La Vanguardia no rectifica: se pone de puntillas

El periódico La Vanguardia, que participa en empresas xenófobas especializadas en propagar la pedagogía del odio, como el panfleto Avui, publicó el lunes, día 24 de septiembre, un editorial titulado Eso no es catalanismo, en el que los ingenuos de turno quieren ver una rectificación en la línea nacionalista de este medio.

El editorial critica las últimas proezas “nacionales” del catalanismo a raíz de la pasada “diada borroka”: el numerito del payaso Joel Joan, la quema de fotografías de los Reyes, la proliferación de actos terrorismo callejero, la aparición de grupúsculos de digamos “intelectuales” poniendo fecha a pintorescos referendos, etc. Dice, entre otras cosas, el mencionado texto:

“De un tiempo a esta parte, proliferan las manifestaciones de un soberanismo de corte maniqueo, con frecuencia maleducado e hiriente, que envenena las relaciones de Catalunya con el resto de España estableciendo una relación de vasos comunicantes con el españolismo catalanofóbico, su gran beneficiado. La comprensión o el silencio que han rodeado la quema de fotos del Rey en Girona y la conversión del engreído treintañero incendiario en mártir de una supuesta España represora son el último capítulo de un bochornoso serial ideológico. Protagonistas de tal serial son las plataformas independentistas – que obtienen un tratamiento periodístico muy por encima de su representatividad- y algunos personajes pintorescos: aquel celebrado actor que no consigue diferenciar los ingeniosos balbuceos de su personaje televisivo de la lamentable charlatanería de sus mítines; o aquel destemplado jurista que ha conseguido notoriedad denunciando a un Estado de cuyo aparato participa.”

Los mismos que en toda España, y especialmente en Madrid, consideraban a Jordi Pujol como un gran estadista y un hombre de Estado, suponen que La Vanguardia recupera el sentido común. Se equivocan de nuevo. Como se equivocaron hace cuatro días jaleando las declaraciones de Durán Lleida cuando jugaba a estar enfadado con Artur Mas.

Los ingenuos de guardia de nuestro sistema democrático, situados en todo el arco parlamentario, todavía creen que hay diferencias entre el nacionalismo “amable” (Ibarretxe dixit) y el nacionalismo de ETA, o el de las Candidaturas de Unidad Popular y el de Alerta Solidaria, nombres estos últimos que acogen a lo más florido del KKK catalanista, esto es, a los hijos de los dirigentes y militantes de CiU, ERC, PSC e IC-V y a sus respectivos palmeros mediáticos.

A estas alturas de la historia, la miopía política ya no es permisible y quienes la practican no son merecedores ni del beneficio de la duda: o son imbéciles, o son unos sinvergüenzas.

La Vanguardia ha hecho con este editorial lo que lleva haciendo desde que todos éramos pequeños: arrimarse al árbol que más sombra puede proporcionarle revistiéndose del sacrosanto seny. El periódico no cuestiona el movimiento nacionalista (que no partido) gobernante en Cataluña desde hace 30 años. En absoluto. Lo que hace con su editorial es reñir a los chicos malos, a los hijos de los del seny, y mostrar el camino correcto: no hagamos tanto ruido, que entonces en España nos miran mal y tardaremos más en conseguir lo que queremos.

“Catalunya –que ha salido muy fatigada del reciente cambio estatutario– necesita cordura, seriedad e inteligencia para poder plantear sus justas reivindicaciones y debe exponer sus necesidades armándose de razón, no de excesos. Nada puede perjudicarla más que aparecer identificada con posiciones infantiles, extremistas. Es evidente que este soberanismo ruidoso y ensimismado perjudica a la causa de Catalunya, pues provoca más recelo entre los propios catalanes que seducción.” (Eso no es catalanismo, La Vanguardia, 24.9.07)

La Vanguardia quiere ser la cara seria y rigurosa del nacionalismo (en el supuesto de que tal cosa fuera posible). Quiere ser al etnicismo catalanista lo que El País a la izquierda en España. Pero también quiere ser El Periódico y a ratos es el Avui. Y claro, todo no se puede, amiguitos.

Anuncios

17 comentarios

  1. http://bcn.vdevivienda.net/textos/la-vanguardia-medios-de-especulacion/
    “La Vanguardia es propiedad del Grupo Godó,
    el primer holding de comunicación de Cataluña. El Sr. Javier Godó y Muntañola es su presidente-editor…
    El señor Javier Godó forma parte del consejo de administración de La Caixa y de la inmobiliaria Colonial…”

  2. Artículo de Félix de Azúa sobre las amenazas de Oriol Malló en el periódico Avui
    Desde el centro de la diana
    Parte del dinero que garantiza la supervivencia del diario Avui lo han puesto, el editor Lara, y el Conde de Godó. ¿Por qué dos de los más ilustres apellidos del franquismo catalán están financiando a los ultras?
    (…) Hará cosa de un mes, un grupo de amigos y conocidos publicamos un documento implorando la creación de un partido no nacionalista en Cataluña (…). De inmediato se nos lanzaron a la yugular medio centenar de columnistas y opinadores sin esgrimir un solo argumento aunque sí sus afilados colmillos; los políticos se alisaron las vestiduras mirando hacia el techo; y el primer consejero (la persona más importante de Cataluña después de Maragall) nos insultó desde la televisión nacionalista, cuyo déficit pagamos los insultados.
    Ya lo esperábamos. Nos habría disgustado mucho no haber recibido los improperios habituales. Lo que no podíamos imaginar es que nos amenazaran de muerte. (…). Un articulista del Avui, miembro de Esquerra Republicana, pedía a gritos nuestra eliminación física. Riguroso. Que nos pegaran cuatro tiros. (…).
    Observe el lector foráneo que el Avui es el diario del nacionalismo ultramontano, que casi nadie lee, pero que arrastra una deuda tremenda. Maragall les ha regalado este año casi dos millones de euros, pero lo que faltaba para garantizar su supervivencia lo han puesto, mano a mano, el editor Lara, dueño de casi toda la edición catalana, y el Conde de Godó, dueño del muy subvencionado diario La Vanguardia (que a día de hoy no ha informado sobre las amenazas) y de media tonelada de televisiones y radios que le regaló Pujol.
    Que yo esté pagando con mis impuestos a los tipos que cobran por amenazarme de muerte me parece hacer el capullo. Sin embargo, aún me parece más surreal que el resto del sueldo se lo paguen Lara y Godó. ¿Por qué dos de los más ilustres apellidos del franquismo catalán están financiando a los ultras? Cuando nosotros pedimos un partido no nacionalista en Cataluña estamos pidiendo, también, un partido ajeno a la alianza entre el mundo de los grandes negocios locales y el nacionalismo. Porque el caciquismo y aquello que antes se llamaba “la oligarquía”, son la base misma del nacionalismo, su más firme fundamento.
    ¿Por qué precisamente Lara y Godó? Porque los potentados que crecieron con el franquismo, las fortunas del franquismo, están financiando desde el inicio a los partidos nacionalistas (…) descubrieron muy pronto los notables beneficios de semejante simbiosis. El presupuesto de la Generalitat se eleva a tres billones de pesetas anuales. Es el mejor negocio de la región. Y de muy precario control.
    Recuerden ustedes que los primeros munícipes de Pujol, en su carrera por el monopolio del poder rural, eran casi todos ellos políticos franquistas. Que ése era también el llamado “mundo de los negocios” de Pujol. Y ese sigue siendo el mundo real, el verdadero, de los jefes nacionalistas. Así se entiende que el Estatut, un asunto que sólo importa al 6,5% de la población catalana, sea imprescindible para el suave deslizamiento de la correa de transmisión que une el poder económico local con la Generalitat.
    No por otro motivo insistimos hasta ponernos pelmazos en que no hay ni puede haber nacionalismo de izquierdas. Y de ahí el disgusto que algunos tenemos con los socialistas, último bastión laico que nos quedaba.
    Si comparan ustedes con Italia, un país bastante parecido al nuestro, sobre todo en lo malo, constatarán la diferencia. No hay dos “naciones” más diversas que la República de Venecia y el Reino de Sicilia. (…) son tan diversas como Austria y Túnez. Y sólo se unieron hace cuatro días, no cuatro siglos. Sin embargo, jamás la izquierda italiana ha permitido la menor vacilación sobre la Constitución italiana. Cuando ha aparecido un partido nacionalista, la Liga del Norte, ha sido con todas las características de un partido cripto-fascista, es decir, un partido empeñado en hacer más ricos a los ricos. Y naturalmente gobiernan con los fascistas de Fini y con Berlusconi, que es como quien dice la madre del cordero.
    No hay nacionalismo de izquierdas ni aquí, ni en ningún otro lugar del mundo. El nacionalismo es un disfraz del poder económico, su refugio y su coartada. En consecuencia, empiezo a creer que a nosotros no nos ha amenazado de muerte un militante de Esquerra Republicana sino los poderes fácticos. Como en una novela de Vázquez Montalbán o de Sciascia. Y eso ya da más miedo.

  3. GODO Y PLANETA SE PERFILAN COMO NUEVOS DUEÑOS
    El diario ‘Avui’ cambiará de propiedad en el mes de noviembre
    EUROPA PRESS
    http://www.elmundo.es/elmundo/2004/11/04/comunicacion/1099575468.html

  4. http://www.minutodigital.com/noticias/1726.htm
    Estatuto catalán
    ¿SE MERECE EL PLANETA UN BOICOT?
    El día 8 se pone a la venta el premio Planeta de novela. El dueño de la editorial, José Manuel Lara, es accionista del diario ‘Avui’ y ha pedido, junto con otros empresarios catalanes, la aprobación del Estatuto separatista. José Manuel Lara Bosch, presidente del Grupo Planeta, se ha ganado a pulso que los españoles opuestos al nacionalismo catalán le respondan con un boicot idéntico al que sufren el cava y otros productos catalanes.

  5. Hola defensor de la libertad y de los oprimidos en Catalunya. De esto no vas a hablar?
    http://www.avui.cat/article/tec_ciencia/6747/la/ue/elogia/model/linguistic/catalunya.html
    Se te notará demasiado la afiliación política, eh!! Lo mismo con lo de Frankfurt. Ya es triste que desde Europa os tengan que desmentir. Ahora, vosotros siempre habeis sido más pro americanos, verdad?

  6. http://periodistas21.blogspot.com/2004/12/avui-une-planeta-god-y-la-generalitat.html
    Avui une a Planeta, Godó y la Generalitat
    ¿Puede tener credibilidad un diario sostenido por el editor de La Razón, el de La Vanguardia y la Generalitat de Cataluña? Extraños socios para Avui, el periódico que el nacionalismo convergente montó hace un cuarto de siglo para fomentar la nación catalana.
    El maridaje entre medios y poder ha traspasado muchas fronteras en España, pero nunca hasta el punto de que un gobierno y dos editores privados fueran socios en una empresa informativa…

  7. LaMalla.net | Godó i Planeta es queden amb
    l?Avui
    elmundo.es | La Generalitat se reserva el 20% del capital de ‘Avui’, cuya cabecera se quedan Godó y Planeta
    P21 | Los acreedores detienen el sueño
    P21 | Dos sueños se unen en Avui
    P21 | El catalanismo une
    P21 | La Generalitat ajusta cuentas con la prensa
    P21 | Aquí no ha pasado nada

  8. Excelente entrada Bye bye spain. Gracias.

  9. BBS:
    Has dado en la diana. No existe el nacionalismo moderado, existen diversas formas de practicar el nacionalismo, y el peor nacionalismo es el menos visible, el que practican partidos “moderados” como CiU o partidos que ni siquiera se autodefinen nacionalistas.
    El nacionalismo siempre es extremista y totalitario en sus fines, independientemente de la estrategia empleada para llegar a ellos.

  10. “Ese “soberanismo de corte maniqueo, con frecuencia maleducado e hiriente, que envenena las relaciones de Catalunya con España” no es una consecuencia del cambio climático; nació del catalanismo victimista construido por Jordi Pujol.”
    Antonio Robles en LibertadDigital:
    http://www.libertaddigital.com/opiniones/opinion_39582.html

  11. “Ese “soberanismo de corte maniqueo, con frecuencia maleducado e hiriente, que envenena las relaciones de Catalunya con España”
    Esta frase acepta que Cataluña no es España…

  12. He encontrado un artículo que nos da más claves sobre este asunto.
    http://ciudadanosenlared.blogspot.com/
    El Oasis catalán, la Palmera Datilera y su cielo Estrellado
    Categorías: Firmas Invitadas, La Casa Nostra Catalana
    ¿Causalidad o Casualidad?. Cuando pensaba en cómo titular este artículo, vino a mí mente el de una película, aunque con un pequeño retoque sintáctico: “Lo que la verdad “no” esconde”, porque en este, nuestro Oasis catalán y a la luz de nuestro cielo estrellado, observo que la pobre palmera datilera está agotada.
    Si la sociedad catalana fuera un fruto, seria un dátil, jugoso y dulce en pleno desierto, para calmar el hambre y los sentidos, pero nuestra palmera está agotada de tanto parir dátiles, y de tan poco riego la están secando, por eso los dátiles son cada vez menos grandes y menos dulces.
    Los Oasis, con su microclima producen la humedad y el agua necesaria para que la palmera viva y germine, pero cuando algún elemento del sistema hace que se pierda el equilibrio, el microclima se distorsiona, y ni siquiera el cielo lleno de estrellas puede salvar a la palmera de quedarse seca, no dar frutos, o darlos inservibles. Entonces el Oasis desaparece y sólo queda el desierto de arena improductivo
    Observando el Oasis catalán este mes de septiembre, he reparado en unos hechos que no sé si son producto de la casualidad o de la causalidad.
    Corre en los ambientes políticos una frase que propicia mis dudas, se dice que: “en política no hay casualidades”. Pero yo que no soy un animal político, no estoy muy segura de la veracidad científica de dicha frase, vamos, que no sé si de ella se deriva una ley de causalidad que se cumple siempre, o simplemente que unas veces se cumple y otras no.
    Los hechos tozudos, sin embargo, nos advierten que a veces lo que ocurre es que pasan cosas, y los más listos y hábiles saben sacar provecho de ellas, y entonces parece que ha habido una casualidad, cuando en realidad ha habido una causalidad..
    ¿Cambios en el ecosistema?
    Pero volviendo a nuestro Oasis, veo que este mes de septiembre se presenta en sociedad un holding de la Caixa, miembros destacados de este grupo empresarial son a la vez miembros importantes de La Vanguardia, que a su vez son accionistas de A3TV,que también lo son del holding editorial del Grupo Planeta. Paralelamente la Caixa será patrocinadora de la selección española de fútbol.
    Casualidad que A3TV en el programa 360 grados haya realizado un debate sobre: ¿España se rompe?. Y casualidad que la Vanguardia se haya posicionado esta semana ligeramente en contra de los independentistas catalanes.
    Causalidad que en el Parlamento catalán, el portavoz de ERC diga públicamente que “el catalanismo es una formula del siglo pasado, y hay que reinventarla…”
    ¿Será el independentismo catalán actual un elemento desestabilizador del Oasis catalán, que pueda llegar a perjudicar al cielo Estrellado?
    ¿Será el Gobierno tripartito catalán actual un grupo de incompetentes que nubla el cielo Estrellado?
    ¿Están los grandes agentes económicos catalanes preocupados por la perdida del equilibrio climático en el Oasis catalán?
    ¿Podrán seguir brillando las Estrellas catalanas en el Vergel español?
    Claro que en este Oasis estrellado, sucede que esas mismas empresas y las familias que las regentan, y que ahora parece están preocupadas por lavar su imagen en España, para seguir cultivando su bolsillo en la Bolsa española, son las que también iluminan la vida económica, cultural, ideológica y política en el Oasis catalán.
    Son precisamente estas familias, las que cortan el bacalao en el ecosistema cuatribarrado, y las que patrocinan plataformas nacionalistas que están en contra del idioma castellano en Cataluña, y plataformas deportivas que promueven las selecciones catalanas independentistas. Son estas familias, en total menos de una decena, las que iluminan los contenidos del diario AVUÍ, de las emisoras de radio y de la TV nacionalista catalana, lugares donde machaconamente se construye virtualmente la nacionalidad catalana que los Dioses del cielo Estrellado también llevan en sus corazones.
    Pero parece que algo nuevo está ocurriendo en este Oasis nacionalista, cuando los grandes agentes económicos catalanes están dando toques de atención a sectores independentistas como ERC, para que moderen su discurso (o lo dilaten en el tiempo), no sea acaso que se vaya a secar la palmera datilera, porque una cosa es lo que llevamos en el corazón y otra cosa lo que llevamos en la cartera.
    La pela, es la pela
    La pela, es la pela, y esos poderosos grupos económicos, aunque guarden en su corazoncito una idea virtual, romántica y modernista de Cataluña, por aquello de que de padres a hijos se heredan gustos y disgustos, no se sabe muy bien si por genética, aprendizaje, por una mezcla de ambos, o por la intercesión del Espíritu Santo, discriminan perfectamente entre corazón y caja fuerte.
    Pero dudo que el cardiólogo encuentre el corazón de estos privilegiados precisamente en el tórax, a la izquierda, como el de cualquier ciudadano; pues por extraña determinación, se suele situar en la pelvis, cerca de la entrepierna, ya sea a la izquierda o a la derecha, más bien hacia el exterior.
    Pero ese problema de tener cómodamente instalado el sentimiento en la “renaixença” y la razón en el presente económico, sólo lo tienen las personas poderosas, las que circulan por los altos planos de este Oasis nuestro, son personas cosmopolitas que viven aquí y ahí, que sus hijos van a colegios exclusivos donde se pueden dar el lujo y la excepción de estudiar en castellano, en catalán y en una tercera lengua, se encuentran por encima del bien y del mal, se encuentran cual dioses del Olimpo en ese alto cielo Estrellado, desde donde pueden seguir rigiendo nuestros destinos al amparo de las estrellas.
    Yo vivo abajo, en el Oasis terrenal, como la palmera Datilera, con las raíces dentro de la tierra y las ramas en el cielo, dependiendo de la escasa agua que recibo, y dando dátiles sin parar para beneficio de los Dioses. Y como a la palmera datilera, me preocupa la sequía, me preocupa el precio del pan, de las coles y los mariscos para la paella del domingo, me preocupa que mi hijo no pueda aprender castellano en la escuela catalana, me preocupa que no haya libertad de prensa en Cataluña, me preocupa que no haya libertad lingüística en la TV catalana, me preocupa que se multe a mi tendero por no rotular en catalán, me preocupan tantas cosas.
    Y mientras yo me preocupo de las cosas de la tierra, los de la red de oro siguen a lo suyo, tejiendo de estrellas el cielo del Oasis catalán, y si pueden también el cielo del Vergel español, libres ellos de los problemas mundanos, sólo se ocupan de seguir tejiendo su red de estrellas doradas.
    Y parece que desde el cielo Estrellado los Dioses están anunciando a los actores políticos nacionalistas catalanes, por TV, prensa, y vete a saber por dónde más; quizás por los despachos, quizás por el boca a boca, quizás una cenita por aquí y una llamadita por allá, que tengan más mesura en sus haceres y sus decires, porque eso de la nación catalana está muy bien, pero que se la pongan en el corazón como los propios Dioses hacen, que nos la sigan imponiendo a las pobres palmeras datileras catalanas en los colegios, en los comercios, en la Administración, en la TV catalana, pero ojo no vayan a pasarse y dejen seca a la palmera datilera ya sea catalana o española, porque la pela, es la pela.
    Los Dioses del Olimpo catalán, llevan el nacionalismo en el corazón, el Euro en una mano, y el Pompeu Fabra, en la otra.
    Libertad Buensuceso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s