¿Cuánto nos cuesta la Iglesia?

Al Estado, cero.  A los ciudadanos, exactamente lo que quieran que les cueste, porque cada español es libre de marcar o no la casilla del IRPF.

Pero no obtendríamos la misma respuesta si nos preguntáramos cuánto cuesta enviar a Estrasburgo a un diputado que posiblemente no abrirá la boca en cuatro años.

Y no podríamos responder lo mismo si la pregunta se refiriera al coste de un sindicato, o de uno cualquiera de sus muchos liberados, o a lo que nos cuesta que exista un partido político.

Claro que también podríamos hacer más preguntas. ¿En cuánto contribuye a la riqueza nacional un diputado electo? ¿Y un sindicalista?

Solo en el sistema educativo, la Iglesia aporta al Estado cada curso escolar 3 mil millones de euros. A esa cantidad habría que sumarle las que el Estado se ahorra, gracias a la labor de la Iglesia, en el terreno sanitario, asistencial, etc.

¿Cuánto nos cuesta un político en España, uno de los países europeos más corruptos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s