    De aquí al lunes va a sondear a las “fuerzas” políticas, a ver cómo respiran, a ver hasta qué punto van a tragar un par de cosas muy sencillas, a) aislar al PP y b) si apoyan con decisión la nueva “ruta antiterrorista” que consistirá en ver cómo se puede seguir desmontando España “pretextando” el terrorismo ETARRA, al igual que se utiliza, y se ha utilizado, con ese fin el nuevo Estatuto de Cataluña y el que viene de Andalucía. A mi y a muchos españoles de toda condición, origen, etc. no nos ofrece esto ni un rasguño de DUDA, es tan cierto como la vida misma. Ojo, no se trata de interpretar nada, se trata de OBSERVAR LOS EVIDENTES HECHOS.
    En lo relativo a las comparsas alógenas que suponen para este asunto los partidos regionales o esa alfombra mugrienta que es IU, tampoco albergamos incógnitas, toda está sujeto al “clima” social, es decir a la percepción del rechazo de los españoles. De momento todas las comparsas están en duda, no saben si si o sino, verán lo que les promete ahora en estas reuniones ZP y decidirán. Lo más probable es que naden y guarden la ropa, aceptarán con la boca pequeña y poniendo algunas pegas, pero se reservarán una retirada “honrosa” para no perder votos en unas elecciones que se anuncian, según como vaya esto, inmediatas.
    Eso depende todo de la reacción del público. Así, los comentaristas políticos radiofónicos o escritos, ya no saben cómo calificar a ZP, le dicen abiertamente mentiroso, proponen la dimisión del psiquiatra de ZP y le auguran un feliz retiro pagado por los españoles, nos sale más barato. Pero lo más sorprendente es la actitud de Rajoy pues sigue pensando en clave electoral, ignorando que todo esto ya supera con creces ese marco político, estamos en otra fase, estamos a punto de entrar en un proceso Constitucional. A Rajoy no parece importarle y prefiere hacer el ridículo yendo a visitar a ZP, como es su obligación, y salir diciendo que no se ha enterado de nada, como si eso no lo hubiera hecho cada vez que lo llama y como si eso no fuese superconocido por todo el mundo.
    A Rajoy le empiezan a llamar el Ceniciento, porque no es de recibo que un partido como Dios manda permanezca de D.Tancredo en una situación semejante. Por lo menos podría decir, que se va a comprar un audífono y pedir a los españoles que se lo costeemos, seguro que entre todos reunimos ese dinero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s