El nacionalismo propone el boicot a las facturas en castellano

Las instituciones regidas por nacionalistas animan a una suerte de insumisión lingüística. Desde el gobierno regional vasco se propone al ciudadano no pagar las facturas de las compañías eléctricas y de gas si no están escritas en la lengua obligatoria.

En las autonomías gobernadas por nacionalistas, la imposición no se agota en las empresas privadas, a las que se "aconseja" adherirse a compromisos lingüísticos, sino que llega hasta cada uno de sus ciudadanos, a los que se insta al impago de facturas en español.

Una de las actividades de Kontseilua, el organismo vasco encargado de "acelerar el proceso de normalización del euskara", es el llamado “compromiso con el euskara”.

El mencionado compromiso se concreta en un documento mediante el cual el adepto ingresa en la fe lingüística obligatoria. Se trata de un texto inofensivo de puro naif, si no fuera porque de la mano de los nacionalistas, la trampa (y la agresión) viene a la hora de aplicar las normas, que suelen estar formuladas con cuidadosa asepsia. Si no fuera una norma dictada por quienes han expresado públicamente su voluntad de erradicar el castellano, este catecismo del “euskara” sería incluso asumible por cualquier ciudadano de bien, amante de todo tipo de manifestaciones culturales.

Estos son los mandamientos del “euskara” a los que se deben adherir quienes quieran profesar el credo étnico-lingüístico que promueve y subvenciona el tripartito vasco:

  1. Aprenderé euskara.
  2. Mejoraré mi nivel de euskara.
  3. Utilizaré el euskara en bares, en la cuadrilla, en las tiendas, en casa, en la asociación, en el trabajo…
  4. Mi primera palabra será en euskara al dirigirme a cualquier institución, asociación o empresa.
  5. Al hablar por teléfono mi primera palabra será en euskara.
  6. La primera palabra del contestador del teléfono de mi casa será en euskara.
  7. Los mensajes que envíe a mis amistades , tanto del móvil como del ordenador, serán en euskara.
  8. Utilizaré algo que me identifique como euskaldun.
  9. Educaré a mis hijos e hijas en el modelo D [en vasco].
  10. Garantizaré la presencia del euskara en todas las asociaciones y grupos en los que participe.
  11. Utilizaré los topónimos y los nombres de las calles en euskara,
  12. Realizaré los estudios en euskara, si existe la opción.
  13. Realizaré los exámenes y trabajos en euskara.
  14. En caso de leer algún libro de la literatura universal lo haré en euskara.
  15. Daré preferencia y compraré los productos culturales euskaldunes y sus versiones originales.
  16. Consumiré medios de comunicación euskaldunes (diarios, radios, sitios web, revistas, televisión…)
  17. Me suscribiré a algún producto de la prensa escrita en euskara.
  18. En el caso de las películas dobladas optaré por la versión en euskara.
  19. Daré preferencia a los programas informáticos en euskara.
  20. Daré preferencia a las empresas que ofertan servicio en euskara, han acometido algún plan de normalización o disponen del Certificado Bai Euskarari [lo expiden ellos mismos, los responsables de Kontseilua].
  21. Solicitaré pólizas de seguro, actas y documentos de la comunidad de vecinos, contratos y recibos del gas, electricidad o servicio de aguas en euskara.
  22. Solicitaré el envío de las facturas en euskara.
  23. No pagaré las facturas que sólo reciba en castellano.
  24. En igualdad de condiciones, optaré por los productos etiquetados en euskara.
  25. No firmaré documentos que sólo estén en castellano.
  26. Pediré los contratos y las nóminas en euskara.
  27. Utilizaré el euskara ante la Administración pública.
  28. No aceptaré traductor en la Administración de justicia.
  29. Comunicaré a Behatokia las violaciones de los derechos lingüísticos. (www.behatokia.org o 902 194 332)

Behatokia es algo así como el vigilante de Kontseilua, encargado de garantizar el cumplimiento de los mandamientos lingüísticos.

Para que esta adhesión lingüística sea válida, el adepto debe entrar en la página de su compromiso personal con el “euskara”, que obviamente se llama Nire compromisoa (¡Mi compromiso!), y una vez ahí, tiene que marcar las casillas correspondientes a cada uno de los mandamientos. Luego añade su nombre, dirección, teléfono y e-mail, y lo envía a estos vigilantes de la ortodoxia étnico-lingüística.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s