El robo catalanista de obras de arte aragonesas, a los tribunales

Papeles de Salamanca sí, bienes de “la franja”, jamás. Pedir con una mano, robar con la otra. O comportarse como el mismísimo Franco. Todo eso es lo que está haciendo el nacionalismo catalán con las obras de arte aragonesas que se niega a devolver a sus legítimos propietarios.

El chapapote étnico del nacionalismo ha vuelto a vocear que quieren la carta del abuelo, aviesamente robada por los franquistas, que a punta de bayoneta asaltaron el hogar familiar de todos y cada uno de los catalanes en el 39 con el fin de borrar del mapa la cultura catalana.

La sandez renueva tarifas y predicadores, alquila palacios de la música (catalana, naturalmente) y permite añadir un ladrillo más al edificio de la secesión puesto en marcha por Z y sus colegas nacionalistas e izquierdistas.

Mientras tanto, los mismos que claman justicia universal (catalanista) y pretenden seguir desmantelando el Archivo de Salamanca (en cuanto lo hayan conseguido empezarán con el Prado) desobedecen con luz y taquígrafos las tropecientas resoluciones judiciales que les obligan a devolver las obras de arte aragonesas que se exhiben en Lérida y que están ahí de manera algo más que irregular.

La ley para el nacionalismo es relativa, como para Z, y solo tiene vigor si beneficia a la empresa de construcción de ladrillos.

“Ocho años después de que la Generalitat de Cataluña decidiera catalogar los bienes propiedad de las parroquias del Aragón oriental, el Ejecutivo autonómico ha encargado un estudio jurídico para analizar si es posible denunciar ante los tribunales civiles la inclusión de ese patrimonio en los fondos artísticos catalanes y su exposición en el Museo Diocesano y Comarcal de Lérida. Así lo anunció ayer el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, que avanzó que el recurso podría interponerse “previsiblemente” ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.” (La DGA pide ahora un estudio para ver si es posible exigir los bienes por la vía civil)

Más información aquí.

Anuncios

Un comentario

  1. Bueno es que de hecho esas obras pertenecen a la diócesis de Lleida, que la comferencia episcopal española se inventara una nueva diócesis para romper la Lleidetana, es otra cosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s