Patriotasygi2_4

“La patria es el lugar donde un individuo vive en libertad. En todo caso, el concepto de patriota evoluciona según el contexto.”

La historiadora Carmen Iglesias analiza el significado de la Guerra de la Independencia:

 

  • – ¿Dónde radica la relación entre nación y libertad?

– Locke dice que el individuo nace libre; que lleva en sí la libertad, la igualdad y el derecho a que sea de su propiedad todo aquello que es fruto de su trabajo. Es decir, el individuo, adscrito por nacimiento a un grupo, se desprende de las ataduras tribales y se le comienza a valorar el mérito personal. Esta es una de las grandes revoluciones. Por eso los nacionalismos nos devuelven al Antiguo Régimen. Mientras, en la relación entre individuos libres, entre ciudadanos, se puede exigir lealtad, pero no sumisión.

 

  • – La tribu anula la capacidad crítica del individuo…

– Y cuanto más pequeño es el grupo, más totalitario, porque toda la vida de sus miembros depende del grupo, mientras que la creación de un Estado impersonal permite romper las ligaduras intermedias. El individuo se relaciona como ciudadano directamente con el Estado, al que además pone límites.

 

  • – ¿Qué es un patriota?

– La patria es el lugar donde un individuo vive en libertad. En todo caso, el concepto de patriota evoluciona según el contexto. Durante la Guerra de la Independencia existía un patriotismo integrador, representado por figuras tan dispares, aunque ambas ilustradas y reformistas, como el afrancesado Blanco White o Jovellanos; frente al patriotismo exacerbado de un pueblo sin ataduras en medio del vacío de poder.

 

  • – Supongo que es compatible celebrar la independencia de España sin demonizar a los afrancesados.

– Blanco White es afrancesado y patriota. ¿Fue el pueblo más patriota que los afrancesados? Sí, pero no a todos los josefinos, a los que se les llamó desleales, se les puede poner la etiqueta de traidores. En absoluto pueden ser considerados traidores Lista, Javier de Burgos, Meléndez Valdéz, Moratín, Quintana, Sempere y Guarinos, Gómez Hermosilla… Ellos ponen las bases del Estado de mediados del XIX.

 

  • – El concepto de afrancesado cambia a lo largo del tiempo, no es definido de igual forma a finales del XVIII que a mediados del XIX.

– Hay que distinguir entre el afrancesamiento cultural, el de los ilustrados del siglo XVIII, y el político. Aunque, curiosamente, los ilustrados españoles potentes están más cerca del modelo político inglés que del francés. Nuestros ilustrados nunca comulgaron con la Revolución Francesa ni con Napoleón.

 

  • – ¿Qué debe tener siempre presente cualquier líder político sobre el siglo XIX español y a quién debe recordar?

– Debe saber que el Estado constitucional se ha creado gracias al esfuerzo de muchas generaciones. Que hacer confluir libertad, democracia y alternancia es muy complejo. El siglo XIX no acaba de interiorizar los beneficios de la alternancia pacífica, principio básico de la política democrática, sobre todo para evitar el abuso de poder. Por eso el voluntarismo adánico es muy peligroso. Ya los ilustrados abominaban de los salvadores de la patria. Esa confluencia de libertad, democracia y alternancia pacífica no se da realmente hasta 1978.

 

  • – ¿Y una Historia territorialmente selectiva de la Guerra de la Independencia?

– Los nacionalismos están cambiando constantemente la Historia de España. José Antonio Maravall y Domínguez Ortiz aseguran que es precisamente la gran cohesión del XVIII lo que posibilita la Guerra de la Independencia. Lo cual quiere decir que la nación estaba ahí, gestándose, latente. El colofón del proceso de su configuración es 1812. Estos autores señalan que España pasa un test decisivo: hay un vacío de poder desastroso y el pueblo y el Ejército toman las riendas contra la invasión. Los franceses se maravillaron del valor de los soldados españoles, integrados en buena medida por catalanes y aragoneses.

 

  • – ¿Cree que hay motivos, más allá de que celebremos el II Centenario, para reivindicar con especial entusiasmo la Guerra de la Independencia?

– Todo el momento 1808-1812. El 2 de mayo se había acabado convirtiendo en una cosa folclórica madrileña. Ya José María Jover insistía en que había que situarla en el contexto internacional. Realmente es la primera guerra de liberación. Bailén causó una conmoción impresionante porque demostró que los ejércitos napoleónicos no eran invencibles. Fue una guerra larga y cruel. (Carmen Iglesias, «Los liberales conservadores de hoy fueron los revolucionarios de ayer» €)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s