Cuatro años de grietas

Cuando empezó la legislatura los nacionalistas reclamaban reformas estatutarias. Hoy exigen referendos de autodeterminación.

Uno de los argumentos recurrentes del nacionalismo de raíz socialista, uno de los que escucharemos más veces durante este curso electoral, hace alusión a la inquebrantable unidad de la patria.

Antes de que Rodríguez et alii pillaran la interesada gripe electoral españolista que en la actualidad padecen, solían acusar a los críticos con apaños legislativos como el estatuto catalán de estar en la inopia. ¿Veis, argumentaban, España no se ha roto? Como si el BOE se tuviera que comportar como los movimientos tectónicos y de pronto, al otro lado del Ebro, tuviera que separarse la tierra al estilo de las películas bíblicas de Cecil B. de Mille.

El caso es que la unidad se ha resquebrajado en España desde muchos puntos de vista. La voracidad reglamentista de los gobiernos regionales ha hecho una parte, y el hacedor de patrias el resto. Hoy los derechos civiles de los ciudadanos son distintos, dependen de las regiones en que estos se encuentran, porque la unidad jurídica y también la económica se han quebrado. Ha surgido la desigualdad territorial con reglas del juego que se aplican en zonas específicas, pero no en toda la nación. Las regiones “nacionalizan” de manera unilateral bienes de interés general que pertenecen a todos los ciudadanos del país. Y es frecuente contemplar el lamentable espectáculo que ofrece el Gobierno sentándose a negociar de igual a igual con determinadas delegaciones regionales como si se tratara de naciones de verdad.

Mientras tanto se ataca de mil maneras cualquier idea que suponga reforzar los vínculos que nos unen, llámese idioma, instituciones, tradiciones, fiestas populares o competiciones deportivas. Y desde el Gobierno se toleran todas esas agresiones, cuando no se alientan.

El nacionalismo socialista llegó al poder acusando al PP de haber dividido y enfrentado a los españoles y de haber atacado injustamente los legítimos derechos de algunas regiones. Pero casi cuatro años después, la división radical del país en dos bandos es un hecho. La agresión permanente contra la mayoría de la población (también en las regiones gobernadas por etnicistas) y la crispación han alcanzado cotas que resultan francamente preocupantes.

Cuando empezó la legislatura los etnicistas reclamaban reformas estatutarias. Hoy exigen referendos de autodeterminación. Rodríguez llegó a Moncloa asegurando que iba a sentarse a hablar con los nacionalistas y se comprometió a que después de ese proceso, los problemas se resolverían. Pero al final del trayecto lo único que hemos encontrado son procesos de secesión.

El país no se ha roto. Todavía. Como dijo el otro día el presidente del Gobierno, necesita un segundo mandato para terminar la faena.

Anuncios

13 comentarios

  1. Me gusta el analisis que haces, mucho mejor que el otro dia cuando decias que los nacionalistas huelen.
    Dices que hoy los derechos civiles son distintos, y esto no es verdad. Ya en los años ochenta toreros andaluces se casaban segun el codigo civil catalan para tener que pagar menos si luego se divorciaban.
    tu te das cuenta correctamente que hay gente que no quiere jugar a futbol con la camiseta española y prefiere jugar con la catalana, gallega o la que sea. El problema es que el proyecto español no es atractivo, y en tu blog se leen muchos motivos de porque cada dia mas gente se distancia de este proyecto. Imponer la bandera española es un error, deberia ser atractivo llevar esa bandera pero lo que haceis imponiendola y llevando a juicio quien no lo hace es dar relevancia a quien no quiere llevar esa bandera.
    Lo que consiguió Rajoy haciendo manifestaciones en defensa de la nación española es que esa bandera no sea de todos, sea solo de quien tiene esas ideas que algunos vemos retrógadas. Entiendo que a muchos les gusten. Pero hacer de la enseña española una bandera partidista es un error. Y en esto Zapatero está en lo correcto. ZP es un nacionalista español aunque tu creas que no. Y es bueno para España que otro partido defienda la bandera española.
    Es mucho mejor para el nacionalismo español Zapatero que Rajoy. Según he leido, la reforma del Estatuto catalan nació para pelearse con el PP. Yo no sé que hubiera pasado si el PP hubiera mandado cuando el 90% de los diputados catalanes aprueban reformar el Estatuto y el gobierno español se negara (como hubiera pasado si mandara Rajoy). Pero creo firmemente que es mucho mejor para la nación española aprovar ese Estatuto catalan pactado en la moncloa que no consigue ni la mitad de lo que tienen ahora los vascos. Evidentemente este es el motivo que ahora algunos catalanes quieran un referendum. En esto, ZP es demasiado buen nacionalista español.
    Ah, y tambien es evidente (des de mi punto de vista) que Rajoy con conseguirá nada en las proximas elecciones. Y no lo conseguirá porque no tiene proyecto político. Que quiere Rajoy? anular el estatuto de Catalunya? ilegalizar a todos los ediles que no acepten la enseña española? bajar impuestos? En estas frases no hay nada, ni una sola idea viable. Y he dicho expresamente bajar impuestos porque aunque si que es una idea, viene en el manual del buen político. Y si quiere ganar va a tener que decir alguna idea suya no qualquier bobada de manual.

  2. mai9:Está comúnmente aceptado que España es un país democrático de aucerdo con los criterios en vigor.Los españoles,en determinados momentos,se dan leyes que deben obedecer todos en todas las partes de España.Dichas leyes provienen de los representantes democráticamente elegidos por el pueblo mediante las urnas.Nada de imposiciones.
    Una vez aprobadas dichas leyes de obligado cumplimiento para todos,lo que no se puede permitir es que haya unos cuantos listos que se nieguen a obedecer las leyes que no les gustan.La ley es la misma para todos.O la derogamos,o la cumplimos todos.
    Decidamos entre todos acabar con las leyes que establecen la obligatoriedad de los símbolos públicos.Entonces podremos hacerlo sin que pase nada.No es imposible.
    Ahora bien,mientras estas leyes estén en vigor,debe perseguirse y castigarse con rigor.Nadie debe quedar impune si incumple una ley,sea el quien sea y sea la ley que sea.
    Y más aún porque este mismo verano hubo detenidos en Reus por quemar una señera.Es decir,estos caballeros que no respetan la bandera española obligan a que se respete la de ellos.

  3. Esto hay que pararlo de cualquier manera. Los naZionalistas han utilizado nuestra joven democracia para imponer dictaduras en Galicia, Vascongadas y Cataluña.Fuera los traidores a España,que paguen su culpa, fuera Psoe.

  4. Españññññña rota? Vaya por Diós!! Os recomiendo el libro “La España invertebrada” de Ortega y Gasset, que como sabreis gracias a vuestra desaforada cultura, es de un sólo autor y no precisamente sospechoso de ser nacionalista catalán, vasco o gallego. Este pensador sí que dió en el clavo! A ver si algunos toman nota y se dan cuenta que las cosas no han canviado mucho desde hace 75 años. Y no os recomiendo la novela “El árbol de la ciencia” de Pío Caro Baroja porqué direis que era un nacionalista vasco. Venga a seguir igual, que levantais el ánimo de la gente.

  5. Estoy recomendando a los españolistas que no nos vengan con eso de imponer la ley y el señor Marcus Brutus me viene con las mismas. El referendúm de independencia lo queremos porque no hay dialogo con quien no quiere escuchar.

  6. Cuando se establece un pacto entre dos partes y una de las dos quiere cambiar sus condiciones,necesita el consentimiento de la otra.Y si la otra no está de acuerdo,es lógico que el pacto permanezca como está.
    Si queréis que las cosas cambien,no basta con que vosotros queráis.
    Que pretendáis obligar a la otra parte a estar de acuerdo sí o sí,os define.
    Que “recomendéis” que “no vengamos” con eso de que las leyes las tenemos que cumplir TODOS POR IGUAL,os define.
    Y claro,como “no se os quiere escuchar”,pues “referendum de independencia”.
    Eso sigue demostrando vuestro alto nivel de miras.Si no se os concede un capricho,entonces que se os conceda otro a cambio.
    ¿Por qué no dejáis de una vez de creeros tan importantes como para que se os tenga que hacer caso sí o sí?

  7. Marcus brutus;
    Estamos otra vez en las mismas que en la anterior discusión. Hemos llegado a un punto en que hemos dejado de lado aspectos importantes del día a día para enzarzarnos en posiciones maximalistas que no llevan a ninguna parte. Destacais del fin de la igualdad de derechos para todos los ciudadanos cuando estamos hablando de una constitución que, por ejemplo, define desigualdades territoriales en relación a la financiación autonómica entre distintos territorios en función de unos “derechos históricos” o en cuanto a los derechos y obligaciones de la familia real en relación a los demás ciudadanos.
    Por otro lado, haces referncia al cumplimiento con rigor de las leyes de las que nos hemos dotado a través de nuestros representatnes políticos. nada que objetar en principio, pero para derogar leyes que no nos parecen justas, aceptables o eficaces, debe de poder manifestarse el desacuerdo con las mismas. Personalmente, me parece horroroso que a alguien se le pueda detener por la quema de una bandera “Regional”,”nacional”, “institucional” o lo que se quiera porque, segun mi escala de valores, debería prevalecer la libertad de expresión entendiendo que las banderas no son más que la expresión textil de un Status Quo institucional.
    Pero tambien me parece fatal que se pueda detener a alguien por injuriar al rey, antes de detener a alguien por proferir amenazas de muerte a un ciudadano normal (no perteneciente a la familia real) llámese Fernández Diaz o Carod Rovira que me da igual.
    En este sentido, todos tenemos tendencia a ofendernos más por aquellos que atentan contra los derechos que considermaos más próximos y mostramos una actitud mucho más laxa por otros que no nos importan tanto, Es por ello que las “verdades” así en abosluto me parecen siempre discutibles, incluso las mías.

  8. Pere:En primer lugar,estoy de acuerdo contigo en que nuestra legislación actual mantiene algunos ejemplos patentes de trato desigual,porque es una obviedad innegable.Pero espero que estés de acuerdo tú conmigo en esto:que una ley, del rango que sea,sea mejorable,no es razón suficiente para violarla.Por lo que creo que,teniendo razón en tu comentario,eso no excusa lo sucedido.
    En segundo lugar,comparto tu opinión sobre la quema de banderas.Yo,personalmente,me opongo a los delitos de opinión,por ejemplo.Pero como en el anterior caso,te digo que estar en desacuerdo con una ley en vigor no me parece razón suficiente para violarla.La objeción de conciencia,la desobediencia civil,son temas demasiado serios,de demasiada trascendencia como para tomarlos a la ligera.Justificar que un individuo,o un grupo reducido de ellos,viole una ley porque no la comparte,y después quede sin castigo,me parece una muy peligrosa invitación a cada ciudadano en particular para que decida libremente qué ley obedece y cuál no,en qué caso las obedece y en cuál no.No creo que el lugar a donde se llegase legitimando esos comportamientos fuera bueno para nuestra comunidad,y ahora no me refiero a la autónoma.
    Yo también creo que,sensu stricto,no todos los españoles somos iguales ante la ley en todos los casos.Pero también creo que así como el fondo debe respetarse,la forma también importa.O sea,que esa desigualdad debe cambiarse de maneras concretas que expresen DE MANERA OBJETIVAMENTE COMPROBABLE la voluntad de la mayoría de los ciudadanos de cambiar esas leyes que no se consideran justas.
    Incluso uno de los personajes de ficción más fascistas que he conocido,Harry Callahan,alias “Harry el sucio”,(hay que recordar que es un inspector de policía,no un militar,ni un político,ni un terrorista),viene a decir que aunque detesta el sistema,mientras nadie realice los cambios necesarios por el procedimiento adecuado,lo defenderá.
    Un último punto:Cualquiera que haya leído a los sofistas,por ejemplo,está de acuerdo con la necesidad de poner en discusión las “verdades absolutas”.Pero ojo,porque no hay que quedarse ahí.Lee también a Brentano(por ejemplo:«toda consciencia es consciencia de algo (externo o transcendente a la consciencia)»).Relativizar no es sinónimo de negar.Por eso puse la mención a los seguidores madridistas detenidos en reus por quemar la señera.Los hay,y seguro que lo sabes,que quieren que quemar la bandera de España no sea punible,pero aprueban que se castigue a quien queme “su” bandera.Éstos no creen que quemar una bandera no sea grave,no defienden la libertad de hacerlo.Sobre todo,no la que ellos digan.Menudos demócratas.

  9. Marcus Brutus;
    Estamos de acuerdo en lo esencial. Diferimos tan sólo en el derecho a objetar. Dices que se deben dar las circunstancias “objectivamene comprobables” para poder cambiar una ley y eso nos lleva a nuestro anterior debate sobre la participación democrática de la ciudadanía y ,por consiguiente, a la necesidad de fomentar la participación ciudadana en la política.
    Si no es así ¿Cómo se hace para reconocer las circuntancias “objetivamente comprobables”? En cualquier caso, defiendo el derecho a provocar públicamente y , como tú, creo que debe prevalecer la libertad de expresión sobre los sentimientos nacionales vengan de donde vengan y caiga quien caiga.
    Fíjate si no, que tus argumentos te llevan a citas “fascistas” segun tu propia mención, que se contradicen con tu propia forma de pensar, dicho esto desde la admiración por las pelis de Clint Eastwood.

  10. Pere: ¿Que cómo se comprueba objetivamente que es una mayoría la que desea la retirada de una ley o su derogación? Pues fácil:Recogiendo firmas en lugares públicos,convocando caceroladas,o simplemente saliendo a la calle en gran número,por ejemplo.¿Acaso no lo hicimos cuando lo de Miguel Angel Blanco?¿Acaso no salimos en masa a gritar:”Llibertat,amnestia i estatut d’autonomia”? Podemos fácilmente salir a la calle a pedir lo que queremos.
    El problema es que ya desde el franquismo el españolito de a pie “no se mete en política”,deja la política a los políticos,y así va el país.Un país de millones de currantes anónimos liderado por políticos burgueses que luchan por sus prebendas.
    Mi alusión a Harry el sucio no es porque crea que la cita es fascista,sino precisamente porque un personaje que sí lo es,es capaz de tener al menos un pensamiento de lo más cívico.Deberían aprender de esa frase aquellos políticos que siguen usando el odio para manipular a la gente para conseguir sus fines a cualquier precio.

  11. Marcus:
    Sobre lo de Harry, yo hacía referencia a la perversidad propia de la cita. La frase está muy bien, pero Harry la usa como comodin para poder seguir ejerciendo la violencia y en este sentido, la idea que subyace en tus argumentos es que como para variar el Statu Quo actual, deberíamos contar con todo el pais, pues lo lógico es seguir como estamos.
    Si una parte de España, sea por una ensoñación nacionalista, sea, como apunta Mai09, porque quien defiende la unidad, lo hace exponiendo un modelo poco atractivo para determinadas periferias, desea secesionarse, con las actuales reglas de juego le resulta imposible. No se establece en el actual marco jurídico una posibilidad para que esto suceda.
    Francamnete yo sí salí a la calle para pedir la liberación de Miguel Angel Blanco, y por la noche, me enfadé mucho con la lectura que de aquellas manifestaciones se hicieron desde el poder. Yo aquel día salí para decir simplemente YA BASTA, y lo que ha sucedido posteriormente no ha hecho más que engrandecer las diferencias entre demócratas y favorecer las posturas reaccionarias y las terroristas. Quizá es por ello que la gente ya no sale a la calle como salió aquellos dias. Tienes toda la razón cuando apuntas que los políticos dan la sensación de no tener más objetivo ue el de perpetuarse en sus prebendas a cualquier precio

  12. Pere:Si la voluntad de una minoría se impusiera,cualquiera que fuese el motivo,a la de una mayoría,la forma de gobierno que encumbraría esta práctica se denominaría oligocracia,(del griego oligoi = pocos),y ya no sería una democracia.
    La composición de España es un asunto que nos afecta a todos los españoles y no solo a los catalanes,que respecto al conjunto de españoles siempre serán minoría,incluso en el caso de que todos ellos estuvieran de acuerdo unánimemente,que no es el caso.
    El famoso mantra de que el destino de Cataluña debe estar solo en manos de los catalanes sería cierto de no ser porque cataluña no es un énte independiente,y lo demuestra aceptando dinero que proviene de la caja común,es decir,que no ha sido recaudado únicament een Cataluña ni mucho menos.
    Incluso alguien tan independentista como Carod disfruta en funcion de su cargo autonómico de prebendas que pagan todos los españoles,y no solo los catalanes.Por supuesto,que provengan de esa España con la que él no se identifica no es causa suficiente para que se plantee renunciar a ellas sino que se agarra a su poltrona.
    No somos,ni con mucho,el primer país del mundo que no se presta de buen grado a escisiones en su territorio.No debería hacer falta recordar cuál fue el motivo de la guerra civil estadounidense,y en aquel caso el principal motivo de los que querían escindirse-mantener la esclavitud-era tan bastardo a mi juicio como el que tratamos.Y aclaro ahora mismo que no estoy diciendo que justifique una guerra civil en ningun caso.Solo digo que a veces nos pintan como si cometiesemos una injusticia única en la historia de la humanidad aquellos que nos oponemos a este concreto “independentismo”.
    Si nuestro marco jurídico no deja margen para la oligocracia,yo al menos no lo siento.Me alegro mucho.Porque lo que no es cierto es que no tengan posibilidad de conseguir sus fines,si consiguen la aprobación de la mayoría de españoles.pero claro,como ese requisito no lo consiguen,simplemente,intentan saltárselo.A eso le llamo yo saber perder.

  13. Que sí Marcus, que sí. Yo entiendo el funcionamiento de la democracia, pero si por un momento te pones en el lado de los que intentan cambiar ese marco democrático, se toparán con una argumentación como la tuya: Impecable, cierta, irrefutable y ante esta situación, se sucede la frustración colectiva, aparecen los líderes mesiánicos capaces de absorver el descontento popular y tal como apuntas “como ese requisito no lo consiguen,simplemente,intentan saltárselo”.
    ¿Por que no jugársela? Si como siempre oigo decir por esta página, la ” Mayoría silenciosa” en Catalunya, no está por las ensoñaciones soberanistas, y la mayoría de la sociedad se siente tan española como catalana, porqué no lo planteamos ya, e impedimos la continuación del doble discurso nacionalista ( en alguna parte he leído “nazionanista”, término que me ha hecho siempre mucha gracia por lo acertado). Tras el final del aznarismo y la continuación del zapaterismo, caracterizado por la encumbración de políticos con escasa formación y justita capacidad intelectual, no veo más que batido de lodo político y acentuación de las posiciones más frentistas entre España y su periferia, en una espiral que, a mi modo de ver, no hace más que beneficiar a aquellos que aspiran a imponer sus oligarquías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s