Trasvases: el agua como seña de identidad

Primero se vacía de competencias al Estado. Luego se convierte al Tribunal Constitucional en una dependencia gubernamental. Y después se aprueban estatutos expropiadores. Un plan perfecto. Con él se puede convertir un chorro de agua (o cualquier otra cosa) en una intocable seña de identidad.

En verano de 2004, coincidiendo con la operación para derogar el Plan Hidrológico Nacional, Narcís Prat, catedrático de Ecología de la universidad de Barcelona, escribía en El Periódico un artículo titulado Gestión del agua, calidad y garantía.

En el muy extenso texto, este individuo no mencionaba ni una sola vez las necesidades humanas, no hablaba de personas, de individuos, de los seres humanos y sus derechos. Por el contrario, el problema del agua parecía reducirse para este ecologista a la limpieza de ríos y lagos. Ni una línea sobre la sed de la gente, ni sobre la amenaza que supone para la vida de las personas la falta de agua.

“El objetivo [de la política de gestión del agua] debe ser el mantener o restaurar el estado ecológico de nuestros ríos, lagos, humedales y costas”.

En lugar de necesidades humanas, Prat incluía en su artículo frases de este jaez: “Si no se reconoce el hecho territorial cualquier política del agua fracasará”. Es decir, si usted ha tenido la suerte de nacer en un desierto, tendrá que fastidiarse de por vida. O emigrar. El agua nos la quedaremos nosotros, los del oasis, lugar que constituye nuestro “hecho territorial”. Arrégleselas usted como pueda con el suyo. Y renuncie, por supuesto, renuncie a todo:

“El futuro del levante español pasa por mantener un desarrollo turístico equilibrado y respetuoso con el medioambiente (menos golf, una industria no contaminante y una agricultura acorde con la realidad europea).”

De paso, Prat ocultaba algunos datos. Ocultaba que la Comunidad Valenciana, por ejemplo, es la región española donde más agua se reutiliza. En Cataluña se recuperan 13.000 metros cúbicos diarios de agua. En Aragón se reutilizan 31.000 metros cúbicos cada día. En la Comunidad Valenciana, 98.900 metros cúbicos de agua se reciclan cada día. “Si no se reconoce el hecho territorial cualquier política del agua fracasará”. El Ku Klux Klan no lo habría definido mejor.

La “guerra del agua” está plagada de mentiras que a menudo ocultan lo evidente. La primera y principal obviedad: los aragoneses, los barceloneses y los habitantes del Delta del Ebro tienen derecho al agua tanto como los valencianos, los murcianos y los almerienses. El PHN derogado comprometía buena parte de su presupuesto a las obras previas en Aragón. Asociaciones de regantes aragonesas manifestaron su apoyo al plan antes de que se politizara. El origen fundamental del proceso de politización del PHN nació a orillas del Delta de la mano de los intereses meramente electorales del PSC en su pugna con CiU.

Segunda obviedad. El Gobierno socialista español tenía todo el derecho del mundo a derogar el Plan Hidrológico Nacional. Estaba en su programa electoral y nunca ocultó su voluntad de hacerlo. Pero al hacerlo se comprometía a poner en marcha alternativas que nunca han llegado. El Plan AGUA es uno de los grandes fiascos de la primera legislatura zapatera.

Tercera obviedad. El agua se ha convertido en un elemento más de la confrontación política, pero además forma parte del cada vez más atiborrado baúl de las esencias identitarias. Republicanos, socialistas, comunistas y ecologistas, es decir, nacionalistas, han privatizado los ríos en las regiones por las que pasan a través de infumables estatutos con la complicidad de un Tribunal Constitucional de vergonzoso comportamiento. Han vaciado de competencias en esta materia al Estado. Y una vez hecha la chapuza, terminan la apropiación quedándose en exclusiva el agua.

La Comunidad Valenciana, Murcia y Almería fueron sacrificadas/castigadas en la primera legislatura zapatera a cambio del apoyo de ERC y los ecologistas de IU al gobierno Rodríguez. Pero en la época de Felipe González, el PSOE, en boca de José Borrell, defendió un trasvase de las mismas características pero mucha mayor cantidad de agua. ¿Por qué no van a defender ahora la aplicación exclusiva y excluyente del PHN?

Anuncios

5 comentarios

  1. Resultaría mejor no mezclar la ecología con el pensamiento político. La ecología es una ciencia experimental y empírica, y no es lo mismo un ecologísta (el que defiende la naturaleza) que un ecologo (el que la estudia). La sed que sufren muchas personas sin lugar a dudas que es un gran problema, pero desde el punto de vista de un ecologo, más grave es el mantenimiento de las cuencas y reservas hidraulicas, ya que en ello va la supervivenvia a largo plazo de todo bicho sediento (no sólo los seres humanos, si no tambien toda su cadena trófica) Si nos dedicaramos a exportar toda nuestra agua sobrante al sahara, no le quepa ninguna duda de que acabaríamos muriendo de sed tanto nosotros como los saharanienses.
    La mejor manera de conseguir un desarroyo sostenible, es adaptando nuestras necesidades a nuestro ambiente. (Hay más campos de golf en Valencia que en Galicia). Y no quiero decir con esto que como Gallego no estaría dispuesto a darles agua a los Valencianos, pero para generar riqueza a unos empresarios NO. Tampoco para unos campos de horticultura de regadiao a todas luces insostenibles en el levante español. Los Gallegos nunca pedimos trasvases de sol para mejorar nuestro turismo, simplemente hacemos lo que podemos adaptandonos al clima que tenemos. Cosa que vendría bien a muchos que tratan de gastar lo que no tienen.

  2. Marcus Brutus · · Responder

    gotes,en general tienes razón en lo que expones,pero tengo una salvedad.En Almería la desertización avanza rápidamente y el nivel de riqueza que aporta la producción agrícola a la provincia sigue siendo insustituíble.
    Si encontrases una estadística sobre el número total de campos de golf de la provincia,comparado con el total de agricultores que necesita más agua para sus cultivos,verías que en el caso de Almería,negar un aporte de agua, proviniente de otra provincia menos necesitada, argumentando “que se usaría para regar campos de golf” es,simplemente,no saber de qué se está hablando…Almería no es Marbella…

  3. Hola Marcus Brutus. Se que en Almería el sector hortícola es uno de los pilares económicos más importantes, y eso nbecesita agua, no cabe dudas. Pero lo cierto es que estos argumentos socio-económicos quedan valdíos y totalmente ensombrecidos cuando comparamos una comunidad excedente de agua como Galicia y una provincia carente de agua como Almería:
    En Almería hay 8 campos de golf:
    http://www.almeria-turismo.org/Servicios/informacion/Informacion.nsf/referencia/Patronato+Provincial+de+Turismo+Turismo+B-PT-D-GOLF-ENVIA
    En toda Galicia sólo hay 7 campos de golf:
    http://www.spainselecta.com/index.htm?http://www.spainselecta.com/ga_golf.htm
    Almeria: 501.761 habitantes
    Galicia: 2.695.880 habitantes
    Marcus, de verdad que estoy muy sensibilizado con el problema que se que teneis con el agua. Pero antes de llevar agua de otros sitios para Almeria, ¿Por qué no la cogeis primero de esos excelentes prados verdes que teneis al lado? Cualquiera diría como bien dices tu en tu comentariop, Mario, que la desertización avanza rápidamente.
    Os recomiendo vaciaros de “verguenzas” antes de llenaros de argumentos, que se que los teneis.
    Un Saludo.

  4. Marcus Brutus · · Responder

    Que en Galicia haya menos campos de golf que en Almería,no significa necesariamente que Almería derroche más agua que Galicia.De una cosa no se deduce necesariamente la otra.Solo significa que ha habido más constructores interesados en atraer a clientes de poder adquisitivo alto,que son los que se supone que necesitan usar los campos de golf.
    ¿Crees que si en Galicia se construyera un campo de golf más,inmediatamente su situación hídrica se igualaría a la de Almería? Por supuesto que no.El tema de los campos de golf es enteramente retórico,como lo ha sido desde el principio,por lo menos en lo que alude a la provincia de Almería.Y vaya por delante que yo detesto los campos de golf.
    Almería,simplemente,no tiene agua que malgastar.
    En cuanto a “cogerla de los prados verdes que tiene al lado”,si es una propuesta de trasvase de cualquier río que no sea el Ebro,tú formúlala.

  5. Hola Marcus Brutus. Con de los campos verdes me refería con mi “retranca” gallega a los campos de golf de Almeria. Tienes razón al decir que los campos de golf no son el problema de escasez hídrica del levante Español en general. Tienes toda la razón, no es más que un argumento totalmente desmedido y falto de rigurosidad. En eso quiero pedir disculpas.
    Lo que quiero poner de manifiesto, es que las políticas de industria, ganadería, agricultura, poblacionales y turísticas, hay que formularlas siempre en consonancia con los recursos que se tienen. Lo que no es de recivo, es implantar soluciones socioeconómicas dando por hecho que ante la falta de recursos própios, se podrán importar de otros lugares sin más. Eso es la base de un crecimiento no sosteníble. Incluso en el desierto de kakahari pueden montar campos de regadío y basar toda su economía en la plantación de pimientos, dando por hecho que sus benefícios se verán asegurados por el aporte de agua de la república del Congo.
    Por supuesto que agua para todos, ¡Faltaría más! en esto creo que me une más con tu pensamiento de que lo que nos separa. Pero lo primero es adecuar las necesidades de recursos con su disponibilidad, cosa que, perdoname si me equivoco, Marius, no se está haciendo correctamente en Almería en particular y en el Levante Español en general.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s