La soledad del votante catalán ante el nacionalismo

José Montilla y Alicia Sánchez Camacho
La elección de Alicia Sánchez Camacho en julio de 2008 y la
estrategia popular de los últimos años no parecen haber servido para
gran cosa: los populares deshacen el camino andado durante el segundo
tripartito.

Tras una legislatura buscando la complicidad de
sectores moderados del nacionalismo, el Partido Popular levanta ahora
desde Cataluña la bandera de la españolidad.

La batalla por el
voto no nacionalista se empezó a librar en Cataluña la noche del sábado
en que Montilla y el resto de nacionalistas regresaron a sus respectivas
casas tras reclamar en la calle la independencia. Una independencia ante la que cada partido nacionalista coloca a la altura que más le
conviene el nuevo muro de Berlín que socialistas, convergentes,
republicanos y comunistas están levantando a orillas del Ebro.

Durante
los últimos años, los dirigentes del Partido Popular han buscado la
proximidad del régimen nacionalista, una cierta aceptación, algún gesto
que les permitiera dejar de aparecer como los bichos raros de la vida
colectiva regional. Mariano Rajoy ha vivido en peregrinación permanente
(y meritoria) por las cuatro provincias para hacerse perdonar lo que el
pensamiento políticamente correcto considera como signo del maligno
laico, es decir, del mismísimo Caudillo.

Una política hecha de
bandazos

Los populares llevan tres décadas sin entender el
nacionalismo y siguen pensando, incluso después del sábado de la
algarada etnicista, que hay dos tipos de nacionalista: el bueno y el
malo, el moderado y el radical. El de CiU y el de ERC. Nunca se han enterado de que la diferencia entre unos y otros es solamente cronológica: los hay con más prisa que otros, pero todos terminan corriendo alegremente hacia el abismo.

El día del
intento de linchamiento a Montilla, la turba hizo añicos la sandez del nacionalismo bueno/nacionalismo malo, pero no hay que preocuparse: pasado el tiempo conveniente, el PP
volverá a sus mundos de Yupi de la mano del sociólogo de guardia.

De
momento la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, ha dado
por difunto al tripartito desde la escuela de verano de su partido, en
Sitges, asegurando que el PP es la única garantía de que la región
abandone el independentismo.

Nada más cierto… si no fuera porque
estamos ante otro bandazo. Desde la época de Aznar y la patada a
Vidal-Quadras, los populares han sido la peonza de la política catalana,
unas veces hablando catalán en la intimidad, otras abominando de la
intimidad con el catalanismo.

Hace unos días Ciudadanos, la más
hermosa esperanza de los últimos treinta años en Cataluña (que unos pocos
irresponsables se han encargado con su mediocridad y su ambición de
destrozar), pedía al PP que fuera al
notario
para firmar que no pactaría con CiU. C’s y PP salen a por el
voto no nacionalista  y los electores, a la vista de quiénes son los
que les piden su confianza, vuelven a comprobar que llevan demasiados
años huérfanos de representación. Y así parece que seguirán de momento.

De Ciudadanos no vale la pena ni hablar: los
sondeos lo dicen todo
y, por una vez, las desmedidas ambiciones de
los mediocres tienen el final que se merecen, aunque seamos nosotros,
los ciudadanos, quienes paguemos los platos de la ilusión que ellos destruyeron.

En cuanto al PP, la catalanista Sánchez Camacho nos
quiere convencer de que las incongruentes siglas PPC
constituyen la  garantía de la adhesión catalana a la nación.
¡Bienvenida a este lado de la calle! Ahora tan solo resta que nos cuente
si lo suyo sería como dice usted ahora, o como dijo antes de las
elecciones y hace después de ellas su colega Núñez Feijoo en Galicia.

Anuncios

4 comentarios

  1. Es una pena que Ciudadanos haya resulta ser un fiasco. De Ciu no se puede esperar ningún cambio.

  2. Supervalino · · Responder

    C’s es ese partido al que hay que votar. Mirad los discursos de Rivera en el parlamento de Cataluña. Educados y contundentes en la defensa de las ideas de la democracia contra el nacionalismo excluyente.
    La crítica contra la declaración como “incompetente” del TC por parte del parlamento catalán es demoledora a la vez que educada.

  3. Ciudadanos es el gran partido actual en Cataluña, si es mediocre es porque desde los medios de comunicación catalanes se les ha vetado, bajo una construcción fascista que busca el monolinguismo y la monoideologia en cataluña, todo aquel que piense diferente, es automáticamente excluido.
    Es justamente a C’s a uien se debe votar, pues es este partido el único que respeta la constitución, el estado de derecho y la pluralidad cultural de Cataluña. Si no os lo creeis entrad en su página y leed el manifiesto de su ideologia.

  4. UPD en Cataluña cuanto antes!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s