El derecho de los hombres a tapar la cabeza de las mujeres

Pongamos que nos creemos, como dice el islamismo, que el velo islámico en
las mujeres tiene un carácter religioso y es obligatorio para las musulmanas.

Pongamos que nos creemos también que cubrir la
cabeza de las mujeres y solo de las mujeres es un derecho, como lo son
la libertad de información y de opinión, y no una indecencia.

Pongamos, si todavía nos quedan tragaderas, que tapar a una mujer es equiparable a llevar colgado del cuello un Escapulario.

No
hace falta ser demasiado pesimista para concluir que el gobierno
Zapatero va a amparar el “derecho” de algunos hombres a tapar la cabeza
de las mujeres aprovechando el atajo que le brindará la futura ley de “libertad” religiosa.

De esta forma, los padres tendrán legalmente reconocido el derecho a tapar la cabeza de sus hijas;
los maridos, a tapar a la cabeza de sus esposas, sean cuantas sean; y
los hombres en general a controlar y dar el visto bueno a la vestimenta
de las mujeres.

De la misma manera que, gracias a Zapatero y a su
idea de la igualdad, las mujeres verán reconocido su “derecho” a ser
ocultadas por los hombres.

En virtud de otras dos de las
normas señeras del proyecto Zapatero, la Ley de Igualdad y la
futura Ley de Igualdad de Trato y contra la Discriminación, será
necesario modificar unas cuantas normas y reglamentos más, ya
que no será de recibo limitar el “derecho” a ocultar a las mujeres en
ningún ámbito.

Por ejemplo, las guardias civiles femeninas deben
tener derecho a usar hiyab, de la misma manera que lo tiene una
estudiante en un instituto. Y si lo tienen ellas, ¿por qué se va a
prohibir a los miembros de la Benemérita lucir turbante?

Anuncios

16 comentarios

  1. Con tal de atacar a la Iglesia Católica, son capaces de declararnos estado confesional musulmán.

  2. No entiendo la crítica, a las monjas también se les tapa la cabeza. En muchos casos tienen trajes que solo dejan ver la cabeza.

  3. María Ángeles Ramón · · Responder

    Las monjas son monjas, no guardias civiles.
    Las monjas deciden por sí mismas cuando son mayores de edad pertenecer a una congregación que use hábito.
    A las monjas no les pasa nada si van sin hábito por la calle en un país católico, no así a una mujer con la cabeza descubierta en uno Musulman (monja o mujer metodista, no distinguen).
    Como nos descuidemos, no sólo tendrán derecho a taparle la cabeza a las mujeres, sino también a apedrearlas si no la llevan tapada. Es más, espero que por mis rasgos físicos no les de por tirar piedras sin preguntar, porque como me pregunten en árabe o catalán para cuando me haya enterado de algo tengo la cabeza abierta.
    Por cierto, las monjas suelen estar en los conventos y salir poco, son las religiosas las que más salen con sus hábitos por la calle…

  4. Cuando uno se instala en un país que no es el suyo, debe adaptarse a las normas establecidas, y sí no le gusta que se vuelva a su casa.
    Con el cuento de la alianza de civilizaciones, resultará que en España tendrá más libertad cualquier islamista que un católico.
    Por un lado este gobierno pretende sacar crucifijos y símbolos religiosos de nuestro país católico,y con una clara mayoría de españoles en contra, que ya tiene guasa…
    Por otro lado carta blanca para fundar mezquitas, admitir los velos a las mujeres árabes y facilitarles todos los requisitos que necesiten.
    ¡¡De vergüenza!!

  5. Me parto de risa, este mismo post podría ser sustituido con el título “El derecho de los padres a bautizar a sus hijos” y argumentar con el mismo tipo de falacias para retorcer los argumentos. Bravo, todo una demostracion de sofismas!

  6. J.M.Tenreiro · · Responder

    El pasado domingo, 18, y en relación al problema surgido en el IES “Camilo José Cela” de Pozuelo de Alarcón con motivo de la resistencia de los padres de una alumna musulmana a asistir a clases con el velo, publicaba el siguiente comentario que me tomo la libertad de reproducir por guardar relación con este artículo :
    “Considero que sería un grave error el impedir que una muchacha musulmana asista a clase a cualquier centro docente, público o privado, tocada con el velo propio de su religión. Y fundamento mi aseveración en las siguientes razones :
    No estamos en condiciones de “exhibir músculo” tratando de imponer criterios laicos o laicistas en los miembros del islam que, ante el ocaso de occidente, hoy se revela como una fuerza arrolladora e imparable. Sinceramente, y por esa parte, pienso que es inútil toda resistencia : a la fuerza de la “razón” se opondría aquí, con toda contundencia, la razón de la fuerza.
    No perdamos de vista que somos un país que languidece en población, aparte de moral y económicamente, mientras que éllos crecen y se multiplican en el mismo solar que reivindican.
    Es fácil, muy fácil -ya lo vemos- hacerse los bravucones ante los cristianos, o mejor si son católicos, sabiendo de antemano que, según lo que predican, no van a responder a las ofensas gratuitamente inferidas. Y además en España, sólo el 17 % son católicos practicantes, así que una mayoría de la población calla y otorga, y los demás rezan y perdonan. De donde se deduce que echar fuera los crucifijos no tiene problema, pero el velito islámico es otro cantar.
    Nunca será un inconveniente para los católicos la presencia de gentes de otras religiones en cualesquiera lugares públicos o privados donde se encuentren, estudien o trabajen. Que lo digan los emigrantes de las distintas razas, culturas y credos, que a diario acuden a los comedores de Cáritas, porque, precisamente la Caridad, y como canta su precioso himno que todos conocen pero pocos practican : todo lo excusa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo tolera (1 Cor 13,7).
    Por último, dejar constancia que a mí, como católico, en absoluto me molesta el velo de las moritas, dicho sea con el máximo cariño y respeto, y que estas divergencias, sobre su tolerancia o no en colegios y demás centros públicos, me recuerda a la antigua fábula del congreso de los ratones : ¿quién le pone el cascabel al gato? ¿quién le quita el velo a las niñas musulmanas ? Ahí quiero ver a los valientes defensores de la alianza de civilizaciones -así, con minúscula- en contraposición a lo que mejor debiera ser “Encuentro de Civilizaciones”. Pero ello implicaría el reconocimiento de la civilización cristiana y no abierta y torpe beligerancia hacia las instituciones y símbolos de aquélla, llamada a iluminar con su filosofía del Amor a los que están sentados en tinieblas y sombras de muerte ”

  7. Sr.J.M.Tenreiro.
    De todo esto que Vd. reproduce, se desprende que en dicho Instituto no entienden que significa el velo en la cultura musulmana.
    La mujer islámica está sometida al hombre, y esto es lo que la cultura occidental y cristiana, heredera de Grecia y Roma no tiene que tolerar en nuestros paises. Ya hemos avanzado en el derecho de las mujeres, para que ahora retrocedamos.
    En los paises islámicos no admiten otras religiones.
    O sea que por nuestra parte tolerancia: O No sólo por religión, que por supuesto, sino también por cultura.
    Resumiendo:
    Me remito a mi comentario anterior, reiterando que son ellos los que se tienen que adaptar a las costumbres del pais al que eligen para vivir.

  8. “Ya hemos avanzado en el derecho de las mujeres, para que ahora retrocedamos.”

  9. “Ya hemos avanzado en el derecho de las mujeres, para que ahora retrocedamos.”
    Sustutuyamos mujeres por seres humanos, y apliquemos lo dicho a la Iglesia tras la Revolución Francesa. Por eso dan tanto miedito algunos lobbys ultracatólicos.

  10. Jose.
    No sustituya de mi frase lo que Vd. quiera. Invéntese una propiamente suya y haga su propio argumento.
    Yo digo lo que digo. Punto.
    El título del post es: “El derecho de los hombres a tapar la cabeza de las mujeres”. Sus elocubraciones nada tienen que ver.

  11. Solo faltaba que viniera usted a enmendar lo que yo quiera o no opinar, pues no le he faltado al respeto. Si hago el paralelismo es para evidenciar lo retorcido de los argumentos aquí expuestos, que en países un poco serios matarían de risa hasta a los que se definen como católicos.
    Yo también digo lo que digo, y punto.

  12. Aquí de argumentos retorcidos nada de nada. Creo que todos han sido muy claros, excepto los suyos. Otra cosa es que Vd. no los haya entendido.
    No es de recibo que a costa de la alianza de civilizaciones, inventada por R.Z., el Islam vaya ganando terreno en España poco a poco, que es lo que realmente está sucediendo.

  13. Esa es su opinión, yo considero la exposición un conjunto de despropósitos y falacias.
    Que el islam tenga más o menos fieles no es el problema, sino que de él se derivasen situaciones que atenten contra la canvivencia y reglas de juego que nos hemos dado todos. Si nos ponemos a hablar de cosas que no son de recibo, podemos indicar el concierto Iglesia-Estado propio de una república bananera que tiene España, o la vergüenza de tener que aguantar que la Iglesia como institución opine de todo (algo legítmo) pero cuando se la replique vaya hipócritamente de perseguida. Y creo que ahí estamos de acuerdo, Zapatero no tiene valor, pero sobre todo por bajarse los pantalones continuamente con la CEE.

  14. Lo emplazo a que lea el nuevo post de Miguel Vidal.
    No tiene desperdicio y ayuda a aclarar ídeas.

  15. Maite C :
    Le entiendo perfectamente, y a los demás comentaristas también. Pero díganme Uds., con una población en la que el 21%, es decir, 9 millones de personas son pensionistas mayores de 65 años, y sólo 2,8% representa los “brotes verdes” menores de 3 años, qué es lo que se puede hacer.
    Con tanto piso de lujo y aborto libre nos hemos dormido en los laureles del hedonismo y hemos despertado en el infierno de la ruina moral y económica.
    Pero, de verdad, ¿Uds. creen que estamos en condiciones de meter en cintura a esta gente díscola que resiste las normas de esta sociedad decadente, -¡y ellos lo saben!- cuando su superiodad moral ya queda de manifiesto en el respeto a la vida de los no nacidos y en que veneran a la ancianidad ?
    Nosotros nos hemos achicado y ellos “crecen y se multiplican” en el mismo solar que reivindican.
    Sinceramente, creo que padecemos un alucinante desvarío colectivo.
    Le envío un saludo muy cordial,

  16. J.M.Tenreiro.
    Yo también le entiendo a Vd. perfectamente.
    Pero el que la mayoría de personas se acobarden ante situaciones que requieren el dar la cara, no quiere decir que unos pocos continuemos en la lucha sin desfallecer, a pesar de lo difícil de la situación.
    Personalmente creo que es nuestra obligación y que al final tendrá resultados.
    No demos por finiquitado ningún frente abierto, aunque parezca que ellos son mayoría.
    Un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s