Nacionalismo y racismo lingüístico

Los reiterados intentos por marginar la lengua propia y común de España e imponer las lenguas regionales incluso en territorios alejados de su uso, ponen de manifiesto el carácter totalitario de los nacionalismos españoles y su instrumentalización de la lengua, que usan como elemento de diferenciación étnica.

De la misma manera que en el siglo XIX, cuando nace el racismo como ideología, sus partidarios proponían el color de la piel, hoy los nacionalismos españoles se fijan en elementos igualmente identificables a simple vista para marginar y segregar.

Como a estas alturas resulta bastante pestilente rechazar a alguien por su raza, en España los nacionalistas recurren a la lengua, que convierten de esta manera en elemento de distinción racial: si hablas gallego, o vasco, o catalán, eres “de los nuestros”; si quieres pertenecer a “lo nuestro”, debes renunciar a tu lengua y aprender la nuestra.

En este sentido, el totalitarismo linguístico, que se ampara en coartadas como el franquismo, en nada se distingue del racismo del Ku Klux Klan. Y tampoco conoce límites. Desde hace algunos años es frecuente escuchar de labios de los más conspicuos representes políticos, culturales y mediáticos del nacionalismo la reclamación de que el sistema nacional de educación (ellos consideran que sigue existiendo) enseñe sus lenguas regionales, que han de aprender los ciudadanos que habitan en regiones donde jamás se han empleado. A eso le llaman normalización.

Las recientes noticias a propósito de los criterios de valoración académica en el País Vasco, donde las autoridades regionales valoran más el conocimiento de la lengua local que el doctorado, no son más que otra anécdota en la larga batalla que los etnicistas están librando contra el español. Pero después de tres décadas de agresiones no parece que las cosas vayan a mejorar. Y no porque los ciudadanos acepten las imposiciones autoritarias de los nacionalistas. La ciudadanía está demostrando que ignora olímpicamente reglamentos y decretos, incluso cuando eso supone pagar multas que en ningún país democrático serían tolerables.

El motivo de la persistencia de las imposiciones etnicistas se llama Partido Socialista. Son el PSOE y sus franquicias regionales quienes, gracias a su identificación con el nacionalismo más reaccionario, están consintiendo que las prácticas abusivas de cuatro grupúsculos se impongan la libertad individual de la población española.

El lingüista y escritor catalán Xavier Pericay coordinó no hace demasiado tiempo un magnífico libro en el que se analiza la situación de la lengua en la España actual. Se titula ¿Libertad o coacción? Políticas lingüísticas y nacionalismos en España, y en él participan Aurelio Arteta, Xosé María Dobarro, Santiago González, Eduardo Jordá, Jon Juaristi, Amando de Miguel, Agustí Pérez Folqués y Valentí Puig.

En su introducción, Pericay diagnostica con particular acierto la enfermedad a que nos referimos:

“En España, en lo que llevamos de democracia, el Estado no ha ejercido nunca sus atribuciones en materia lingüística. Cuando menos las que parece asignarle el primer apartado del artículo 3 de la Constitución: ‘El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla’.

“En este punto, el Estado ha sido tan confiado como generoso. Lo ha dejado todo en manos de los Gobiernos autonómicos. Y estos Gobiernos han trabajado con ahínco para tratar de arrumbar el español –eso es, el castellano de la Carta Magna– de la vida pública de cada uno de los territorios sobre los que tenían potestad.

“La idea de propiedad [de ‘lengua propia de’] garantiza la prelación de cualquier lengua hablada en España sobre la propia lengua española allí donde ambos idiomas tienen carácter oficial.

“La idea de normalidad –o el concepto mismo de normalización lingüística– garantiza que esta prelación no será en modo alguno transitoria, sino permanente e indefinida, a no ser que la muy improbable desaparición del castellano de alguna de estas partes del territorio facilite las cosas poniendo fin al proceso de normalización en curso y a la necesidad misma de mantener una relación jerárquica entre idiomas en contacto.”

Más información sobre el libro ¿Libertad o coacción? Políticas lingüísticas y nacionalismos en España en La lengua, último estandarte étnico.

Los episodios más recientes en:

Anuncios

5 comentarios

  1. Los reiterados intentos por marginar la lengua propia y común de Catalunya e imponer la lengua castellana incluso en territorios alejados de su uso, ponen de manifiesto el carácter totalitario de los nacionalistas españoles y su instrumentalización de la lengua, que usan como elemento de assimilación étnica.
    Buenas tardes, sr. Palacios

  2. Solo tienen lengua propia los seres humanos y cuando despues de mas de treinta años de mantenimiento a flote artificial de un dialecto (el catalan) de instrumentalizacion de ese mismo dialecto como arma politica arrojadiza, usado como elemento de asimilacion étnico, se sigue usando tan poco, es que no es tan “propio” a cataluña como nos lo quieren vender. El unico idioma propio de los catalanes hoy en dia, es aquel que hablan y dominan TODOS los catalanes, que no es otro que el castellano. Lo demas, manipulacion y propaganda al mas puro estilo facha.

  3. Se acerca el minuto, · · Responder

    Lo que desarma y acojona a los restos del naufragio neonazi catalán es que seamos millones de “fachas” y mucho más eficaces “totalitarios” que esos pueblerinos afanados en robar y estafar al público.
    Con esa realidad no pueden ni dormir, porque saben a la perfección que su sentencia está dictada histórica e inminentemente.

  4. Tranquilos, que en Escocia solo el 11% de la poblacion habla escoces ya se disponen ahora mismo a cojer las maletas y largarse de la UK con apoyo del partido laborista, al tiempo.
    El Castellano si que es un dialecto del Asturano, y encima del Pirineo no lo habla ni dios, sera por eso que Europa empieza en el Ebro, carpetovetonicos

  5. ¿Si el termino lengua propia no existe porqué dice el texto en la primera frase “Los reiterados intentos por marginar la lengua PROPIA y común de España…”?
    Ya sabemos del pié que calzan los “bilingues y no nacionalistas” pero es que dais cada cante…
    Cada día más patéticos y contradictorios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s