Donde la izquierda pierde su honesto nombre

“Podemos cuestionarnos los fracasos leninistas, marxistas, troskistas, bakunianos, pero la gran sorpresa es que hemos dejado de ser entes vivos más o menos oprimidos, más o menos mal pagados, más o menos con mayor o menor capacidad adquisitiva para transformarnos en un ejército de lo que realmente sufre: Las Lenguas y Las Naciones.”

Una lectora de BBS, I.G.Calatayud, ha tenido la amabilidad de remitir el siguiente artículo:

Nacemos, nos reproducimos y morimos. Parece mentira que en tan corto periplo de tiempo siempre tengamos el instinto de cambiar de una tajada y por generación sublime las injusticias que pesan en nuestro corazón. Uno ha de ser muy insensible para no ver en su contemporaneidad tanta injusticia,pero también se peca de la ingenuidad de que en un intervalo micróscopico de tiempo vamos a cambiar toda la naturaleza de milenios.

Este hecho nos ha llevado a ideologías utópicas y metafísicas que todos conocemos: Millares de muertos en nombre de la justicia y la libertad transformados en un desasosegante final práctico donde se han visto fracasar nuestras utopías cuya única realidad ha sido la de las víctimas que no cometieron otro delito que no hayarse en la circunstancia y en la época oportunas. Todo éllo ha hecho reducir mi pequeño corazón justiciero a una simple socialdemocracia liberal, donde ande pendiente de lo injusto inmediato como pueda ser el revelarme ante cierres de empresas con montones de despidos, el paro, los contratos precarios, la inflación dopada de la vivienda, etc.

Llegada a mi humilde aportación de lo que considero justo y ante la decadencia de ideologías sociales veo con estupor crecer un nuevo Goliat justiciero y que ha llegado a llenar los vacíos que han dejado las ideologías más sentimentales que pragmáticas. Este nuevo Goliat no es ni más ni menos que la sustitución de las injusticias sociales directamente vinculadas con los seres humanos por unas justicias muchísimo más abstractas como si de un cuadro de Salvador Dalí se tratara.

Esta nueva izquierda ha hallado un nuevo adalid de la justicia que son las lenguas y las naciones a forjar. Es curioso; uno ya no es fontanero, albañil, ingeniero ni un “sin techo”, sino que es un simple símbolo andante de una lengua y por éllo ha dejado de ser individuo, sino un mero número autómata para defender lo mucho que sufren los idiomas y las naciones. Podemos cuestionarnos los fracasos leninistas, marxistas, troskistas, bakunianos, pero la gran sorpresa es que hemos dejado de ser entes vivos más o menos oprimidos, más o menos mal pagados, más o menos con mayor o menor capacidad adquisitiva para transformarnos en un ejército de lo que realmente sufre: Las Lenguas y Las Naciones.

Una pensaba que la práctica histórica servía para aprender, pero los tintes de nuestra actualidad parece que han buscado una nueva utopía que ya ha dejado alguna víctima por el camino que no volverá, por no hayarse en la época ni en la circunstancia adecuada, perdón ésto lo tengo que corregir no es que no se hayase en la circunstancia adecuada es que no usaba la lengua adecuada ni era un buen soldado de la patria onírica. Lo grave de esta enfermedad no son SOLO los titiriteros que manejan los hilos, sino los ejércitos civiles que han sabido formar, a través de 25 años de preparación militar para la patria, desde las escuelas, desde los medios, desde esa venta cainítica del odio disimulado con buenas palabras victimistas.La derecha siempre ha sido criticable, porque es una praxis y como praxis tiene sus defectos reales palpables, pero la izquierda utópica se ha subido a un nuevo carro, que como siempre no es criticable hasta ver su producto y para dicho producto ya está utilizando los métodos más “democráticos” posibles.

¿Quién les devolverá la vida subyugada a los fenecidos en esta época, ya no por sus posiciones más o menos adquisitivas sino por un servilismo ya no hacia una empresa palpable con empresario físico, sino un servilismo hacia esa fantasía demencial de lenguas y patrias?Muchos serán las víctimas, ora físicas ora psicológicas, que se aferrarán a esta nueva cadena en nombre de la izquierda y mientras las gentes quedan adormecidas en nombre del nuevo sueño que se ha alzado en este país como la nueva bandera de la izquierda, perecerán.

Quizás perecerán ilusionados con su País de las Maravillas, pero vendrán nuevas generaciones desencantadas, nuevas generaciones donde no verán caer la estatua de Lenin, sino que verán su nación impoluta, por figurada, con las mismas virtudes y defectos de cualquier nación actual,que se aferra al término arcaico de “una lengua, una cultura, unas costumbres”. En un mundo donde, a no ser que seas un país desgraciadamente subdesarrollado, tiene tendencia a una desaparación quasi Popperiana del término que nos ocupa. Pues nuestros representantes de la izquierda se han alzado en Quijotes de que se está muchísimo más a la izquierda cuanta mayor sea la estima hacia representaciones simbólicas de tierras, no a las condiciones de sus habitantes.Esa izquierda “moderada” ha empezado a perder su honesto nombre, tiempos turbios para las cuestiones sociales.

Anuncios

12 comentarios

  1. Cierto es que han conseguido un nuevo opio del pueblo……..desde luego!!!

  2. Hace tiempo que sigo tu blog BBS, y tengo que felicitarte. Tus lecturas me han servido para muchas cosas:
    En primer lugar para enfadarme. Tanto facherío provoca migraña en gente con un poco de cultura o que se informa por más de un canal/periódico/radio al mismo tiempo.
    En segundo lugar risa. Ciertas opiniones son realmente de risa, o para llorar.. no sé qué es peor.
    En tercer lugar indiferencia. Señores, no sé si ustedes están tan crispados por sí mismos o si la crispación es su principal estrategia política… pero algunos no tenemos ganas de entrar en su juego.
    Gente así, se llamen “nacionales” o “republicanos”, sean americanos o soviéticos, del barça o del madrid… tienden a verlo todo blanco o negro y a provocar guerras (en el caso del fútbol hooligans). Dan grima, vaya!

  3. Marcus Brutus · · Responder

    Siento discrepar contigo,Juan.
    No se puede descalificar una discrepancia porque “crea crispación”.”Crispar”,y “crear crispación”,no son en castellano sinónimos de estar equivocado,de no tener razón en lo que se apunta,de trivializar.
    Por contra,lo de que “crea crispación” se ha convertido,lamentablemente,en otro elemento del lenguaje formular.Ese que usan los que quieren evitar un tema por espinoso,y entonces intentan descalificar a quien intente tratarlo.
    Eso,otra fórmula,otra frase hecha.Como la de “Eso no toca”.O como la de “Así son las cosas y así se las hemos contado”.O como la de “España va bien”.Como ves,las hay para posiciones diferentes,pero todas tienen en común lo mismo:Intentan evadir la discrepancia.
    Supongamos por un momento que en España sigue habiendo izquierda y derecha,y que ambas persiguen objetivos netamente diferentes.Digo supongamos porque lamentablemente,en España la socialdemocracia ya hace tiempo que es la única izquierda que existe a nivel parlamentario,que por supuesto es el único que cuenta para transformar la realidad.
    Y digo supongamos porque la socialdemocracia,lamentablemente,de izquierda lo único que tiene son los gestos de cara a la galería,porque luego,a la iglesia,a la banca,a la patronal… …a esos no les toca ni un pelo.
    Pero si suponemos que la izquierda de este país está aún con el trabajador de a pie,entonces,¿Por qué en Cataluña un partido de izquierdas le ofrece su colaboración para alcanzar el gobierno a un partido de derechas SI APOYA UN PUNTO DE VISTA EN EL DEBATE IDENTITARIO?¿Por qué no se lo ofrece si hace algo para que baje el precio de la vivienda?¿Por qué no es ese el tema que decide a quién se apoya y,sin embargo,sí lo es que sea o no sea una nación la comunidad autónoma?
    No quieren el bien para sus conciudadanos.No están velando por nuestros intereses,solo por los suyos propios.Solo les preocupa que su futuro cargo sea más poderoso que el actual.
    El ejemplo de TV3 no es gratuito,ni imaginario,ni está ahi solo por crispar.Si es la televisión de todos los catalanes,también lo es la de millones de catalanes que escogen expresarse en castellano.Sin embargo,no tiene programación en castellano.Hace dejación de sus funciones.No le interesamos quienes hablamos en castellano en primer lugar.Para ella,los castellanoparlantes somos gente de segunda.Pero tambien pagamos los impuestos con los que se financia.

  4. En efecto: “El que discrepa crispa”.
    Discurso totalitarista, autodefensivo, simplón y único de la sopórifera Teresa de la Vega.

  5. Muy interesante el artículo de I.G.Calatayud.
    Vale la pena seguir denunciando, aunque se nos llame “identitarios” o “crisposos”.

  6. Marcus Brutus · · Responder

    No obstante,creo que el texto de Calatayud incurre,por demasiado generalista,en el error de una injusta teoría que creo justo matizar.
    En Cataluña,por ejemplo,CiU también vive a menudo de las rentas del asunto identitario,de la “construcción nacional”.Y no creo que nadie pueda llamar a Convergencia un partido ” de izquierda”.Así que me parece demasiado simplista identificar nacionalismo separatista con izquierda,ni utópica ni de las otras.

  7. I.G. Calatayud · · Responder

    Marcus Brutus:
    Completamente de acuerdo en que las rentas del asunto identitario beneficia a cualquier ideología que ya anda muy deteriorada en discrepancias sociales.No he visto todavía preguntar en guerras étnicas (y ésto es un ejemplo demasiado drástico pero práctico) sobre la ideología de los seres humanos que han sido objeto de “limpieza”. Quizás he hablado más de la izquierda a la que se le supone de antemano un mayor apego a lo social. Aunque visto lo visto,ando en un mar de dudas.
    Saludos cordiales.

  8. Yo, que me llamo Juan, escribo para destacar que no soy el Juan de más arriba, puesto que a veces he intervenido en estos foros. A mí la página de BBS me ha proporcionado mucha información útil y puntos de vista que afinar y que criticar. Por eso, decir como el Juan de arriba, que es una página “facha” dice de ese Juan lo que no quiero que nadie piense de mí. ¡Qué vergüenza pasaría si quienes me conocen y me tiene por persona y ciudadano ilustrado llegaran a pensar que soy nacionalista!

  9. Jose Castellano · · Responder

    EL NACIONAL CAPITALISMO
    Publicado en “Chispas” (Revista de UCE) número 42 (Septiembre, 2006)
    José Castellano. Miembro de Ágora Socialista.
    Gramaticalmente la combinación de nacionalismo y socialismo sería nacionalsocialismo, un vocablo de tan terrible significado que nunca quise aplicar al partido socialista por las actitudes y políticas en las que lleva tanto tiempo instalado y que lamentablemente dieron como resultado la hegemonía electoral y social del nacionalismo de derechas (CiU) con el acompañamiento de la pseudo izquierda independentista (ERC) y el sometimiento complacido y doloso de la otrora potente izquierda catalana (el propio PSC e Iniciativa per Catalunya, la irreconocible heredera del PSUC).
    Pero al fin creo haber hallado la expresión adecuada utilizando los términos nacional-capitalismo que sin tener tan terribles connotaciones viene a resumir claramente la realidad de una constante degeneración ideológica y de renuncia al espacio del socialismo democrático para acabar revolcándose junto con las demás fuerzas políticas del nuevo régimen catalanista en las turbias aguas del nacionalismo, enfrascadas todas en una alocada espiral reivindicativa que no sabemos como acabará porque la avaricia y la deslealtad institucional fueron siempre consustanciales al nacionalismo tal como ha quedado sobradamente demostrado desde los comienzos del desarrollo autonómico hasta nuestros días.
    Así, podemos ver como ahora mismo, sin ni siquiera esperar al despliegue de un Estatuto de Autonomía tan desmesurado como el recientemente aprobado, y traicionando lo acordado con el resto de España y con los propios ciudadanos catalanes, todas las fuerzas políticas (salvo el aquí irrelevante Partido Popular) se han lanzado a reivindicar en su globalidad el proyecto aprobado en Cataluña antes de su paso por las Cortes Generales empezando por exigir de manera particular e inmediata el traspaso de los aeropuertos de El Prat, Reus, Gerona y Sabadell, competencias muy representativas de lo que he dado en llamar nacional-capitalismo, un capitalismo en nombre de la nación que mediante la depredación de los activos del estado o de las compañía titulares y por lo tanto sin arriesgar ni un euro de sus propios bolsillos abre paso al manejo de ingentes recursos y al disfrute de todas las ventajas de la gestión y del poder, poder de usufructo y poder para dar y repartir utilizando empleos, chollos y prebendas para satisfacción de las elites estabuladas y para mantener y ampliar la numerosa clientela.
    Asimismo, el nacional-capitalismo ha planteado otra gran batalla para controlar las líneas de cercanías de RENFE exigiendo además que el traspaso venga acompañado de una dote de seis mil millones de euros, un billón de las antiguas pesetillas con las que la Generalitat pretende expoliar tan valiosas infraestructuras y que además sean otros quienes paguen las inversiones millonarias durante unos cuantos años. En todos estos casos y en otros muchos que lo fueron y los numerosos que todavía llegarán queda patente el ansia infinita de poder, el acaparamiento de competencias a pesar de la muchas veces demostrada incompetencia, la exigencia de un pastel cada vez mayor a costa de los demás y el acuerdo tácito para usufructuarlo quienes aquí mangonean lo público y condicionan lo privado porque todo ello permite el encumbramiento y la perpetuación de una nueva clase, la nacional-capitalista que salvo en el origen aparentemente democrático es asimilable a la nomenklatura que durante tantos años se benefició del capitalismo de estado hasta la desaparición de la Unión Soviética.

  10. No estoy de acuerdo con las ideas que tienes, pero me parecen textos que por lo menos son muy dignos de leer, solo una aclaración, no me gusta que juntes a Bakunin con asesinos como Lenin o Stalin, bueno, 1 saludo!

  11. Marcus Brutus · · Responder

    Vladimir Ilich no era ningun “asesino”.Meter a Lenin y Stalin en el mismo saco es como confundir a Pablo Iglesias con Jose Luis Rodriguez Zapatero.Salud.

  12. ¿Cuáles fueron los “fracasos” bakunianos? (Por cierto, ¿no será mejor “bakuninianos”?, porque no sé a qué “Bakún” se puede referir el texto). Las experiencias de colectivización anarquista más importantes que conozco son las que tuvieron lugar en Ucrania en 1917 y en España, durante la Guerra Civil. Ninguna de las dos fracasó. Es más, se lograron en numerosos casos formas de autoorganización sumamente eficaces, tanto en las fábricas como en el campo. Y esas experiencias no fracasaron: fueron aplastadas por la violencia de los totalitarios. En Ucrania, por los bolcheviques. En España fueron las botas de los generales las que sirvieron para aplastar estas experiencias. Curiosmente, en esto coincidieron dictadorzuelos asesinos supuestamente enfrentados: el estalinista General Líster y el fascista General Franco. Así que, por favor, a la hora de jugar a hacer historietas, un mínimo de rigor y de conocimiento y menos clichés y lugares comunes, plis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s