Borrar la narración de los hechos no altera el pasado

Aviso a navegantes prepotentes y a quienes, entre tanto carné de partido y sindicato, olvidan su misión: borrar la descripción de los hechos no borra los hechos.


Las demandas y querellas contra medios de comunicación se han multiplicado desde la llegada al poder de Zapatero y esa izquierda bravucona que tan bien representa el personaje. Pero de un tiempo a esta parte quienes utilizan la Justicia para amedrentar y tratar de recortar la libertad de expresión han dado un paso más. Ahora van a por todas. Escudriñan la red, la rastrean minuciosamente.

Husmean.

En la España de las supuestas libertades, cualquier bloger puede convertirse en reo. De hecho, varios de ellos ya lo son. Ahora el imperio mediático más poderoso puede lanzarse sobre quien expresa desde su casa una opinión. Nunca le considerarán, ni mostrarán hacia él más que desdén. Hasta que escribe algo que no gusta al gran hermano, inquisidor del progresismo.

Guardianes de gulag. Funcionarios de campos de concentración. Todo aséptico. Aquí la columna de los gaseados, aquí la de los fusilados. Aquí mis razones, Las Razones. Aquí los fachas. Todo en perfecto orden. 

Un orden que pasa por despreciar a quien discrepa en privado y cercenar su libertad cuando lo hace en público. Es la prepotencia pendenciera de quien todavía tiene el descaro de considerarse moralmente superior.

La vieja frase de Alfonso Guerra sobre lo que le pasaba en la foto al que se movía ha ido evolucionando a lo largo de esta legislatura y media. Ahora,  además de al silenciamiento y al destierro, moverse conduce al juzgado. A la censura. A la inhabilitación. Es el viejo régimen del terror, tan conocido en nuestro país, que ahora adquiere nuevas formas de expresión en manos de la izquierda . ¡Son tantos años de práctica!

____________________

Más información en Querellas criminales por escribir que Hamas es una organización terrorista y que CNT lo fue.

Anuncios

3 comentarios

  1. Muy buena entrada. Desde luego, esa querella es un intento descarado de censurar la historia por la vía judicial. Los demandados tenéis todo mi apoyo. Ya es de por sí grave que se reprima la libertad de expresión, pero aún lo es más que se castigue el ejercicio del derecho a decir la verdad.

  2. Lo he dicho ya por varios sitios. Lo repito por aquí: Dime quién se querella contra ti y te diré quién eres… y qué haces.
    Un abrazo y enhorabuena por mantenerte… roca.

  3. “De hecho, varios de ellos ya lo son”
    ¿Quiénes?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s