El proyecto Rajoy

De la mano de la ley Sinde recorremos el planeta Rajoy. Hay que viajar al otro lado de la luna, ese que nunca se nos muestra, para dar con el proyecto ideológico del Partido Popular.


Hace unas pocas semanas empecé a escribir El proyecto Rajoy. Mi intención era trazar un esbozo prospectivo de la sociedad española dos años después de un hipotético triunfo electoral del actual presidente del PP. Sin embargo la proverbial ambigüedad del personaje y su circunstancia, ese partido de mudos y amedrentados, convierte el intento en algo casi imposible.

A diferencia del proyecto Zapatero, el proyecto Rajoy no aparece formulado en ningún lugar. He revisitado las declaraciones del líder popular, los documentos de su partido, la bibliografía hagiográfica y la crítica. Busques donde busques y sea cual sea el camino documental que recorras, el destino final siempre bordea la nada.

Resulta casi meritorio estar seis años largos en la oposición y no haber construido algo parecido a un discurso paralelo y contrapuesto al del poder. En el PP de Rajoy todos son parches, respuestas puntuales, opiniones del instante que no valen para el segundo siguiente. El corto plazo convertido en seña de identidad. Lo que no debería llevarnos a pensar que Rajoy carece de proyecto.

A falta de eventuales declaraciones futuras, el líder del PP y su partido nos muestran de manera indirecta cuál es su proyecto. Lo hacen por la puerta de atrás, como a escondidas. Porque su proyecto, el que realmente existe y defienden, solo se hace visible a través de la negación. La ley Sinde es, en este sentido, paradigmática.

El proyecto Rajoy se aprecia como los viejos negativos de las fotografías de otros tiempos, cuando lo blanco aparecía como negro, y lo negro como blanco:

  • Ley Sinde. Rajoy la rechazó en el Congreso de los Diputados y aceptó su maquillaje en el Senado, pero no hay que descartar que en las próximas horas cambie de idea, vuelva a rechazarla en el Congreso y al mismo tiempo defienda su necesidad, o alguno de los portavoces oficiales del PP suscriba el planteamiento del Senado, mientras declaran que es inaceptable. Ozores for ever.
  • Aborto. El PP no derogará la ley, pero la modificará. Aunque eso dependerá de lo que diga el Tribunal Constitucional, que ni por casualidad tocará lo sustancial de la norma. Es decir, cuando el TC haya dado el plácet a la ley, dependerá de Rajoy derogarla a base de modificar la decisión constitucional de mantenerla sin derogar la modificación. Más Ozores.
  • Libertad lingüística. Se consultará a los padres si quieren elegir la lengua de escolarización, salvo en aquellos territorios en que se haya decidido cuál es la lengua vehicular, en cuyo caso se respetará la decisión de la comunidad autónoma y los padres tendrán así derecho a disfrutar de la misma. Las familias también podrán en estos casos plantear lo contrario y entonces las comunidades autónomas tendrán que facilitar su decisión sin hacer dejación del derecho a la lengua vehicular. Y viceversa.
  • Estado de las autonomías. Requiere una modificación para ajustarlo a la situación actual. Sin embargo este ajuste no pasará por tocar las cláusulas Camps, sino por consolidar las transferencias ya aprobadas, sin que eventuales decisiones de inconstitucionalidad de los nuevos estatutos vayan a suponer una merma en la actual situación. Por todo lo cual, el sistema es inviable y ha contribuido al progreso económico de España. Pujol trabucaire no, pero a ver si gobernamos con él.

El proyecto Rajoy se manifiesta en su incomprensible cháchara políticamente correcta, en su ambigüedad y en sus silencios, que se están convirtiendo en clamorosos. Su propósito es sustituir a Zapatero. Sustituirlo. That's all.

Caminamos hacia el pútrido régimen de alternancia de los últimos años de la Restauración, justo cuando las peores tragedias de la España contemporánea estaban a punto de aflorar. No se plantean alternativas, sino sustituciones. El presidente del PP quiere relevar a Zapatero. Punto.

De ahí que el proyecto Rajoy se esconda en el lado oculto de la luna popular.

Anuncios

11 comentarios

  1. Es cierto. El proyecto Rajoy da la impresión de que no existe.

  2. Éste es uno de los mejores análisis que he leído sobre el “rajoyismo”.

  3. Si señor, “estas son mis ideas, y si no le gustan tengo otras”.
    Necesitamos con urgencia la Democracia Directa, los ciudadanos tenemos que afrontar nuestro futuro decidiéndolo, porque como lo decida esta panda de iluminados nos llevan a la Edad Media.
    Solo tenemos una herramienta, nuestro voto, que debemos depositar -cuidadosamente en blanco- para deslegitimar a todos estos mascachapas que pretenden tomarnos el pelo y meternos mano en la cartera. Necesitamos voz y voto, no solo voto cada 4 años.

  4. Crónica Internacional
    Aplasta hoy al mundo el satrapismo global, lo que en una voltereta histórica nos remonta al milenario Imperio persa, cuna de los sátrapas y castigador de la cultura griega.
    La revolución en tiempo real que se desarrolla con ribetes de guerra civil en Túnez, produce esperanza en las patrias internacionales y nerviosa inquietud entre los internacionales amigos del dictador huido con el rabo entre piernas, y milagrosamente escapado por el momento, de un castigo globalmente más ejemplar.
    Tanto la France como los USA se aprestan a disculparse públicamente, Sarkosy, y a meter conspiradores en Túnez, Obama, a través de sus “enviados” y sus promesas de ayuda.
    ¿Ayuda a los tunecinos que piden agua y pan por las calles? ¿Ayuda ahora que los jóvenes se suicidan por sus condiciones de vida?. En absoluto, ayuda y apoyo a sus moribundos perros que guardan su zona y su ganado.
    La dictadura mundial en que ha devenido el “mundo libre”, “los mercados”, “el Estado de Derecho” o la “Democracia”, solamente persigue el bienestar de los privilegiados y el empobrecimiento e incluso el aplastamiento de la “chusma”, nombre que dan al concepto que tienen de la total multitud humana.
    Y a ese fin del mantenimiento de este verdadero infierno que es la política mundial y sus mezquinos beneficiados, dirigirán sus actuaciones siguientes: legales o ilegales, pacíficas o guerreras, en abierto o en secreto, pero sin escrúpulos ni miramientos.
    Al fin y al cabo se están jugando sus buenas vidas y sus débiles pellejos, en contraposición a la ruina que suponen para todo el mundo, al que escarnecen en sus vidas privadas.
    De forma mucho más vistosa que en otras naciones, le guerra civil mundial entre ricos y pobres, entre humanos y sicópatas, entre multimillonarios justos e inútiles multimillonarios, ha comenzado en la nación tunecina.
    Pero es el comienzo y la señal a todas las naciones de los ciudadanos, de la batalla definitiva, de la madre de todas las batallas, del triunfo coronado de suprema Libertad. El parto universal de la verdadera historia humana ha roto aguas.
    @Times, enero 2011

  5. Amigo, necesitas un blog con urgencia. ¿Qué pasó con el del ciudadano irritado (no recuerdo exactamente su nombre)?
    Por favor, mantén el hilo de los comentarios. Y no hace falta que firmes cada vez distinto.
    Muchas gracias.

  6. Un admirador de Ud. · · Responder

    “El artista no sólo tiene el derecho sino la obligación de inspirarse en los motivos que se avengan mejor con su temperamento y elegir los medios que lo expresen con más eficacia. Vedarle este tema, prohibirle tal forma de expresión, significa no sólo cometer los mismos errores que ilustran la historia de todos los juicios literarios y científicos, –desde Galileo a Baudelaire– sino hacer tabla rasa de la tolerancia que existe y ha existido siempre en los pueblos verdaderamente cultos, para atentar contra las manifestaciones más altas del espíritu”
    Andrei Tarkosky

  7. Vaaaale.
    Pero atente al tema del post, o tendré que empezar a borrarte con todo el dolor de mi corazón (aunque eso ya lo sabes).

  8. Así es. Rajoy es la nada. Sigo preguntándome por qué estos persiguen estar en el poder. Salvo motivaciones mezquinas y pedestres, no se me ocurre ninguna. Nunca he conocido tanta banalidad, tanta insustancialidad, tanta inanidad. Encontrar un “proyecto” en este personaje y sus adláteres es tarea cuasi divina. Sólo Dios es capaz de crear ex nihilo.

  9. Es verdad,Rajoy hará las mismas cosas que Zapatero.No hay alternativa en el modelo de país..Se cumplirá la ley de Murphy,comp siempre.

  10. Voto nulo por favor y no en blanco… el voto blanco se suma a la mayoría y eso siempre acaba beneficiando al partido de turno. Para denunciarlos a todos es necesario el voto nulo.

  11. Solo un comentario para apoyar lo dicho: el voto en blanco favorece al partido más votado (con lo que se les apoya indirectamente), es mejor el voto nulo. No es lo mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s