Y el ganador es… ¡Mas de lo mismo!

Crisis en el Partido Socialista. Mantenimiento del régimen nacionalista. Y triunfo del ocultamiento de la ideología, los principios y los valores. Ese es el resultado de la jornada electoral de este domingo. ¿Y debemos felicitarnos por ello? Igual sí.

Crisis socialista

La derrota de los socialistas en Cataluña tendrá consecuencias orgánicas importantes en el PSC y consecuencias electorales en el PSOE. Los socialistas siempre han mantenido en la región un suelo situado entre los 30 y los 40 diputados. Los resultados colocan a la actual dirección PSC como la peor de la historia, de modo que no hay que descartar un giro más nacionalista tras esta derrota de los “capitanes” del Bajo Llobregat, que controlan el partido frente a los socialistas más nacionalistas, los Maragalls y los Castells.

Las alarmas se disparan también a 600 kilómetros de la calle Nicaragua, donde recogen en forma de huevos la pedagogía del odio que han sembrado. En Ferraz ya tienen todos los hechos sobre la mesa: a la presión política y mediática internacional sobre Zapatero, al que ya tildan de tonto los medios más influyentes, se unirá ahora el runrún (y quizá algo más) de los líderes y barones del PSOE, que ya han comprobado la que les viene encima.

Triunfo de Mas (de lo mismo)

De nuevo se comprueba que los ciudadanos españoles votan con la nariz tapada: no importa que el partido elegido huela a corrupción por los cuatro costados.

El triunfo de los nacionalistas de CiU se lleva a cabo a pesar de que las siglas están inmersas en sospechas y también certezas judiciales. Aunque es posible que los electores hayan tenido en cuenta que la sospecha no se limita a los convergentes y que el PSC tiene mucho que ocultar.

Los votantes han dado la victoria a más de lo mismo: más nacionalismo, más pulsión identitaria, más construcción del imaginario “nacional”. La satisfacción de los medios madrileños, que parecen respirar aliviados con la llegada de un partido supuestamente moderado, responde más a la ignorancia o a la necesidad que a los hechos reales: CiU es hoy un partido plagado de secesionistas. Como siempre. Y sus dirigentes saben que han robado votos a espuertas a ERC. No querrán devolverlos.

Rajoy es hoy un hombre feliz

Los resultados del PP reforzarán esa estrategia popular que consiste en no pronunciarse sobre nada, arrinconar la ideología, ocultar los principios y ofrecer una imagen desideologizada.

El PP ha obtenido un notable triunfo. ¿Lo va a utilizar para intentar transformar las cosas o para adaptarse a ellas tratando de sacar el mayor partido de cara a la siguiente etapa electoral?

¡Bah! Hoy no es día para hacerse preguntas tontas.

Anuncios

Un comentario

  1. Hasta ahora, es el análisis más acertado sobre las elecciones que he leido. Sucinto y exacto.
    Quiero añadir que una vez más, los catalanes nos hemos dejado llevar por las acostumbradas maniobras estratégicas y de carambola de billar, en lugar de hacerlo por nuestras ideas o creencias. Es esta inercia la que nos lleva al “más de lo mismo”, de donde no salimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s