Islamistas, anarquistas y El País me condenan: hoy dormiré con la conciencia tranquila

Sans titre-1
Tengo dos juicios pendientes de sentencia. Uno de mis acusadores insinúa que los norteamericanos se merecían el 11-S. El otro me acusa de haber escrito que el sindicato CNT-FAI tiene un pasado terrorista. Y ahora El País sostiene que pertenezco a una secta peligrosa. Tengo que darles las más efusivas gracias a los tres. Me han hecho ver que no debo estar haciendo las cosas tan mal.

Escribir con Nacho Arsuaga Proyecto Zapatero ha sido un placer. En primer lugar porque cualquier ejercicio que te obligue a fundamentar con argumentos y razones tus propias opiniones siempre resulta enriquecedor. La elaboración del texto fue algo complicada, pero es el libro que he escrito con más satisfacción.

Y en segundo lugar porque la reacción que está provocando nuestro análisis del zapaterismo en lugares como Prisa convierte el placer de haberlo escrito en algo que roza lo sublime.

Hace muchos años me acusaron de formar parte de una conspiración judeomasónica por reclamar en las calles de mi ciudad, Barcelona, la instauración de la democracia. Hoy los hijos de quienes entonces me acusaban y me llevaron esposado a la comisaría de Vía Layetana para conocer a los hermanos Creix, me vuelven a acusar de lo mismo: El País dice que pertenezco a una conspiración de “masonería blanca”. Lo que, al parecer, no es óbice para pertenecer al mismo tiempo a una “sociedad secreta [que] opera a la sombra de la Iglesia y en los aledaños del PP”. Masonería católica. ¡Por Tutatis!

La estupidez se ha ido heredando de generación en generación entre aquellos que, en plena decadencia del franquismo y, cuarenta años después, en plena decadencia del socialismo, siguen utilizando tan pobres digamos “argumentos”. Lo que no deja de llenarme, majestad, de una honda satisfacción: padres e hijos, franquistas recalcitrantes de los 70 y socialistas recalcitrantes de 2010, creen insultarme.

La idea más extravagante de Nacho cuando concluíamos las interminables correcciones del original fue la tirada:

“Haremos 100.000 ejemplares”.

A pesar de que me he ido acostumbrando al optimismo a prueba de Prisa de este hombre, me eché a reír: el más poderoso editor español no se hubiera atrevido ni harto de vino.

“Y se lo enviaremos gratis a los socios de Hazte Oír. Y por correo ordinario”.

Dejé de reír para empezar a considerar seriamente la posibilidad de que el calor del pasado verano le hubiera afectado.

Estos días, precisamente cuando los socios de HO están recibiendo por correo gratuitamente en su domicilio su ejemplar de Proyecto Zapatero, el antaño periódico y hoy seudopanfleto El País, en manos de una suerte de secta transnacional progre que quiere convertirse en el club Bilderberg, lanza sus más agresivas andanadas contra HO. Curiosas coincidencias.

Las varias decenas de miles de personas que formamos parte de HO estamos protagonizando un fenómeno social único en Europa: con la distribución masiva de este libro, del que finalmente se imprimirán 500.000 ejemplares, más las ediciones especiales en Chile y Argentina y las traducciones al italiano, francés, inglés y alemán, que ya están en marcha, vamos a llegar a un enorme número de personas. Nunca se había utilizado un libro como instrumento para una movilización de esta envergadura. Como amante de los libros, majestad, la hondura de mi satisfacción crece por momentos. Y como coautor, ni le cuento.

Ese es el motivo por el que hete aquí que los hijos de los franquistas del contubernio judeomasónico desempolvan los casposos discursos de papá, agarran el teléfono, llaman a El País y encargan un libelo de 2.727 palabras en el que nos acusan de ser “masones blancos de la Iglesia”.

Víctor Gago comentaba esta mañana que Proyecto Zapatero se ha convertido en “el libro que ha irritado a ZP hasta el punto de desplegar una campaña contra HO con su principal agente mediático”.

¿Tanto daño estamos haciendo con 142 páginas? La pregunta tal vez debería formularse de otra manera: ¿tan indigno es lo que están haciendo desde 2004, que 142 páginas les hacer perder los modales profesionales?

Vale la pena leer

A Alberto López Navarro en ¿Quién ha comprado “El País”?

A Ignacio Arsuaga en El País, por orden de Zapatero, arremete contra HazteOir.org

A Elentir en Una prueba documental contra el enésimo reportaje-basura de El País

A Juana de Arco en HazteOir.org sufre las consecuencias de lo que es defender a los ciudadanos

Anuncios

9 comentarios

  1. Son casposos · · Responder

    El colectivo del contraataque lleva siglos formado y se llama España, acreditada marca que reúne, afirma, aglutina, acoge, abriga, abandera y pertrecha a unos cuantos millones de personas encuadradas en un batallón irresistible, insuperable e invencible además de jubiloso. La Nueva Justicia Democrática hay que fundarla desde la voluntad soberana de la nación, porque la justicia vigente es un brazo enemigo de la Patria y por tanto otro peligro para el publico. Estas nuevas presentaciones: la nación plenamente despertada y la justicia velozmente operativa, son procesos que ya han roto aguas y están desarrollándose cada minuto que pasa en muchos puntos del globo.
    La tensa espera nos separa de la gloria ciudadana y de la Libertad. Es un suponer.

  2. Enhorabuena Miguel.
    Añade a tu lista de enemigos al profesor de historia de la facultad de periodismo de la U C M .Y al que sus alumnos le apodan “El Repu” (Carlos Hermida) por su sectario y radical anti franquismo, que intenta lavar el cerebro a todos ellos, (sin posibilidad de ningún tipo de réplica a sus panfletarias y extremistas enseñanzas comunistas) y quien te pone a parir a ti, siempre que puede en sus clases.
    Enhorabuena por ser dado a conocer hasta en la universidad que ostenta el bochornoso título de haber nombrado doctor honoris causa al “Carnicero de Paracuellos”.
    Varias veces le he dicho a mi hijo, que está por desgracia en sus clases, que le pregunte para qué servían las Checas en la II República. Pero mi hijo, como la mayoría de sus alumnos, pasan de sus sectarismos radicales, y le dejan que cometa los mismos errores que cometieron los seguidores del dictador de extrema derecha. Ellos ven qué es lo que quiere oír y leer en sus exámenes, y pasan de enfrentarse con él, pues lo que quieren es aprobar la carrera y no enfrentarse con alguien que no solo perdió la guerra del pasado, sino el presente y el futuro de España.
    ¿Qué se puede esperar de alguien tan extremista? Uno de sus alumnos opinó en un foro acerca de él: ” !!! Es increíblemente malo y partidista!! Hoy en clase se ha mofado de la muerte de Calvo Sotelo, y de su familia actual… que se tenía merecida la muerte… Vaya manera de enseñar!!! La única historia que vale es la suya… es Stalinista-comunista y socialista y además liberal !! y no se avergüenza en reconocerlo… sin embargo… Franco era un enano cabrón para el… Luego es un dictador en clase, autoritario… vamos con complejo de Stalin, Hitler, o el propio Franco… Demagogo…”
    Enhorabuena de nuevo Miguel. Conseguir enemigos tan sublimes, te hace galardonador de sus temores y paranoias. Pues el que te dediquen sus críticas, insultos y mentiras, con el tiempo y trabajo que eso supone, da a entender a todos, que les escuece tu buen hacer. Ya se sabe, en “El Ministerio de la Verdad” no se duerme ni se descansa nunca. Así que, a seguir trabajando, por ese camino.

  3. Gracias Ferran.
    Ya que hablamos de jueces, a ese caballero se le podría denunciar ante la Justicia por cualquiera de esas barbaridades. No vamos a ser siempre los mismos los que estemos en el banquillo. Animo a tu hijo a que grabe la apología del terrorismo de ese señor y presente con sus compañeros una querella criminal.
    Algún día tendremos que reaccionar, digo yo. Y la Ley de Memoria Histórica se puede aplicar aquí perfectamente.

  4. En fin, Miguel, te he enlazado la entrada, y me quedo sobre todo con este párrafo que escribes:
    “Hace muchos años me acusaron de formar parte de una conspiración judeomasónica por reclamar en las calles de mi ciudad, Barcelona, la instauración de la democracia. Hoy los hijos de quienes entonces me acusaban y me llevaron esposado a la comisaría de Vía Layetana para conocer a los hermanos Creix, me vuelven a acusar de lo mismo: El País dice que pertenezco a una conspiración de “masonería blanca”.”
    Un abrazo y mucho ánimo, esto en el fondo es la demostración de que estáis haciendo las cosas bien.

  5. Muchas gracias, Elentir. Nos vemos en el juzgado. Y en la logia, por supuesto.

  6. Jajaja… A este paso, nos acabaremos viendo en la cárcel. Ya sabes lo que decía Henry David Thoreau: “Realmente, en un país que encarcela injustificadamente, el único sitio digno para las gentes decentes es la cárcel.” 😉

  7. ¿Cristianos masones?, ¿qué será lo siguiente que van a argumentar? Desde luego, habéis conseguido que se queden sin palabras.

  8. A Fernan: Lo que cuentas sobre ese profesor de historia es un ejemplo de lo que sucede con otros profesores de ciencias: imponen al alumnado la obligatoriedad de creer sin rechistar en lo que se les cuenta, so pena de no aprobar la asignatura. ¿Qué clase de formación universitaria es esa en la que no se permite a los alumnos cuestionar lo que se les imparte?… El 70% del profesorado universitario son unos ineptos vendidos al poder y por ello deberían estar guardando cola en el INEM…. De momento conservan sus puestos, pero todo llegará…

  9. MR (Monárquico y Republicano) · · Responder

    Lo leo y no lo creo… Menuda panda de fascistas están hechos estos dictadorcetes hijos del franquismo que ahora se las dan de demócratas, qué mal aguantan las críticas y qué concepto tan parcial tienen de lo que es la libertad de expresión…
    Mucho ánimo D. Miguel, y adelante. Personas como ud. hacen ver que no todo está perdido, y que ese apocalíptico-infeccioso proyecto Z de zombi, con el que quieren alienarnos y vaciarnos el cerebro, no necesariamente triunfará. Aún hay personas capaces de pensar por sí mismas.
    Reciba un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s