¿Es necesaria una exposición en Madrid para difundir las bondades del gallego?

No aparece el dato fundamental en ningún sitio, pero al final sabremos cuánto ha costado inaugurar hoy en Madrid una exposición que, bajo el hiperidentitario lema de As nosas palabras, os nosos mundos, organiza la Xunta para glosar las cualidades lingüísticas del gallego.

Lo de llevar una exposición de interés muy local a Madrid se ha convertido en costumbre entre los gobiernos regionales. Se trata de salir en los telediarios nacionales. Todas las autonomías tienen varias cadenas de televisión públicas que se utilizan precisamente para tales fines, pero al parecer eso no basta.
En esta ocasión, Marisol López, responsable de la siniestra "Secretaría Xeral de Política Lingüística" del gobierno regional, ha sido la encargada de inaugurar la cosa recurriendo al tópico de siempre, los inmensos beneficios universales que nos alcanzarán por vivir en un país con varias lenguas:

La diversidad lingüística de España es una valor incalculable del que todos deberíamos sentirnos orgullosos.

En España no sucede como en Suiza, donde la "diversidad lingüística" se concreta en el francés, el alemán o el italiano. Aquí tenemos un idioma de carácter global, sólidamente establecido en buena parte del Planeta y con un número creciente de hablantes en todo el mundo, y tres lenguas (algunos dicen que muchas más) de reducido ámbito que hubieran desaparecido hace tiempo si no fuera porque la vigente Constitución decidió ampararlas y dotarlas de unos recursos con los que jamás habían contado.
Como el empeño de convertir las tres lenguas regionales en instrumentos útiles de comunicación es arduo, los distintos comisarios lingüísticos regionales hacen lo que sea preciso. Y por lo que llevamos visto, sin demasiados miramientos.
Así, mientras pasean por "el Estado" exposiciones de todo tipo donde alaban las virtudes del supuesto bilingüismo que defienden, en sus respectivos territorios se convierten en torquemadas y se dedican a perseguir a quien tiene la ocurrencia de hablar español en España. El ejercicio de cinismo resulta siempre inaudito. Marisol López:

El plurilingüismo es un valor positivo que facilita el diálogo, el respeto, la comprensión y la integración social. El respeto por la diversidad debe ser afrontado con voluntad de diálogo, capacidad de compresión y un marco de trabajo estable.

En nombre de ese respeto y ese diálogo, al que los nacionalistas recurren cuando cruzan "la frontera" y se encuentran en España, el gobierno regional gallego y los partidos que lo apoyan vetan la presencia de la sociedad civil gallega. Por ejemplo impidiendo que el autobús de Galicia Bilingüe pueda entrar en algunas localidades.
Por causa de lo que entiende el nacionalismo y su muleta gallega, el PSG, por "diálogo" y por "comprensión", el gobierno regional ha sido denunciado en Estrasburgo.

Gloria Lago, presidenta de Galicia Bilingüe, y José Manuel Pousada, vicepresidente, se reunieron ayer con los parlamentarios europeos (ningún representante del Grupo socialista quiso asistir).
Por causa de lo que entiende el nacionalismo (y los ausentes socialistas) por "respeto por la diversidad" se cercenan en España los derechos de expresión y opinión, el acceso libre a la educación, la libre iniciativa empresarial y la libertad de comercio. El nacionalismo arrambla con todo aquello que suene a libertad. Y la operación de limpieza la pagamos los ciudadanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s