Patriotismo y orgullo

“Entre el patriotismo lacrimoso y el patriotismo exultante existe un término medio: el patriotismo silencioso de la mayoría, que permite la continuidad de la vida en común.”

El lugar de nacimiento, fruto en buena parte del azar, ni siquiera alcanza la categoría de condición. Uno no es de un lugar, simplemente ha nacido allí. Expresiones del tipo “me siento orgulloso de ser español” (o francés, o de Mataró o Lequeitio), resultan bastante incomprensibles. La casualidad y el calendario jugaron con mi lugar de nacimiento. Yo podía haber nacido en París, en lugar de hacerlo en Barcelona. ¿Me sentiría orgulloso de ser parisino? En la misma proporción en que me siento orgulloso de haber nacido en Barcelona. Es decir, nada en absoluto. Solamente me puedo sentir orgulloso de aquello que he logrado por mí mismo.

Nadie es del lugar donde nació, salvo que hablemos de cuestiones meramente administrativas (partida de nacimiento, residencia fiscal, etc.). Yo nací en la ciudad de Barcelona, pero son otros los elementos que me definen de manera más precisa que el meramente geográfico: el carácter, la profesión, las relaciones personales, las aficiones, las ideas, las creencias. Mis actos me definen, no el azar de haber nacido en un lugar u otro.

Sin embargo el nacionalismo no entiende la realidad si no es a base de clasificarla y encasillarla en función de parámetros geográficos, esto es, administrativos. Todo ciudadano es, en primer lugar y sobre todo, alguien nacido en. Solo de esta manera, encerrándonos en corralitos y colocándonos un cartel identificador (o una estrella amarilla) pueden lograr sus objetivos: la sumisión, la renuncia a la libertad, el enfrentamiento con el otro.

Jon Juaristi escribía hace unos días a propósito del orgullo y la patria desde otro punto de vista, y sin duda con mayor acierto y precisión:

“Los españoles vamos a salir de esta legislatura que se inicia orgullosos de serlo, según Rodríguez. O sea, orgullosos de serlo según Rodríguez, única forma de ser español que se perfila como legítima.

“Pretender que todos los españoles acaben esta legislatura orgullosos de serlo por el hecho -todavía por ver- de que el gobierno socialista cumpla su programa, parece, de entrada, un poco absurdo. Unos terminarán satisfechos y otros cabreados, como siempre. Y es que Rodríguez ha confundido retóricamente el orgullo con el patriotismo. Hay que decir, en su descargo, que se ha dejado llevar por el discurso del contrario.

“El PP puso tanto énfasis en el orgullo nacional -frente a la dejación del PSOE- que ha convertido en una convención mayoritaria, también para sus adversarios, la idea de que patriotismo y orgullo son la misma cosa. Y no lo son.

“Entre el patriotismo lacrimoso y el patriotismo exultante existe un término medio: el patriotismo silencioso de la mayoría, que permite la continuidad de la vida en común. Es un sentimiento difícilmente definible, porque en cada caso individual se mezcla con simpatías y antipatías muy repartidas, pero tiene un rasgo compartido: la repugnancia por los excesos retóricos. Y es lógico, porque se trata de un sentimiento que, cuando es auténtico, implica a la vez satisfacción y descontento, vergüenza y orgullo. Sería deseable partir esta vez del supuesto de que la mayoría de los españoles somos razonablemente patriotas y no tenemos que andar pregonándolo para que los demás nos crean.

“En cuanto a la nación, la cuestión no es que sea discutible, sino que, como toda comunidad, es imperfecta, porque nunca se alcanzará un acuerdo total acerca de lo que debe ser. Da gusto ver familias felices, pero las familias orgullosas de ser felices resultan insoportables para el vecindario y para sus propios miembros, a los que no se les deja otra forma de disenso que el parricidio. El humilde Rodríguez debería buscar un término medio razonable entre la prometida e inalcanzable perfección que nos llenaría de orgullo y su más que probada dejadez.” Jon Juaristi, Orgullo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s