¿Qué es el patriotismo para la izquierda?

El presidente del gobierno socialista ha propuesto una nueva formulación del patriotismo en un reciente encuentro con periodistas. Lo llama “patriotismo alternativo”. Consiste en… nada.

Mientras Setién nos recuerda a todos que la vileza y la atrocidad pueden anidar en el alma más inesperada (“Lo fundamental para ETA es educar a la sociedad en el conflicto“), Rodríguez sigue repartiendo definiciones para designar lo que quiere borrar del mapa. Pocas veces el responsable político de una nación ha sido tan alérgico a la idea que encarna su propia nación. Desde que en 2005 definiera la patria como la libertad, el presidente del Gobierno no ha dejado de darle vueltas a la idea hasta lograr desterrarla del imaginario de la izquierda. La última aportación zapatera, el “patriotismo alternativo”, sitúa la cuestión en los mundos de Yupi:

“El PSOE de Zapatero coincide con la extrema izquierda en su profundo rechazo al patriotismo español. Pero se diferencia de ella en que no lo quiere hacer completamente explícito. Sobre todo, porque sabe que una buena parte de sus votantes sí se identifica con el patriotismo español.

“Esa dualidad da lugar a algunas de las posiciones intelectualmente más penosas del presidente del Gobierno. Especialmente, la del patriotismo alternativo que es un invento digno de ocupar un lugar de honor en los libros de humor político. En el Foro ABC, el director de este periódico preguntó al presidente si no aspiraba a representar un líder fuerte en defensa de los valores nacionales.

“Zapatero respondió con la teoría del patriotismo alternativo, o la idea de que el patriotismo es el trabajo bien hecho y el cumplimiento del deber, y la discreción de no presumir de ello. Es decir, el patriotismo es, para Zapatero, cualquier cosa, el amor, la amistad, la puntualidad en el trabajo, la creatividad, la solidaridad, la física cuántica, la investigación espacial…

“Cualquier cosa de la que él no quiere presumir puesto que evitar el debate del patriotismo es la mejor manera de no hablar de la nación, de la bandera o de orgullo nacional.

“O sea, del único sentido que cabe darle al patriotismo. Nadie define en España el liberalismo o el socialismo o el ecologismo como el trabajo bien hecho y el cumplimiento del deber. Ni siquiera el osado presidente. Del patriotismo, todas las estupideces son bienvenidas, pues no sólo Zapatero, también una buena parte de los intelectuales españoles prefiere hablar de la investigación espacial antes que del patriotismo.

“Incluso entre los intelectuales y políticos de la izquierda que han intentado abordar con honestidad este asunto, el miedo a las concomitancias con los nacionalismos periféricos ha limitado la reflexión. Como mucho, han llegado al patriotismo constitucional que es mucho más que la teoría de la responsabilidad laboral de Zapatero. Pero que es otra fórmula huidiza para evitar la nación. Resultado, la izquierda se ríe de la bandera del vídeo de Rajoy pero aún no sabe explicar por qué.” Edurne Uriarte, El falso patriota.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s