OPINION Montilla y Carod escapan a Tokio

Ante la que les está cayendo tras la apología al magnicidio de Joan Tardà, los socialistas, que sin el apoyo de ERC difícilmente se mantendrían en la Generalidad, han decidido poner tierra de por medio. Montilla ha viajado a Tokio y se ha llevado con él a su vicepresidente, Carod-Rovira.

Montilla y Carod escapan a Tokio

M. Vidal Santos

El viaje japonés del responsable del gobierno regional catalán estaba previsto con anterioridad, pero a Montilla le ha venido muy bien alejarse unos días para no tener que tomar posición ante el comportamiento de quienes le permiten gobernar la Generalidad, el Ayuntamiento de Barcelona y buena parte de los municipios catalanes.

La pareja Montilla-Carod ha viajado a Tokio para convencer a las empresas niponas de que Cataluña ofrece estabilidad y tranquilidad a los inversores. Los representantes del gobierno regional dicen que quieren dar a conocer en Japón "los esfuerzos" de Cataluña en I+D, educación e infraestructuras, para convencerlos de  que la región es "la mejor base para sus negocios" en Europa y América del Sur.

Para lograr su propósito, la pareja visitante tendrá que ocultar lo que en realidad practican en materia de educación. Callarán asimismo las infraestructuras que no hace la Generalidad porque después de los gastos identitarios, no queda dinero para lo importante. Y nada dirán acerca de las infraestructuras que sustraen a otras regiones vecinas utilizando el chantaje paralmentario.

Presidente y vicepresidente cruzarán los dedos, confiando en que los directivos de Sony, Honda y Yamaha, empresas que recibirán  a la delegación catalana, no hayan oído hablar de cómo sus huestes tratan a las compañías inversoras una vez se han instalado en alguna de las cuatro provincias catalanas. Posiblemente no les hablarán de Air Berlin, ni de Joan Tardà. Tampoco del plus inversor que se le exige en papelería, rotulación, lingüistas, cursos de catalán y demás imposiciones a quien quiere instalarse en Cataluña. Ni de las empresas cerradas por la Generalidad por no usar la lengua obligatoria.

Ocultarán la existencia de organismos como el Consorcio de Normalización Lingüística; o la Confederación del Comercio de Catalunya, siempre dispuesta a delatar y a presionar al sector; o como ese sarcasmo al que denominan Oficines de Garanties Lingüístiques; o los diversos organismos públicos encargados de duplicar gastos a las empresas.

Si consiguen que los empresarios japoneses no presten demasiada atención a todos esos pequeños detalles de la vida económica del nacionalismo, y logran que aquí sus camaradas tengan la boca cerrada durante un par de días, Montilla y Carod tal vez puedan convencer a los empresarios japoneses de que Cataluña es el mejor lugar del mundo para invertir.

Aunque de momento las noticias que nos llegan de la tournée japonesa de Montilla-Carod no parecen muy halagüeñas: Sony acaba de anunciar el despido de 2.000 personas en su planta de Barcelona. Otro éxito de la "diplomacia" nacionalista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s