Este es el nacionalismo al que el PSOE tiende la mano

Aberrieguna“El pacto estatutario debe ser retomado y renovado desde la perspectiva del derecho de la ciudadanía vasca a decidir libremente su futuro. Vamos a empeñar todo nuestro esfuerzo en orden a lograr una formulación democrática de la capacidad de decisión de la ciudadanía vasca. El Partido Nacionalista Vasco proclama el derecho del Pueblo Vasco a expresar libremente su voluntad y a que su decisión sea considerada como la única fuente jurídica de su status político.”

Como hicieron en el pasado cuando los etnicistas se vieron en apuros, también en esta ocasión los socialistas se disponen a echar una mano al PNV. La diferencia es que ahora comparten proyecto y lenguaje a través de la franquicia local, el PSE. Estos son algunos extractos del documento del EBB Manifiesto Aberri Eguna 2008, que muestran nuevamente el carácter del PNV y del propio Partido Socialista:

  • “Conseguir el reconocimiento real y efectivo de nuestro Pueblo como sujeto político constituye hoy, la clave de nuestra acción política. No somos un Pueblo, una nación “sin papeles”. Por historia y por voluntad democrática de presente, tenemos derecho a seguir existiendo como pueblo y a ser reconocido como tal. Preguntando y escuchando a la sociedad a la que debemos servir, haciendo efectivas sus decisiones. Esta perspectiva y dinamismo deben impulsar lo que el Lehendakari Ibarretxe ha llamado la “segunda transformación”: instrumentos reales de autogobierno, no subordinados a una estrategia política ajena a los intereses de este pueblo, para avanzar hacia una sociedad innovadora, creativa, integradora y abierta. Un horizonte realmente ilusionante para la sociedad vasca.”

  • “Es el momento de dar el salto cualitativo como Pueblo. El desarrollo social, económico y cultural…, tal y como acordamos en la última Asamblea Nacional de nuestro partido, está directamente relacionado y cobrará pleno sentido a partir del reconocimiento de la Comunidad política vasca como sujeto de derechos. Nos proponemos como meta, sentar las bases para lo que denominamos “Euskadi 2020”, un nuevo contrato social con este Pueblo.”

  • “Desarrollo, social económico y cultural… pero también desarrollo y reconocimiento político. Una voluntad nacional sólo es indiscutible cuando ha sido asumida por su ciudadanía. Una identidad colectiva ha de construirse más allá de lo puramente cultural y de una manera política y democráticamente explícita y significa sobre todo sentido de pertenencia a una misma comunidad política. La Nación Vasca es el resultado de la movilización democrática del nacionalismo. Por eso la definición cultural de la nación ha de completarse necesariamente con su dimensión política. Esa misma convicción democrática es la que nos hace fuertes en la afirmación de que, si es la voluntad ciudadana la que constituye la nación, no hay ninguna razón que limite su derecho a decidir libremente su futuro. El hecho de que aprendamos del pasado, aunque sin concebirnos como determinados por él, es lo que legitima la apuesta para que el futuro esté abierto a nuestra libre decisión.”

  • “Desde que en 1895, Sabino Arana fundara el Partido Nacionalista Vasco, nuestra organización ha sido una herramienta al servicio de un proyecto político: la Nación Vasca. Hoy, en los albores del siglo XXI, dicha herramienta continúa trabajando para alcanzar una Patria libre, una Euzkadi dueña de su destino, cohesionada internamente y con una identidad común desde el Adour al Agüera.”

  • “El Partido Nacionalista Vasco proclama el derecho del Pueblo Vasco a expresar libremente su voluntad y a que su decisión sea considerada como la única fuente jurídica de su status político, lo que entraña el deber correlativo de respetar su voluntad”.

  • “Queremos compartir el principio de que la sociedad vasca constituye un Pueblo con derecho a decidir su futuro, a ser consultada y a que su voluntad democráticamente expresada sea respetada por el Estado. Compartir que el principio democrático exige dotar a la expresión clara de la voluntad de los ciudadanos vascos de un valor relevante, dando lugar al nacimiento de una obligación recíproca de las partes de negociar los ajustes constitucionales para responder al deseo expresado.”

  • “Vamos a empeñar todo nuestro esfuerzo en orden a lograr una formulación democrática de la capacidad de decisión de la ciudadanía vasca.”(Manifiesto Aberri Eguna 2008)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s