La izquierda celebra el d ía de la mujer confundiendo valentía con dogmatismo

Aído, arquetipo de la nimiedad de la izquierda española contemporánea, pone en evidencia con sus actividades ministeriales abortivas (no se le conocen otras) el vacío ideológico de su partido. Y también su desoladora preparación y su pobreza intelectual.

En declaraciones a la Cadena Ser, la ministra el aborto ha defendido al gobierno del que forma parte y su propia actuación en la reforma de la legislación abortiva:

La opción del Gobierno ha sido tener una actitud valiente, sensata y sin fundamentalismos. La irresponsabilidad es mantener tantos años una ley que ha creado inseguridad jurídica y que ha demostrado problemas y lagunas.

No se entiende demasiado cuál es el tipo de “valentía” que lleva a un gobierno a proponer una ley que amplíe el exterminio de sus ciudadanos, salvo que la ministra del aborto se refiera a que, según todos los sondeos demoscópicos publicados hasta la fecha, la mayoría de los ciudadanos rechaza la ley que pretende imponer el PSOE.

Tampoco se entiende a qué se refiere la ministra cuando menciona la “actitud sensata” de su gobierno. No parece demasiado sensato que una niña pueda abortar sin que ni siquiera lo sepan sus padres, ni tenga obligación legal de comunicárselo, mucho menos de pedir su autorización, mientras esa misma niña, como señalaba ayer la presidenta de la Comunidad de Madrid, carezca de autorización para beber una cerveza en un bar.

Y todo hace pensar que el gobierno de la ministra del aborto ha caído en el peor de los fundamentalismos cuando se lanza a la irresponsable aventura de legalizar el aborto libre a partir de los 16 años contra la voluntad de la mayoría, sin permitir el más mínimo debate social, sin contar con el apoyo y el consenso del Congreso, ni de la opinión pública, ni de la publicada, ni siquiera con el unánime apoyo de todos los integrantes de su partido.

Cuando faltan todos los elementos imprescindibles para lanzar una iniciativa de esa envergadura y solo se obtiene el apoyo de grupúsculos políticos como IU o ERC, o de la patronal del aborto, o de un feminismo que grita por las calles Nos gusta ser lesbianas y queremos aborto gratis, los motivos que mueven a tomar esa iniciativa son meramente partidistas, doctrinarios en el peor sentido del término. Es decir, fundamentalistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s