Cobardes

“¡Cómo es posible que la radio más oída en España permita que se descalifique a Ortega Lara sugiriendo que se aprovecha de sus casi dos años de cautiverio para irritar al Gobierno! ¿Harían lo mismo con Primo Levi o Ana Frank?”

“¿Son mejores los verdugos de unos que los de otros? ¿Por qué? ¿Porque estos nazis nuestros son sus socios en un proyecto futuro?

“¡Cómo se puede caer en el abismo moral de descalificar a una víctima, a un trabajador enterrado bajo una máquina herramienta de toneladas durante casi 600 días, por sus críticas a la política de apaciguamiento y acuerdo con quienes lo enterraron!

“¡Cómo es posible que los dos trágicos protagonistas del mayor drama en la lucha contra el terror y el totalitarismo sean despreciados por los voceros del Gobierno!

“Es posible. En España hay hoy más cobardes que nunca. Este Gobierno los produce porque los necesita. Son cada vez más los que temen represalias o simples inconvenientes y prefieren no hablar en voz alta en su redacción u oficina, en la administración o fuera de ella, en su puesto de trabajo. Ni para reivindicar el honor y compromiso con el sufrimiento del cautiverio de Ortega y la muerte de Blanco.

“En el País Vasco nos sucede desde el 77. En Cataluña, hoy la represión de la libertad de opinión quizás ya sea aun mayor. En Galicia se acelera la imposición de la mentira totalitaria sin precedentes. Andalucía es prisionera de caciques financiados por la subvención exterior. Y el resto de España deriva hacia la obediencia cómoda ante lo peor, elegido en el sistema de la selección negativa que ha llevado a una secta a secuestrar al PSOE y quiere secuestrar a la nación para hacer irreversible la deriva e imposible la alternancia.

“Las víctimas son ahí una resistencia que les duele. Los tontos en la oposición pueden pensar que tendrán otra oportunidad. Los listos en el proyecto totalitario saben que, si vencen, no tendrán problemas para imponer la sumisión como sistema de vida a una sociedad que, si no reacciona, quizás no merezca otra cosa.” Hermann Tertsch, Resignación, reacción y abismo moral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s