“No es normal creer que ganar el poder permite cambios en las reglas del juego político. No debería olvidarse que alterar las instituciones aprovechando la relación de fuerzas es pésimo a largo plazo para un país, para su funcionamiento y su reputación, y también para quienes lo intentan.” V. Pérez Díaz (El País, 18.10.05)
Anuncios