Manifiesto por la lengua común

“Todas las lenguas oficiales en el Estado son igualmente españolas y merecedoras de protección institucional como patrimonio compartido, pero sólo una de ellas es común a todos, oficial en todo el territorio nacional y por tanto sólo una de ellas –el castellano- goza del deber constitucional de ser conocida y de la presunción consecuente de que todos la conocen.”

 

El Manifiesto por la Lengua Común presentado por un grupo de intelectuales encabezados por Mario Vargas Llosa y Albert Boadella es un cúmulo de obviedades que en España se han convertido en motivo de reivindicación:

 

  • “Son los ciudadanos quienes tienen derechos lingüisticos, no los territorios ni mucho menos las lenguas mismas. O sea: los ciudadanos que hablan cualquiera de las lenguas co-oficiales tienen derecho a recibir educación y ser atendidos por la administración en ella, pero las lenguas no tienen el derecho de conseguir coactivamente hablantes ni a imponerse como prioritarias en educación, información, rotulación, instituciones, etc… en detrimento del castellano (y mucho menos se puede llamar a semejante atropello “normalización lingüística”).”

 

  • “En las comunidades bilingües es un deseo encomiable aspirar a que todos los ciudadanos lleguen a conocer bien la lengua co-oficial, junto a la obligación de conocer la común del país (que también es la común dentro de esa comunidad, no lo olvidemos). Pero tal aspiración puede ser solamente estimulada, no impuesta.”

 

¿Hasta qué grado de corrupción política hemos llegado en nuestro país para que semejantes obviedades hayan de convertirse en objeto de reclamación ciudadana? ¿Hasta qué nivel de degradación nos ha conducido el socialismo nacionalista (o el nacionalismo socialista), que convierte en necesidad ciudadana la reivindicación de la lengua del propio país?

 

Hasta ahora se han sumado al Manifiesto por la Lengua Común, entre otros:

Plácido Domingo Ana María Matute Cayetano Rivera
Luis Aragonés Antonio López Margarita Salas
Iker Casillas Luis A. de Villena J. Velarde Fuertes
Santiago Grisolía César Nombela Oscar Pereiro
Pedro Delgado Enrique Cerezo Angel Nieto
Carmen Iglesias Ana María Matute Antonio Mingote
F. Rodríguez Adrados Gregorio Salvador Manuel Seco
E. García de Enterría Raúl Rivero Jesús Ferrero
J.J. Armas Marcelo M. García-Posada Iñaki Ezquerra
F. García de Cortázar Pedro M. Lamet Gonzalo Anes
M. Fernández Alvarez V. Palacio Atard Alberto Schommer
Miquel Navarro Agustín Ibarrola Kosme de Barañano
Eduardo Serra R. Gómez Baeza El Lebrijano
Emilio Gutiérrez Caba Claudio Boada Adolfo Suárez Illana
Abraham García Purificación García Roberto Verino
Luis Francisco Esplá Joselito Manuel Toharia
Joaquín Araújo Javier Imbroda Fonsi Nieto
Alfonso Reyes Quique Setién Gregorio Manzano
PSOE de Vélez Málaga CEOE Miguel Delibes
Ramiro Pinilla Andrés Amorós Fanny Rubio

 

Se han sumado asimismo las cadenas de televisión Telecinco, Telemadrid, Intereconomia TV, Libertad Digital TV, la cadena COPE, los periódicos El Mundo y ABC, la Mesa del Turismo y todos los sindicatos de la Policía y de la Guardia Civil. Montserrat Caballé ha aprovechado la aparición del Manifiesto por la Lengua Común para declarar:

 

“Soy española de pura cepa, pese a quien pese (…) nacida en una ciudad espléndida como es Barcelona, en la región de Cataluña (…) Mis padres, que eran muy sabios, siempre me recordaban que en España hay muchas lenguas pero la lengua de España es la española” (Montserrat Caballé: ‘Soy española de pura cepa, pese a quien pese’)

 

Puede adherirse al Manifiesto por la Lengua Común en:

 

Más información sobre la persecución lingüística de los castelllanohablantes en España:

 

Extractos del Manifiesto por la Lengua Común:

Todas las lenguas oficiales en el Estado son igualmente españolas y merecedoras de protección institucional como patrimonio compartido, pero sólo una de ellas es común a todos, oficial en todo el territorio nacional y por tanto sólo una de ellas –el castellano- goza del deber constitucional de ser conocida y de la presunción consecuente de que todos la conocen. Es decir, hay una asimetría entre las lenguas españolas oficiales, lo cual no impl
ica injusticia (?) de ningún tipo porque en España hay diversas realidades culturales pero sólo una de ellas es universalmente oficial en nuestro Estado democrático. Y contar con una lengua política común es una enorme riqueza para la democracia, aún más si se trata de una lengua de tanto arraigo histórico en todo el país y de tanta vigencia en el mundo entero como el castellano.

 

Son los ciudadanos quienes tienen derechos lingüisticos, no los territorios ni mucho menos las lenguas mismas. O sea: los ciudadanos que hablan cualquiera de las lenguas co-oficiales tienen derecho a recibir educación y ser atendidos por la administración en ella, pero las lenguas no tienen el derecho de conseguir coactivamente hablantes ni a imponerse como prioritarias en educación, información, rotulación, instituciones, etc… en detrimento del castellano (y mucho menos se puede llamar a semejante atropello “normalización lingüística”).

 

En las comunidades bilingües es un deseo encomiable aspirar a que todos los ciudadanos lleguen a conocer bien la lengua co-oficial, junto a la obligación de conocer la común del país (que también es la común dentro de esa comunidad, no lo olvidemos). Pero tal aspiración puede ser solamente estimulada, no impuesta. Es lógico suponer que siempre habrá muchos ciudadanos que prefieran desarrollar su vida cotidiana y profesional en castellano, conociendo sólo de la lengua autonómica lo suficiente para convivir cortésmente con los demás y disfrutar en lo posible de las manifestaciones culturales en ella. Que ciertas autoridades autonómicas anhelen como ideal lograr un máximo techo competencial bilingüe no justifica decretar la lengua autonómica como vehículo exclusivo ni primordial de educación o de relaciones con la administración pública. Conviene recordar que este tipo de imposiciones abusivas daña especialmente las posibilidades laborales o sociales de los más desfavorecidos, recortando sus alternativas y su movilidad.

 

Ciertamente, el artículo tercero, apartado 3, de la Constitución establece que “las distintas modalidades lingüísticas de España son un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección”. Nada cabe objetar a esta disposición tan generosa como justa, proclamada para acabar con las prohibiciones y restricciones que padecían esas lenguas. Cumplido sobradamente hoy tal objetivo, sería un fraude constitucional y una auténtica felonía utilizar tal artículo para justificar la discriminación, marginación o minusvaloración de los ciudadanos monolingües en castellano en alguna de las formas antes indicadas.

 

Por consiguiente los abajo firmantes solicitamos del Parlamento español una normativa legal del rango adecuado (que en su caso puede exigir una modificación constitucional y de algunos estatutos autonómicos) para fijar inequívocamente los siguientes puntos:

 

1. La lengua castellana es común y oficial a todo el territorio nacional, siendo la única cuya comprensión puede serle supuesta a cualquier efecto a todos los ciudadanos españoles.

 

2. Todos los ciudadanos que lo deseen tienen derecho a ser educados en lengua castellana, sea cual fuere su lengua materna. Las lenguas cooficiales autonómicas deben figurar en los planes de estudio de sus respectivas comunidades en diversos grados de oferta, pero nunca como lengua vehicular exclusiva. En cualquier caso, siempre debe quedar garantizado a todos los alumnos el conocimiento final de la lengua común.

 

3. En las autonomías bilingües, cualquier ciudadano español tiene derecho a ser atendido institucionalmente en las dos lenguas oficiales. Lo cual implica que en los centros oficiales habrá siempre personal capacitado para ello, no que todo funcionario deba tener tal capacitación. En locales y negocios públicos no oficiales, la relación con la clientela en una o ambas lenguas será discrecional.

 

4. La rotulación de los edificios oficiales y de las vías públicas, las comunicaciones administrativas, la información a la ciudadanía, etc…en dichas comunidades (o en sus zonas calificadas de bilingües) es recomendable que sean bilingües pero en todo caso nunca podrán expresarse únicamente en la lengua autonómica.

 

5. Los representantes políticos, tanto de la administración central como de las autonómicas, utilizarán habitualmente en sus funciones institucionales de alcance estatal la lengua castellana lo mismo dentro de España que en el extranjero, salvo en determinadas ocasiones características. En los parlamentos autonómicos bilingües podrán emplear indistintamente, como es natural, cualquiera de las dos lenguas oficiales. (Descargar manifiesto_por_la_lengua_comn.pdf)

 

¿Y los que critican el Manifiesto por la Lengua Común?

 

“Los «críticos» con el Manifiesto por la Lengua Común nos reprochan algo que el texto en cuestión no dice en ninguna parte: que el español esté en peligro y requiera de una defensa política. Pero ya es sabido que, en España, la forma más habitual de «criticar» una idea es tergiversarla todo lo posible.

 

“Repitamos algo que han entendido sin ninguna dificultad los más de ciento cincuenta mil ciudadanos que ya han firmado el Manifiesto, eso que Iker Casillas expresó mejor que docenas de supuestos «intelectuales críticos»: lo que el Manifiesto defiende es la libertad de elección de lengua en las comunidades españolas bilingües -y, por tanto, el bilingüismo voluntario-, y el valor insustituible de la disposición de una lengua común que saben -o sabían- la práctica totalidad de los ciudadanos de España.

 

“Eso es todo. Y es tan claro y evidente que más bien hay que preguntar a los disconformes qué es lo que proponen ellos. ¡Por diálogo y debate, que no quede!

 

“Insistamos: el Manifiesto reclama que se cumplan las previsiones constitucionales en materia de cooficialidad, progresivamente ignoradas en Cataluña, País Vasco, Galicia o Baleares, y que los ciudadanos allí residentes, habitual o temporalmente, puedan elegir en qué lengua quieren escolarizar a sus hijos y cuál prefieren para relacionarse con las instituciones, además de no ser discriminados con excusas lingüísticas cuando quieren acceder a un puesto de trabajo público o tener contratos con la administración, ver la televisión autonómica o, sencillamente, entender los impresos de hospitales y universidades. Es muy sencillo conseguirlo: basta con ofrecer una educación bilingüe y que los formularios, comunicaciones e indicadores públicos también lo sean.

 

“Los partidarios de las políticas de «normalización lingüística», que no son sino ataques a la democracia porque restringen libertades básicas y crean obligaciones arbitrarias, no son sólo nacionalistas. A estos, que simplemente no tienen remedio ni idea decente alguna sobre lo que es la democracia, se unen numerosos españoles con ideas políticas oportunistas o inexistentes, o sencillamente descabelladas. Comencemos por éstos.

 

“Algunas almas bellas sostienen que como el castellano o español disfruta de magnífica salud, no es necesario esfuerzo alguno para defenderlo, mientras que sí es necesario proteger legalmente a las lenguas cooficiales: catalán, gallego y eusquera.

 

“Estos espíritus simples se afilian a la tesis de que bastante castellano tienen ya en sus vidas los escolares catalanes, gallegos o vascos, de modo que lo aprenderán solitos de modo natural, mientras que todo el esfuerzo educativo debe centrarse en la lengua cooficial, que muchos ignoran porque no es la suya materna (y que muchos comienzan a detestar, aunque esta es otra historia).

 

“Confundir la adquisición espontánea de una lengua
con su estudio es similar a creer que es igual contar con los dedos que saber matemáticas -y es una barbaridad, aunque la acepten Suso de Toro y otros semejantes-. Es, en definitiva, aceptar que el analfabetismo funcional en la lengua común es un gran progreso educativo.

 

“El PP se ha sumado en masa al Manifiesto; habrá que pedirle, pues, que rectifique los abusos lingüísticos de los que ha sido el principal responsable político cuando gobernaba en Galicia y Baleares, y los que se siguen cometiendo en Valencia. Pero, ¿qué hacemos con un PSOE que acaba de aprobar una resolución diametralmente opuesta al Manifiesto?

 

“Al menos habrá que decir bien alto y claro a los socialistas que su política se basa en una ficción jurídico-política impresentable, a saber, los «derechos» de las lenguas y de los territorios. Y falsos derechos impuestos, además, a costa de los únicos reales: los de las personas, contadas una a una.

 

“La perspectiva socialista sobre el problema del uso de las lenguas en la España bilingüe está mucho más cerca de las típicas del nacionalismo fascista que de otra cosa. Defender que la inmersión lingüística practicada en Cataluña, por ejemplo, resuelve problemas de convivencia porque impide que haya dos comunidades lingüísticas distintas es semejante a sostener que lo mejor es que haya un partido político único, porque así la sociedad estará menos dividida y las elecciones serían más armoniosas. Como en Cuba o en la España de Franco.” C. Martínez Gorriarán, No son las lenguas, es la libertad.

 

A pesar de lo que pregonan los nacionalistas, el Manifiesto por la Lengua Común no es de izquierdas o derechas. Desde posiciones de izquierda, aunque ciertamente minoritarias dentro del actual PSOE etnicista, también se apoya esta iniciativa. Joaquín Leguina:

 

“El pasado 23 de junio, Fernando Savater presentaba junto a un grupo de intelectuales de ideología variopinta un Manifiesto por la Lengua Común que levantó, de inmediato, todo tipo de ronchas y descalificaciones. Pero no se produjo ni un solo argumento en su contra. Porque en España hace ya mucho tiempo que cuando algo no gusta no se exhiben razonamientos para contradecir lo afirmado por otros, no, se recurre al insulto o -entre los más finolis- al eslogan político descalificador.

 

“El diario zapaterista Público recibía el Manifiesto de esta guisa: «El nacionalismo español hace de nuevo política con las lenguas». Por su parte, Miquel Iceta, la nueva estrella rutilante del PSC, se limitó a señalar que el Manifiesto era «innecesario» y José Montilla (que es natural de Córdoba) afirmó que el Manifiesto incitaba a la «catalanofobia». Gran honestidad intelectual la de este charnego reconvertido en catalanista.

 

“En efecto, el PSC es un partido que, según Félix de Azúa, se parece cada vez más a la corte de Catalina la Grande.

 

“El aparato mediático del catalanismo lanzó 800 (sí, 800) artículos contra el Manifiesto, pero en ninguno de ellos se aludía a su contenido ni se argumentaba contra él.

 

“Las fuerzas localistas del nordeste de España, como un solo hombre, se dieron al insulto -esa práctica tan española-: «Ataque contra el catalán», «franquistas», «fachas», «españolistas de mierda», «miserables» (Jordi Sánchez), todo eso y más lindezas dijeron. Antoni Puigvert aseguró -él, tan moderado- que el Manifiesto rompía los últimos puentes entre Cataluña y España… Naturalmente, todos esos artículos estaban escritos y publicados en español, la lengua que, según estos atacantes, quiere asesinar al catalán… y, para guinda del pastel, lo de Jordi Pujol sonó como el Tambor del Bruc: «Combatir con decisión y confianza, sin miedo y sin respeto para quien no nos respeta», eso dijo el veterano y, ahora, radicalizado líder.

 

“Entretanto, las firmas de adhesión al documento escrito por Savater crecían, eso sí, movidas en parte por EL MUNDO, lo cual le vino de perlas a Rodríguez Zapatero, quien aprovechó que el Tormes pasa por Salamanca para sentar doctrina: «La derecha quiere apropiarse de la lengua común como antes lo intentó con la bandera común», dijo… y después de soltar semejante sandez, el actual presidente del Gobierno se fumó un puro.

 

“De poco vale que más del 50% de los catalanes prefiera el castellano como primera lengua porque el nacionalismo catalán y sus adláteres están dispuestos -así lo dice el nuevo Estatuto- a obligar a todos quienes pisen (o sobrevuelen) el territorio de Cataluña a hacerles aprender y obligarles a usar aquella lengua «propia». Ya se sabe: «La letra con sangre entra».

 

“Pero dejémonos de darle vueltas a la noria y recordemos, en primer lugar, que los poderes públicos -y desde luego el Gobierno de España- están obligados a guardar y hacer guardar la Constitución. Así lo han jurado o prometido todos ellos. Vayamos, pues, al grano.

 

“1. ¿Puede un profesor, nacido pongamos que en Valladolid, ir a trabajar a una universidad catalana dando sus clases en castellano? La respuesta es no. Por lo tanto, a ese profesor se le está privando de uno de sus derechos (el de usar el castellano) y el Gobierno de España no puede mirar para otro lado.

 

“2. ¿Puede un niño catalán que tenga como lengua materna el castellano ser escolarizado en ese idioma? La respuesta es no. Un derecho del que se le priva y que no puede dejar indiferente al Gobierno de España.

 

“3. ¿Puede un funcionario español trasladarse a trabajar a Cataluña sin haber aprendido antes concienzudamente el catalán? La respuesta es no.

 

“Y así podríamos seguir con los rótulos de las tiendas, los de las carreteras, con la expulsión de facto del castellano del Parlamento de Cataluña, con la exclusión de los escritores catalanes en castellano, pues sus obras -según los nacionalistas y sus abducidos del PSC- no pertenecen a la cultura catalana y por eso no se les permite acudir a la Feria de Fráncfort, etcétera.

 

“En resumen, el derecho a usar el castellano que la Constitución consagra no se puede ejercer en los foros públicos de Cataluña… y el Gobierno no puede mirar para otro lado diciendo -como dicen sus voceros- que reclamar estos derechos elementales es de derechas (al parecer, en estos nuevos tiempos todo lo que no sea aplaudir a ZP y sus ocurrencias es de derechas).

 

“Pero lo más peligroso -por irresponsable- del discurso de ZP y de sus conmilitones es que para ellos el nacionalismo periférico (vasco, catalán, gallego…) no existe y como no existe no puede hacer mal a nadie ni tener aspiraciones a la independencia. Por ejemplo, Convergencia Democrática de Cataluña, con Artur Mas a la cabeza, acuerda, imitando a Ibarreche, que su objetivo político es una «Cataluña Libre y Soberana»… y el Gobierno español no tiene nada que comentar.

 

“¿Por qué no hablamos claro de una vez? Los nacionalistas y sus adláteres detestan el bilingüismo en sus territorios, lo mismo que rechazan el oír hablar de un Estado Federal… y de poco vale ocultar esa verdad haciendo oídos sordos a los voceros nacionalistas que no se cansan de repetir: «Derecho a decidir», «independencia», «fuera el castellano» y otras muchas lindezas anticonstitucionales.

 

“Pero no es ésa -la de mirar para otro lado- una práctica que sólo concierna a este Gobierno. Sin ir más lejos, Aznar en 1997 se negó a recurrir la Ley de Política Lingüística de Pujol ante el Tribunal Constitucional, porque necesitaba los votos de CiU. Tampoco la recurrió el Defensor del Pueblo (Alvarez de Miranda), sobre quien se ejerció todo tipo de presiones para que no presentara recurso de inconstitucionalidad. Una ley que era y es anticonstitucional por los cuatro costados.

 

“El E
statuto aprobado el 18 de junio de 2006 (con un apoyo popular, simplemente, ridículo, que todo hay que decirlo) echa un par de paletadas más sobre el asunto:

 

“1) «Todas las personas en Cataluña tienen el derecho de utilizar y el deber de conocer las dos lenguas oficiales». Se establece así la obligatoriedad de dominar el catalán para todas las personas que vivan en Cataluña y

 

“2) «La lengua propia de Cataluña es el catalán. Como tal, el catalán es la lengua de uso normal y preferente de todas las administraciones públicas y de los medios de comunicación públicos en Cataluña, y es también la lengua normalmente utilizada como vehicular y de aprendizaje en la enseñanza».

 

“Si esto es constitucional, yo soy el obispo de Mondoñedo, pero sí es una discriminación contra los castellanohablantes. Y por serlo es también una discriminación para los menos dotados económica y socialmente, los inmigrantes del resto de España y sus descendientes. Estamos ante una descarada y consentida política que pretende tratar a los castellanohablantes como extranjeros en su propio país. «Si un español emigra a Inglaterra, lo que ha de hacer es aprender el inglés» es un argumento que los catalanistas suelen exhibir para exigir a todo el mundo en Cataluña el uso del catalán. Se olvidan -y no por casualidad- que un andaluz en Inglaterra es un extranjero, pero cuando se desplaza a Cataluña no sale de su propia nación.

 

“Las normas internacionales, por ejemplo, las de la Unesco, respecto a la enseñanza recomiendan una obviedad: los niños deben ser escolarizados en su lengua materna. Es tan paradigmático como penoso anotar cómo notables pedagogos catalanes han sacrificado estas elementales normas en el altar de su catalanismo.

 

“Pero no han sido sólo los pedagogos quienes han teorizado, practicado y ejecutado el ombliguismo catalanista. Muy representativos escritores también se han pronunciado en la misma dirección en lo tocante a la creación literaria. Veámoslo.

 

“En el número de julio y agosto de 1977 -inmediatamente después de las primeras elecciones democráticas y en vísperas del debate constitucional- la revista Taula del Canvi, catalanista de izquierdas, planteaba una pregunta a una serie de intelectuales antifranquistas de indudable valía (Salvador Espriu, Manuel de Pedrolo, Joaquín Molas, Antoni Comas…).

 

“El asunto se las traía desde la propia formulación de la pregunta, que era ésta:

 

“¿A los catalanes (de origen o radicación) que se expresen literariamente en lengua castellana hay que considerarlos como un fenómeno de conjunto que hay que liquidar a medida que Cataluña asuma sus propios órganos de gestión política y cultural?

 

“Antes de considerar las respuestas ha de tenerse en cuenta que a ese «fenómeno de conjunto» pertenecían -y pertenecen- los hermanos Juan, José Agustín y Luis Goytisolo, Vázquez Montalbán, Carlos Barral, Juan Marsé, Félix de Azúa, Eduardo Mendoza y un largo etcétera, amigos y compadres de quienes respondían así:

 

“Salvador Espriu: «Espero y deseo que sí».

 

“Manuel de Pedrolo: «No hemos de discutir a nadie el derecho a escribir en la lengua que quiera, pero nadie tiene derecho a convertir una lengua forastera en un arma de destrucción de la identidad del pueblo al cual pertenece o en el cual se inserta».

 

“Antoni Comas: «Como hecho colectivo, como fenómeno de conjunto, hay que liquidarlo a medida que Cataluña recupere su autonomía».

 

“Joaquín Molas: «Si las soluciones son las que deberían ser, los que utilizan la lengua castellana tenderían a desaparecer».

 

“Entre tanto ardor guerrero y exterminador destaca, por extraña, una propuesta razonable:

 

“Francesc Vallverdú: «La cultura catalana se puede manifestar y de hecho se manifiesta en diversas lenguas».

 

“Tan tempranas y amenazadoras manifestaciones de catalanismo identitario y arrasador deberían haber puesto en guardia, al menos, a dos entes políticos:

 

“1) A los inmigrantes llegados a Cataluña y, en general, a los castellanohablantes y a sus representantes políticos y

 

“2) A los partidos de ámbito nacional. Pero todos prefirieron mirar para otro lado, pensando, quizá, que la sangre no llegaría al río, que tales posiciones radicales, como otras muchas de entonces, se atemperarían en el marco constitucional que ya se estaba elaborando. Mas, fuera como fuera, el hecho fue que nadie quiso señalar unos límites, al menos intelectuales, a semejante desbarre.

 

“Dado que los artículos del Nuevo Estatuto referidos a la obligatoriedad de la lengua catalana están recurridos ante el Tribunal Constitucional (TC), conviene recordar aquí una sentencia de este Alto Tribunal; la del 26 de junio de 1986, cuando lo presidía Francisco Tomás y Valiente. En esa sentencia -contraria a la obligatoriedad de una lengua cooficial- se lee lo siguiente: «Pues el citado artículo (el 3 de la Constitución) no establece para las lenguas cooficiales ese deber (el de ser conocidas), sin que ello pueda considerarse discriminatorio».

 

“Cabría esperar que el TC se atuviera en este asunto a su propia jurisprudencia, mas, para decirlo todo, los miembros actuales del TC han demostrado sobradamente que no son ni Tomás Moro ante Enrique VIII ni Becket ante Enrique Plantagenet; se parecen más a los jueces obedientes y obsecuentes que pululaban por España no hace tantos años… y a los que convendría olvidar para siempre. En fin, que mi fe respecto a las actuales instituciones políticas y judiciales es descriptible, por eso estoy dispuesto a pelear contra las canalladas que se están perpetrando contra el derecho a usar el castellano y contra los canallas que las cometen o que las permiten.” Joaquín Leguina, El reñidero español. El Mundo, 17.7.08 (€).

Anuncios

29 comentarios

  1. “Son los ciudadanos quienes tienen derechos lingüísticos, no los territorios”
    Entonces ¿porque no reivindican que un catalán, vasco o gallego pueda dirigirse con total normalidad en su lengua a la administración de madrid, cáceres o sevilla?¿No somos todos ciudadanos españoles y esas lenguas tan españolas como el castellano?

  2. La lengua en peligro en Catalunya es el catalan, no es castellano, que nadie se engañe. No se donde viviis la mayoria de gente de este blog, pero yo soy de Barcelona, y de catalan poquito poquito (ni en la universidad, ni en los comercios, ni en las administraciones…).
    La finalidad de las leyes de proteccion del idioma es para lo que su nombre indica, no para eliminar el castellano, cosa que es imposible, con la potencia de poblacion hablante de la que goza este idioma (de echo es el que hablo ahora mismo).
    Por cierto, tanto hablar de nacionalismos, y nunca hablais del mas radical: el NACIONALISMO ESPAÑOL (del que veo que hay constante referencia por aqui).
    Mi intencion no es ofender a nadie, si es asi, espero que se comente, pero negar la realidad (por muy sujetiva que sea) es ser hipocrita.
    saludos

  3. Joaquim y Lluís:
    Sois víctimas de la demagogia separatista.
    El concepto de lengua común es precisamente el de lengua franca usada por todos en un mismo Estado, y con carácter oficial.
    Todo el mundo a lo largo y ancho de España conoce y puede expresarse en español, pese a las medidas de los políticos separatistas para erradicar su conocimiento y alienar a los ciudadanos españoles de su propio país. Pretender que un funcionario, viva éste donde viva, tenga que conocer necesariamente determinadas lenguas regionales es una aberración esgrimida usando argumentos demagógicos. El español lo conocemos todos, pero el catalán, el vasco y el gallego son lenguas que quedan restringidas a las comunidades donde se hablan. Esto nada tiene que ver con imposiciones “centralistas”: nadie conoce el catalán, por ejemplo, en Zamora o en Cáceres, y en cambio el español es la lengua más hablada en Catalunya.
    No se trata de que el castellano o español vaya a desaparacer o no. De lo que se trata es de que los gobiernos nacional-separatistas implementan medidas que discriminan a los castellanohablantes con el pretexto de preservar las lenguas y culturas regionales, pero que en realidad enmascaran una finalidad xenófoba, racista cultural y profundamente clasista.
    Y no vengáis con el cuento de fantasmas sobre el nacionalismo español: el españolismo murió con Franco, y actualmente tan sólo está representado por cuatro nostálgicos. Los verdaderos herederos del fascismo español son los separatistas vascos, catalanes y gallegos, los que han copiado sus métodos y estuvieron engordando económicamente -caso de las burguesías vasca y catalana- bajo la sombra siniestra y el proteccionismo del régimen franquista.
    Los que no paran de dinamitar el Estado de Derecho y la igualdad y la libertad efectivas entre todos los ciudadanos son los políticos esbirros de las burguesías separatistas, tanto aquí como en el resto de Europa e incluso en lugares como América del Sur (Bolivia, Venezuela, Ecuador).
    Separatistas y acomplejados varios: dejaros de monsergas de una vez y abrid los ojos ante la realidad.

  4. Jordi Pujol · · Responder

    Seguid así Harum y demas salvadores de “separatistas acomplejados”.
    En Catalunya ya somos mas del 40% los independentistas convencidos, y subiendo…, gracias por ayudarnos con vuestra ignorancia.
    No falta mucho para que tengamos la suficiente “masa crítica” para empezar el proceso de independencia, que hareis entonces??, otra guerra?, vosotros que sois tan democraticos.., je ,je.
    Que os vaya bien y hasta nunca…

  5. Honorable:
    Estoy contigo en que la educación capciosa que se ofrece en las escuelas catalanas siguiendo los parámetros de los gobiernos nacionalistas está generando mucho niñato pijeras racista y xenófobo antiespañol. No te lo discuto.
    Sin embargo, yo tampoco me fiaría mucho de las estadísticas que lanzan los medios separatistas, caracterizadas por la mentira y la manipulación más rastera, al más puro estilo nacionalista.
    No obstante, y siendo consecuente con los parámetros ideológicos del nacionalismo étnico, cualquier referéndum organizado exclusivamente en el Principado no debería de tener ninguna clase de validez. La razón es muy sencilla: la organización política y administrativa de Catalunya como comunidad autónoma no deja de ser, según vuestras tesis, puro arbitrio imperialista español, y lo realmente válido sería implementar la consulta pública en todos los Païssos Catalans, dado que para vosotros es tan catalán un gerundense como uno de Valencia y otro de Perpignan.
    El catalanismo no es más que una farsa.

  6. Un catalán Español · · Responder

    Desde luego que el catalanismo es un invento bananero para mantener a cuatro desfasados del siglo XIX.
    En realidad, todo el catalanismoestá basado en uns supuesta corona catalana que nunca existió. Es más, por no tener, no tienen ni bandera propia, ya que la que ahora ondean es la Aragonesa, qe como su nombre indica proviene del latín “aracus” que significa tierra de labranza, de ahí las 4 barras de color rojo que muestran un campo arado y dorado por el sol, y esas franjas rojas representan la sombra que se genera en los arados.
    Por otro lado, se defiende el de septiembre como una fecha histórica en la independencia de cataluña, pero lo que no quieren explicar los nazionalistas es qué y a quién estaban defendiendo en Barcelona, porque desde luego, una cataluña independiente no.
    Podría rrebatir todos y cada uno de los argumentos en los que se sustenta el nazionalismo catalán, pero creo que no vale la pena.

  7. Señor catalán español: A lo largo de estos últimos años he leido y he oido la mayor parte de los argumentos acerca de la no catalanidad del escudo de los cuatro palos
    (no barras) de gules en campo de oro. Pero hasta hoy no había encontrado un argumento tan original y pintoresco como el que usted
    explica.
    Dentro del conjunto de argumentos para explicar el presunto origen aragonés del escudo y la bandera de los cuatro palos, espero que esta vez sea la buena y se demuestre de una vez que los catalanes nos apropiamos hasta de los símbolos ajenos.
    Le ruego nos ilustre a todos con las fuentes y las citas de autoridad pertinentes.

  8. González Pons, un nuevo aparachiko del PP, se arrepintió horas más tarde del intento de acallar a la COPE con una negociación de gansterillo barato. Llamó a Ignacio Villa por teléfono y le dijo que estaba “arrepentido”. No es único el caso de los arrepentidotes, también Arenas mandó una nota diciendo que debería seguirse investigando el 11-M cuando horas antes dijo que a los españoles “eso no le importa”.
    Como vemos, estos recién llegados al redil de los Neonazis del PSOE sueltan EXPLICITAMENTE sus intenciones mediante palabras y HECHOS. Pero no están seguros, se arrepienten, dudan, se columpian, tiemblan. ¿Porqué tanto va y viene? Es sencillo de explicar, los neonazis han contado a todos aquellos que quieren captar, que los españoles se lo tragan todo y que se lo tragarán todo, así de claro. Pero eso no es lo que refleja la realidad, donde millones de personas no aceptan sus fantasmagóricas homilías de monjes marcianos, donde las huelgas se producen un día si otro también, donde el español medio está mosqueado como un pavo en Nochebuena, donde la contestación, la oposición y la resistencia van anidando en cada hogar de la Patria, o donde las encuestas no hacen más que denotar un escepticismo nacional creciente, aquilatado además por las malas condiciones de la economía doméstica que tiende a empeorar vertiginosamente.
    Es muy natural que la cadena COPE reciba el apoyo explícito de la Iglesia Católica preparando la guerra que se avecina, y a la vez pregunte a estos conversos peperos; Señores del PP ¿Uds. están a favor de la Libertad o en contra de ella?. Porque es a esta sencilla pregunta lo que deben responder los dirigentes del Titanic y no andarse por ramas ignotas que no entiende nadie pero que aumentan la certidumbre de estar ante unos nuevos enemigos que se han sumado a los anteriores, Vidal Cuadras es paradigmático al respecto.
    Todos ellos son el PARTIDO UNICO ANTINACIONAL NEONAZI, los representantes de la CASTA parásita y asesina de los Derechos Nacionales Españoles, sus más “oficiales” rateros de bienes materiales y espirituales.
    La oposición teórico-política a este estado de cosas es tan sencilla que hasta un niño pequeño la entiende, sin nombrar a los millones de españoles que la ponen en práctica a diario. Se trata de la democracia, de la exigencia de nuestros derechos, del ejercicio de la Soberanía Nacional Española, de practicarla día a día y allí donde se esté, que no se pueda hacer nada sin el concurso de los ciudadanos, que no se puede decidir nada sin la intervención de las bases, que no se pueda opinar por encima del criterio general. Esa posición tan básica, fue la que llevó la tumba al partido de C’s y la que no dejará surgir a UPD, pues en ninguno de esos casos se contempló y contempla esa posición “radical” pero arrasadora en la España actual.
    Lo que piden los ciudadanos españoles en todas las manifestaciones habidas y por haber, es la democracia, ese estado sustraído también en los pactos de la transición, ocultado y preterido durante 70 años a los españoles, primero con la dictadura y más tarde hasta ahora, con el advenimiento de una SOLA casta dictatorial y liberticida.
    Pero además, esa exigencia que crecerá como lo viene haciendo desde hace años, pone en cuestión directamente al poder político, señalando al monarca el camino del exilio por ser el Jefe de un Estado corrupto, asesino de derechos y lengua nacional o protector sumo de neonazis alógenos o centrales, todos bajo el paraguas del Loco de la Moncloa y su equipo de miembros y “miembras” sacadas del manicomio.
    Basta que haya una sola persona capaz de explicar esto tan sencillo, para que esas ideas que dan cuenta de la realidad política española, se incrusten en los cerebros españoles que ven día a día la certeza de esa teorización; más aún, son esos millones los que practican sin que nadie se lo diga. Así fue como cuatro gatos incomprendidos lo expresaron en el partido C’s y cómo miles de afiliados “obedecieron” aquellas consignas mil veces más realistas que todas las paridas juntas que soltaron aquellos insolventes de la dirección, lo mismo que las letanía que sueltan hoy los dirigentes de UPD, de chiste.
    Da igual que ese manifiesto lo firmen miles de personas, están en su derecho pero no en todos está todavía el conocimiento de la inutilidad del esfuerzo y la cortina de humo que supone, ya lo verán exactamente igual que han visto todo lo que se les ha venido diciendo. Uno solo bastaría para dar noticia de la situación, pero afortunadamente ya somos millones y al final seremos todos, hasta derrocar a este régimen criminal.
    Que no les pase ná a los neonazis cuando entremos en el cuerpo a cuerpo.
    25 de junio de 2008 14:04:00 CEST
    miércoles 25 de junio de 2008
    Algunas razones para no firmar el MLC (Manifiesto por una Lengua Común)
    http://ciudadanosenlared.blogspot.com/2008/06/algunas-razones-para-no-firmar-el-mlc.html

  9. Sobre este manifiesto, habría que señalar la flagrante contradicción de decir que las lenguas y los territorios no tienen derechos para, inmediatamente, sentenciar que “La lengua castellana es COMUN Y OFICIAL a todo el territorio nacional, siendo la única cuya comprensión puede serle supuesta a cualquier efecto a todos los ciudadanos españoles.” En fin, que ninguna lengua tiene derechos, excepto, claro, el castellano, con sus indiscutibles privilegios. Y ningún territorio tiene derecho, salvo esa España obsoleta y centralista que se empeñan en imponernos (a los españoles también). A partir de ahí, con esas premisas falsas, toda la argumentación que quieran presentar después no puede ser sino falaz y sesgada.
    Como flagrante es el caso de Galicia, donde asociaciones como “Galicia Bilingüe” se quejan de la “discriminación” de la que siempre ha sido la lengua dominante impuesta a todos los niveles, el castellano y que, gracias a esa imposición y presión, va haciendo retroceder en su uso al gallego, lengua propia y todavía mayoritaria del país (por mucho que les pese a unos cuantos, el castellano es el muy respetable resultado de la evolución del latín… en otro lado, con notable influencia fonológica vasca, por cierto).
    Un ejemplo a continuación de discriminación del gallego en el entorno laboral. Empresa Navantia, Ferrol. El empleado recibe la siguiente respuesta de su empresa a una consulta realizada en gallego: “su escrito no se [sic] si se lo escribe su hijo de 2 años o es algún dialecto con el que hablan ustedes en su aldea… no nos haga perder más tiempo”. En esta empresa, contenta estará Galicia Bilingüe, buena parte de la documentacion, señalización, etc., es, efectivamente, bilingüe: castellano e inglés. El gallego es ignorado y, como se ve por este ejemplo, repudiado. Esta es la situación común en una gran parte de los entornos laborales y sociales de Galicia, en los que la única lengua propia de Galicia sigue sufriendo desprecio y discriminación.

  10. El principio del fin
    Los acontecimientos políticos españoles han cobrado un ritmo frenético desde que el Sr.- Zapatero abordó la Moncloa. En este período temporal y en lo relativo a la conciencia política de los españoles -o por lo menos de sus capas más preclaras-, se pueden distinguir tres fases con límites imaginarios:
    1ª Toma de conciencia de la situación.
    2ª Comprensión cabal de la misma incluida sus causas, efectos y consecuencias prácticas.
    3º Inicio de hostilidades, (en la que actualmente nos encontramos.)
    No es sólo la Iglesia Católica la que emite constantes señales de resistir los ataques de los neonazis gubernamentales y tampoco la creciente movilización social “básica” que se empieza a producir con motivos de huelgas u otras desgracias incluidas las económicas, es también en el propio PP donde vemos que el PSOE no logra la adherencia incondicional de esa fuerza según sus planes. Las últimas declaraciones de algunos dirigentes del partido, indican que vuelven a estar “donde estaban” señalando que la protesta interna no ha cesado a pesar de la formalidad de su congreso. Al fin y al cabo el PP lleva 4 años con ese movimiento pendular.
    Pero esta vez es definitiva, el intento de fusión PP-PSOE ha fracasado; no en la forma, porque D. Mariano se ha entregado con las manos atadas, sino en el fondo, en la resistencia interna sin integrar ni aplacar; y sobre todo en las bases y electores, que no aceptan la traición en “tiempo real” perpetrada por sus dirigentes vendidos al enemigo. De esta manera, el PP puede volver, en parte o todo, a la “crispación”. Pero ya es tarde, no sólo porque el desprestigio o desconfianza han traído incredulidad en el partido, es que esa inutilidad nacional ha llegado a límites infranqueables. Y es que la situación general y particularmente la económica, hace inminente las rupturas políticas y las protestas sociales, que pasarán sobre estas cuestiones como el viento por el árbol. Resulta entonces que el último acto de abierta traición(*) nacional producida en el PP, es a la vez la señal para la definitiva salida de la situación, aunque es natural que se prolongue en el tiempo por meses.
    Pero todo obedece a una resistencia popular deshilvanada pero creciente, imparable e incontenible que hace recular a sus enemigos en todos los frentes. Incluso el pírrico órdago del lendakari es la iniciativa de un fracasado proyecto y dirigente. El retroceso de los neonazis es directamente proporcional a las groserías, insensateces o majaderias de sus “miembras”, estén donde se hallen, sean quienes hablen o con el tema que toquen. Y también está directamente relacionado con las iniciativas laicistas, eutanasistas, u otros de esa jaez. El tema político está zanjado para este régimen: se quedó gripado y está muerto; resta el vano intento de usar la fuerza militar.
    Lo que se avecina es una descomposición general de mercados y circuitos económicos, además de una bancarrota total del Estado que dejará de atender muy pronto todo tipo de subsidios incluidas las pensiones. Cuando se inicie el desconcierto social, su panorama en una primera fase será caótico, y eso sin suponer enfrentamientos más que probables. La siguiente fase exigirá a los ciudadanos su propia organización técnico-social, para la cual están más que preparados pues son esos mismos ciudadanos los que sustentan, supervisan, inspeccionan, trabajan…en una palabra, hacen funcionar a la sociedad.
    Y habrán de adoptar de acuerdo con la situación, un Estado y una forma política Nacional en las que sin lugar a dudas no estarán los enemigos gubernamentales de hoy en día.
    Si non e vero e ben trovato.
    27 de junio de 2008 12:26:00 CEST
    27 de junio de 2008 22:59:00 CEST

  11. Juanan:
    No intente extrapolar casos aislados. Si esa empresa de la que usted habla ha discriminado a un trabajador por expresarse en gallego, habría que demostrarlo en los juzgados, y que caiga todo el peso de la ley sobre ella si es menester.
    Por el contrario, Galicia Bilingüe y todas las asociaciones y partidos que defienden el bilingüismo lo que hacen es posicionarse a favor del ciudadano y en contra de imposiciones artificiales de la Administración, imposiciones que lo único que persiguen es más nacionalismo, y no la promoción de una lengua, una cultura o el derecho a expresarse en el idioma de una región concreta.
    Cuando se insiste en asegurar la posición del español como lengua común no se está defendiendo a esta lengua, porque efectivamente las lenguas no tienen derechos por sí mismas, sino que se está defendiendo al conjunto de los ciudadanos españoles, a quienes tenemos al español como lengua franca independientemente de que lo hablemos en nuestra casa. Se trata de una política de Estado y también social.
    Actuar en contra de esta medida tan lógica y fácil de entender implica perjudicar gravemente a la inmensa mayoría de los españoles, y especialmente también a los inmigrantes, confiriéndoles a las políticas nacionalistas el sesgo xenófobo, racista cultural y clasista que siempre las ha caracterizado.
    La secesión de las regiones españolas comandadas por los nacionalistas separatistas vendría a significar el colofón de estas expresiones de insolidaridad y odio hacia todo lo que suene a español.

  12. Velando Armas
    Los últimos acontecimientos deportivos-políticos, incluido el Manifiesto cutre-piadoso, han sacado de la superficie informativa el verdadero tsunami de la economía española. Esta semana han caído las bolsas obteniendo recordé, el IPC se ha disparado, el porcentaje de interés hipotecario ha crecido aún más, el BEC anuncia subida de intereses, aumento del coste eléctrico además de la vida en general, incremento del paro y disminución de la actividad económica nacional. Estas son entre otras del tenor, las noticias de un panorama “apoteósico” para el país.
    La conclusión de esta devastadora evolución no puede ser más clara: los españoles van a pasarlo extremadamente mal de manera inmediata. No solamente por el hecho de no disponer suficiente nivel adquisitivo para mantener e incluso tener condiciones de vida, no ya dignas, sino meras. También intervendrán conflictos sociales, políticos y militares que dificultarán aún más el mantenimiento de la “paz” social y la bondad económica de costumbre, y todo junto fundiéndose los factores, auguran apresuradamente una época revolucionaria de libro estudiada en el bachillerato antiguo.
    Es cada día más patente que las preocupaciones de este u otros blogs carecen de utilidad cuando discuten acerca de un Manifiesto, de las declaraciones de unos y otros simulando “diferencias”, de las iniciativas separatistas de un partido de las provincias Vascongadas… Todo eso es anclarse en el pasado, en los detalles, en las enseñanzas, en la propaganda y en el ruido. La verdadera situación de nuestra Nación se verá de inmediato, no por la TV. ni los periódicos, la vivirá cada uno de los españoles en su propia vida, como hemos “vivido” el desabastecimiento alimenticio durante unos días porque un sector laboral se manifestó.
    Este es el momento definitivo que durará un tiempo, para arreglar la Nación radicalmente por vez primera en su historia. La degradación económica, jurídica, social, política, moral, educacional…de España es tan severa, que cualquier causa incluso nimia, encenderá el fuego; demasiado tiempo y razones todas, ha traído la historia a los ciudadanos españoles que sabrán cumplir sus obligaciones como Dios manda.
    Isidro Orozco
    sábado, junio 28, 2008

  13. Había un tiempo en el que creía en el nacionalismo de izquierdas, ahora ya no…
    El nacionalismo lleva a creer la superioridad de un pueblo sobre los otros y eso es contrario con el concepto de izquierdas, pero claro, tenemos que preguntarnos, ¿porqué solo se habla de nacionalismo cuando se habla de los partidos o organizaciones que proclaman otra nación diferente a la “nación” española?
    No lo entiendo, hay unos partidos que defienden a muerte la unidad e la indivisible unidad de España, y que privan del deber democrático de preguntar a los ciudadanos sobre el futuro del país, a esos no se les llama nacionalistas aunqué pongan la mal llamada nación española por encima de todo lo demás, incluso de la democracia y de las personas. Esos son simplemente, buenos españoles, o patriotas, o buenos ciudadanos.
    En cambio, cuando hablamos de los que simplemente reclaman su existencia, su reconocimiento, aquellos que solo piden existir, aquellos que dicen que su lengua no es la denominada “común” sinó otra y que ya que la suya fue prohibida durante mucho tiempo por las autoridades (a saber si eran nacionalistas o solo buenos españoles), piden que se recupere la incidencia social que tenia antes del período de masacre cultural, de holocausto contra las naciones que forman España sin ser la castellana, esos, son nacionalistas y hasta hay gente que les llama nazis! por querer existir, por pensar, solamente por decir: EH! que estoy aquí! en una lengua que no es la denominada común.
    Soy antinacionalista, no creo que mi pueblo, el pueblo catalán sea mejor que los otros, y no tengo nada contra España, pero si tengo que perder mi cultura, mi lengua, mis tradiciones y ser colonizado por una cultura a la que llaman común, prefiero ser independiente!
    FORA NACIONALISTES! INDEPENDÈNCIA JA!!

  14. Para el ciudadano catalán Español, ha cometido unos cuantos errores, no se si por ignorancia o por nacionalismo rancio Español.
    Por ejemplo: la bandera catalana, no es aragonesa, basicamente porqué no es más que el escudo de la casa condal de Barcelona, es decir el escudo, la insignia de los condes de Barcelona que tiempod espués se usó como bandera de Catalunya. La corona de Aragón se forjó después con la unión del Conde de Barcelona al cual pertenecían los cuatro palos y la heredera del reino de aragón la cual tenía su propio escudo.
    Segundo: El 11 de septiembre no se celebra ninguna independencia. Se conmemora, se recuerda la derrota de Catalunya, de Barcelona en concreto en la guerra de sucesión en la cual perdimos nuestros derechos como pueblo, y se nos castellanizó… No celebramos NADA!

  15. “Cuando se insiste en asegurar la posición del español como lengua común no se está defendiendo a esta lengua, porque efectivamente las lenguas no tienen derechos por sí mismas, sino que se está defendiendo al conjunto de los ciudadanos españoles, a quienes tenemos al español como lengua franca independientemente de que lo hablemos en nuestra casa. Se trata de una política de Estado y también social.”
    La legnua franca es el inglés, si el ptoblema es ese lo que no podemos hacer es imponer una lengua para que sea “lingua franca”… La lingua franca se crea por el uso no se impone…

  16. Liberty dice:
    “La legnua franca es el inglés, si el ptoblema es ese lo que no podemos hacer es imponer una lengua para que sea “lingua franca”… La lingua franca se crea por el uso no se impone.”
    Pues tú mismo Liberty. Me parece que el nacionalismo correspondiente aspira a que su respectiva lengua “nacional” sea de único uso en sus respectivos territorios. Y ¿qué hacen sino imponerla coactivamente pretendiendo obligar a su uso?.

  17. ¿Como se impone una lengua en el territorio donde se habla y se ha hablado históricamente?
    ¿Está prohibido el castellano? No
    ¿Se deja de enseñar en las escuelas? No
    ¿Te etienden en castellano en las administraciones? Si
    Hubo imposición, pero no del catalán, sinó del castellano, lengua que no se usaba en Catalunya hasta la imposición del castellano en 1714 que duró hasta la primera república y después hasta el 1975. También las olas migratorias de las zonas pobres del estado.
    ¿Si vienen 50 millones de chinos a España se va a conceder la oficialidad al chino? ¿se educará en chino?
    El problema es de nacionalismo, pero el nacionalismo catalán no sale por pura codicia de tener y ser más, sale como movimiento de defensa cultural en contra de una nación hostil ante nosotros como la castellana, el problema es de nacionalismo castellano…
    No se pretende obligar a usarlo, sinó que todos los ciudadanos catalanes deben conocer la lengua, es como si un madrileño no conociera el castellano, ¿que tontería no?
    El problema es que des de vuestro nacionalismo, veis el catalán como lengua inferior, y como lengua que no es útil…
    Que el castellano sea superior al catalán crea una sensación de subordinación frente al resto de Españoles, como si fuéramos una colonia.

  18. darkjacker · · Responder

    Propongo que a partir de ahora se promueva el inglés en todo el mundo y cuando ya todos sepamos perfectamente el inglés se pregunten:
    Que español querra estudiar catalán, castellano, gallego, vasco si con el inglés tiene suficiente? Unos pocos nostálgicos que acabarán desapareciendo.
    Eso mismo pasaria ahora en Catalunya si no fuera obligatorio aprender el catalán. Porque? pués porque hay muchos immigrantes (de ahora i de antes) que no tienen ninguna estima al catalán al no haber nacido aquí,por lo cual no hacen ningún esfuezo para aprenderlo. Si hubiera tanta gente sin saber el catalán, a los catalanes se nos estaria obligando a canviar de al castellano continuamente. La unica opcion para hablar castalán seria con familiares o amigos catalanes, con lo cual se crearian guetos.
    Algo que objetar a mi razonamiento? (Porfavor con argumentos, no con palabreria que de eso sabemos todos)

  19. Si la excusa es que en toda españa puedes ir donde quieras hablando castellano, ¿porqué no aceptamos el inglés como lengua oficial? Podemos ir donde sea del mundo y hablar en inglés. Que cada persona hable en el idioma que le salga de los huevos simple y llanamente y dejaros de complicar más el asunto. Como decia joaquin por arriba, si tu vas aqui a adminsitraciones ya comercios etc, la gente te habla en castellano a primera impresión. Y eso de que en el colegio no se puede aprender castellano, o que te marginan por hablar castellano PERO ¿DE DONDE COÑO LO HAN SACADO? Sería más bien al revés…si hablas catalán en un colegi ode Barcelona eres un marginado.

  20. Oigamos lo que dice un catedrático madrileño de lingüística, que algo sabrá del tema
    “El castellano no está perseguido; ésa es una polémica ficticia”
    A los que hablan de guerra al español, este catedrático de lingüística les dice lo contrario: que hay un nacionalismo castellanista excluyente
    http://www.publico.es/agencias/072673/lingista/castellano/catalan/moreno/cabrera

  21. Soy de Mallorca y hablo el catalán. Muy orgullosa estoy de hablar esta lengua y más orgullosa de defenderla de la gente de mente cerrada.
    ¿Que pasa? ¿Queréis volver a la época de Franco en que nadie podía hablar su lengua en un acto oficial?
    No sé, creo que deberíamos avanzar y abrirnos un poquito más a las diferentes maneras de pensar y ver las cosas porque nadie piensa igual.
    Entiendo que soy española porque en mi DNI lo pone, pero también soy bilingüe y eso nadie me lo puede quitar: conozco el catalán y el castellano y, aunque a muchos les joda, el catalán es una lengua, igualita que la castellana.
    En las Illes Balears, en Catalunya, el País Valencià, una parte de Itàlia… Se habla el catalán y nadie nos puede (o no nos debe) obligar a no utilizarla.
    Estoy hablando del catalán, pero seguramente el gallego y el basco tienen el mismo problema.

  22. Manuel Moretó · · Responder

    Viendo el pensamiento que se manifiesta desde el famoso Manifiesto y desde esta página electrónica, a los que, como yo, somos catalanes y hemos sufrido la represión lingística del franquismo (con una pasividad muy sospechosa de amplias capas de la sociedad española), tras analizar cuales son los sentimientos de estos firmantes y de quienes están representados por los mismos, se me han aclarado las ideas. España fue un mal invento en el que participaron mis antepasados históricos. Si los catalanes hubieran hecho como los portugueses y se hubieran quedado como un pequeño Estado, hoy no tendríamos que soportar que del “tanto monta monta tanto” hayamos llegado a tener que pedir permiso para ser tal como nos dé la gana. A los que piensan como ustedes, les deseo que llegue un día en que el inglés, posible “lengua común” de Europa, sea obligatorio en Cienpozuelos o la Alcarria y que los emigrantes de Nottingham puedan exigir calles en inglés en Alcorcón.

  23. Cuando oigo hablar de represión lingüística del franquismo me echo la mano a la cartera. Y me explico.
    Dice el nacionalista, que siempre considera ignorantes a todos los demás: “Los que, como yo, somos catalanes y hemos sufrido la represión lingística del franquismo (con una pasividad muy sospechosa de amplias capas de la sociedad española)”.
    Hay que renovar los tópicos, amigo Moretó, que algunos son ya demasiado casposos. ¿Represión del catalán durante el franquismo? Veamos. Desde principios de los años 40 se autorizó la edición de libros en catalán. Maragall, Guimerà, Verdaguer, los autores clásicos de la Renaixença fueron editados legalmente en la España franquista a partir de 1943, cuatro años después del fin de la guerra.
    El primer premio literario en catalán que se instituyó después de la guerra fue el Joanot Martorell. Su primera convocatoria llevaba la fecha de 1947.
    El historiador catalán Albert Balcells cifra en 200 los títulos que se publicaron en catalán en 1952. En el año 1967 ascendían a 548 títulos.
    El primer número de la revista Serra d’Or, tan decisiva en la formación del nacionalismo catalán posterior a Franco, apareció en 1959. Por supuesto sufrió los avatares de la prensa de la época, las censuras y los secuestros. Pero no por estar escrita en catalán (fue secuestrada más veces Triunfo).
    El Centro de Información Católica impartió clases de catalán para cualquiera que quisiera aprenderlo desde el año 1953.
    Estudié el bachillerato en Barcelona, donde nací, enteramente en catalán. Eso fue en los 60.
    ¿Más? Echa un vistazo a este texto: “La persecución lingüística, un mito conveniente” (http://nacionalismo.blogs.com/byebyespain/2005/02/la_persecucin_l.html), y trata de ser un poco más honesto, o al menos infórmate mejor. Si hubieras escrito solo “represión del franquismo” estaría de acuerdo contigo. El adjetivo que le has puesto es absolutamente interesado. Por eso me echo la mano a la cartera. Porque la monserga del “genocidio” franquista contra los nacionalistas ha servido para justificar reivindicaciones tan racistas y padanas como las balanzas fiscales.
    En cuanto a la “pasividad” de la sociedad española, el catalán nunca ha estado mejor que ahora, ni más fuerte y vigoroso, ni ha habido mayor nivel de autogobierno en Cataluña en toda la historia. Y eso se debe justamente a la solidaridad “de amplias capas de la sociedad española”, que transigió en la transición con los cuatro nacionalistas que aparecieron una vez muerto el dictador a ver qué pillaban.
    BYE BYE SPAIN

  24. “tan racistas y padanas como las balanzas fiscales.”
    No hubo persecución del catalán durante el franquismo? a vale… tampoco se cantaba el cara el sol ni el President Companys fue asesinado vilmente por los franquistas, de hecho todo fue una ilusión.
    Pero bueno, a pesar de eso mientes. Dices que se a usado ese argumento para pedir las balanzas fiscales… falso. Las balanzas fiscales se piden para ver el expolio que padecen Catalunya, País Valencià i les Illes balears. Pagamos mucho, la llamada solidaridad (impuesta) entre comunidades, pero a la hora de recibir es insuficiente para las necesidades de la población caltana.
    Sois vosotros los nacionalistas castellanos, que decís que por la supuesta discriminación del castellano, y por decir que somos una nación, no lloga el dinero para todo cosa que es falsa. Extremadura tiene en algunas cosas servicios que nosotros no podemos, como era aquello de un ordenador para cada alumno? como era aquello de ayudas para comprar pisos a a quellos que cobraran menos de 3000euros que se dice rapido…
    Somos la región que proporcionalmente tiene un déficit mayor de toda Europa. ¿Y además somos racistas? anda ya!

  25. Soy gallego y bilingüe creo que el bilingüismo es bueno tanto para el gallego como para el castellano, porque los hace vivir en armonia. Si hay guerra lingüistica una vez estara uno arriba y otra vez estara el otro, si hay convivencia gozaran ambos de buena salud.A nadie se le deberia exigir el conocimiento del gallego como a nadie se le exige saber cantar flamenco. Yo el gallego lo prefiero para la gente que lo ama y le sale del alma.La rotulacion urbana deberia estar al menos en castellano (que no lo esta), aunque mejor bilingüe o repartido. Los funcionarios deben entender el gallego para que cuando los ciudadanos se dirijan en este idioma poder entenderlos, pero no se le deberia exigir al entrar, sino darle un tiempo una vez dentro para que lo aprendan.Los ciudadanos no tienen derecho a que les hablen en gallego, ya que comprenden el castellano.Sin embargo se presiona enormemente con el gallego y como dije antes es un error. El manifiesto no menosprecia las lenguas cooficiales,Deberia leerse solamente sin mala fe.Tampoco se puede compara la importacia del castellano con las otras lenguas.Tanto gallego com castellano son lenguas mias

  26. Al escribr esta reivindicación me siento ridículo porque estoy en mi país, España y lo que estoy reivindicando es que nadie y mucho menos una minoría empequeñezca el idioma que hablamos 500 millones de personas en beneficio de esas ideas pueblerinas.

  27. Cuanta tontería dicha por gente que no tiene ni idea de la realidad social catalana, pero de donde sois vosotros? que sabéis de nosotros? la nota media de los exámenes de selectividad en Cataluña en lengua castellana (que no española) es superior a la media estatal, mi educación fue un 60% en castellano (que no español) y un 40% en catalán, cada profesor escoge la lengua con la que quiere enseñar, y no pasa nada. Mi padre es Murciano y mi madre Catalana, con el hablo castellano (que no español) y con ella catalán, puedo tener una conversación con una persona castellano-parlante (que no española parlante) sin ningún inconveniente, uno en castellano y otro en catalán, y no pasa nada.
    Se habla mucho de lo positivo de hablar idiomas y de lo importante del inglés y os cagáis en los que hablamos dos lenguas sin problemas cuando muchos de los que defienden el castellano (que no español) cometen errores gramaticales horribles.
    Habláis de democracia y os cagáis con la palabra referéndum, que no es mas que preguntar al pueblo. Preocuparos del paro, la vivienda, los robos de la banca, la contaminación, los recortes en sanidad y educación, los mercados y la especulación pero a nosotros dejadnos en paz de una vez, que no somos mas que una gran distracción de vuestros problemas reales.
    No me siento español aunque hablo castellano (que no español), soy catalán, y eso jamas me lo podréis quitar.
    Ademas, si todo este “conflicto” vuestro (que nosotros no tenemos) tiene una solución muy sencilla…dejadnos ir, pero en ese momento os daréis cuenta de quien os paga vuestras autopistas gratuitas.

  28. por qué el texto se autoproclama como democrático cuando no lo es,
    a las cosas por su nombre

  29. A ver nen, el castellano hace ya muchos siglos que dejo de ser el idioma de castilla y paso a ser el de españa,y se puede llamar de las dos maneras tanto si te gusta como si no. Y si no pregunta a cualquiera de los millones de gentes que hablan mi idioma o lo estudian, de que idioma se trata.
    Tu no se en que idioma estudiastes pero te puedo asegurar que mis hijos estudian TODO en catalan escepto lengua y literatura castellana.
    Yo tambien hablo perfectamente en catalan, a pesar de ser español, lo cual demostraria tambien que no es necesaria la inmersion linguistica,no?
    En cuanto a la democracia……te aseguro que por mi podeis haceros independientes mañana mejor que pasado mañana. Es tan sencillo como que vuestro gobierno la declare unilateralmente. Por que las independencias,no se piden ni se conceden, se toman. Pero entonces tendriais un gran problema, no tendriais a quien echarle la culpa , sistematicamente , de todo lo que os pasa.Por que si aun no te has enterado, los nacionalistas catalanes no son en su mayoria independentista, sino que viven del independentismo, que es muy diferente.
    No mes siento catalan, ni ganas, aunque hable catalan , y pague mis impuestos en catalunya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s