El Follonero quiere que le arreglemos lo suyo

0

Y Angels Barceló, y Andreu Buenafuente, y algún ex ministro socialista. También Zapatero, que ha cambiado las cejas, tan casposas ya, por un remedo pestilente de activismo cívico.

Nos han metido en el mismo saco. Ellos y nosotros compartimos, dicen, la misma crisis. El parado 4.130.625, al que hemos conocido en las últimas horas gracias a las cifras hechas públicas por el Ministerio de ¿Trabajo?, tiene, dicen, el mismo problema que El Follonero y que José Blanco: la crisis.

El parado 4.130.625 es culpable además de ser pesimista. Y esa actitud, tan egoísta por su parte, dicen, está perjudicándonos a todos. A usted y a mi y a José Blanco. Porque todos estamos, dicen, en el mismo barco.

Por eso Angels Barceló y Andreu Buenafuente y Juan José Millás y El Follonero y algún ex ministro socialista y los propietarios de las 35 mayores empresas de nuestro país reclaman del parado 4.130.625 y de usted y de mi que arreglemos las cosas.

Primero fue el Rey. Zapatero consiguió que Su Majestad cometiera su error más gordo de las últimas décadas: le convirtió en vocero de su política de acorralamiento del Partido Popular. Pero la petición real de un pacto nacional no surtió efecto, seguramente porque al Rey, en los últimos años, se le ha echado de menos en muchos asuntos y a buenas horas mangas verdes, Majestad.

Los servicios del Rey

Don Juan Carlos no ha tenido nada que decir a propósito de la quiebra de la unidad jurídica, fiscal, lingüística, educativa, de mercado, que ha vivido la nación desde 2004 hasta hoy. A pesar de que lo suyo depende literalmente de que esa unidad se mantenga, porque aquí la Commonwealth, Señor, nada de nada.

Tampoco ha encontrado un momento para salir en defensa del derecho a la vida. A pesar de que cabe suponer (¿o no?) que sus públicas creencias le llevan a defender tan elemental y primaria reivindicación.

¿Por qué pues habríamos de hacer caso ahora de su apelación a la unidad nacional, Majestad, en torno a ese personaje, Zapatero, que se envuelve, populista al fin, con la bandera de la convivencia colectiva solo cuando le conviene, y reniega de ella a la hora de la verdad?

Don Juan Carlos picó el anzuelo zapatero, pero no sirvió de nada. Así que era preciso armar otro frente. Y el PSOE, experto en la agitación y la propaganda, echó mano de antiguos servidores.

–   A ver, ¿a quién tenemos en nómina en las empresas?

Se levantaron tantas manos que hasta los fontaneros del zapaterismo se sonrojaron y terminaron conformándose con un ex ministro de Comercio, Javier Gómez-Navarro, un ex alto cargo de los tiempos de la corrupción, Guillermo de la Dehesa, y los patrones de las 35 empresas del Ibex.

–   El resto podéis volveros a casa, pero seguid localizados.

BBVA, La Caixa, El Corte Inglés, Mercadona, Iberdrola, Repsol

La primera vez que lo vi pensé que era el preludio de una de nuestras campañas. Fue en una parada de autobús. El cartel publicitario no era esta vez un tipo en calzoncillos, ni la enésima oferta de la más cara tarifa plana de Europa. Se trataba solo de una frase en gruesos caracteres negros sobre fondo blanco: Esto sólo lo arreglamos entre todos.

En aquel momento pasó uno de los autobuses de la EMT de Gallardón, que lucen propaganda de la Marcha por la Vida del 7-M. De ahí vino tal vez la asociación de ideas. Activismo social puro y duro, Esto sólo lo arreglamos entre todos, movimiento ciudadano en marcha. ¡Bravo!

Cuando a las pocas horas vi el anuncio en televisión consideré que había llegado el día de arrojar el aparato por la ventana.

La carísima campaña está promovida oficialmente por las cámaras de comercio que preside Gómez-Navarro y por las empresas del IBEX. Dicho sea de paso, algunas de las cámaras desarrollan una espléndida labor, al igual que gran parte de las empresas cotizadas. Pero en el servil y cobarde mundo del empresariado español, cuando pita el amo, todos son negros transportados en bodega. 4 millones de euros han puesto los capitanes de empresa al servicio de la propaganda zapatera.

Telefónica, BBVA, Santander, La Caixa, El Corte Inglés, Mercadona, Indra, Abertis, Mapfre, Iberdrola, Repsol, Endesa, Cepsa, Caja Madrid, Iberia, Renfe, Red Eléctrica, la patronal de la construcción Seopan. Todos le miran, le señalan con sus dedos de señalar y le advierten:

–   Esto, parado 4.130.625, sólo lo arreglamos entre todos.

Nunca una frase tan hermosa había sonado tan amenazadora.

Propaganda política disfrazada de movimiento ciudadano

Zapatero ha renunciado a los toledos de la ceja. Ya los ha utilizado bastante. No rinden. Y cada día se esfuerzan más en apestar. Ahora ha iniciado una nueva fase porque se ha dado cuenta de que la desafección ciudadana hacia la política y quienes la hacen, corre paralela a la pujante fuerza de los movimientos sociales. De modo que ha encerrado en el armario que usted y yo sabemos la politiquería sectaria de la primera legislatura y trata de mimetizarse con un enemigo que poco a poco le ha ido comiendo el terreno: los ciudadanos organizados más allá de la política de siglas.

Se diría que la campaña de los Barceló y compañía responde a un movimiento ciudadano, a un estado de ánimo. Falso. Solo existe para servir a los intereses del poder. No refleja el sentir ciudadano, porque ni los parados que ya no buscan trabajo, ni las familias en las que ya no hay ingresos de ningún tipo, ni la mierda de pensión con la que mi madre se supone que tiene que vivir, tienen nada que arreglar, ni están cabreados porque sí. Y no se convertirán en optimistas indómitos gracias a los cuatro meses que va a durar la campaña.

En España hay varios cientos de miles de personas que están pasando hambre en este mismo momento. Alguna, muy cerca de ti. A esas personas se dirigen Angels Barceló, Ferrán Adriá y el presidente del BBVA para acusarles de pesimismo. Y para situar el origen de sus problemas no en elementos objetivos, mensurables, y por lo tanto votables, sino en un universo mágico, en el ámbito de los sentimientos, de los estados de ánimo, de la subjetividad.

Van a emplear 4 millones de euros en convencernos de que la bruja Lola tiene la culpa de la crisis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s