Derechos humanos zapateros: 1 de cada 4 niños españoles es pobre

¿Cuántos niños nos faltan por matar en España, cuántos por embrutecer y maltratar para que abandonemos el sangriento pacifismo del que ahora hacemos gala?

La noticia corre por ahí desde hace tiempo, pero nadie se hace eco de ella porque, instalados en la “cultura” de la muerte, hemos decidido que los niños son el enemigo público número 1 de nuestro supuesto bienestar.

Pero por más que la ocultemos, la realidad sigue agazapada al otro lado del sumidero en el que vivimos (lo llamamos “sociedad”): 1 de cada 4 niños españoles son pobres, según los resultados provisionales de la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística, que se llevó a cabo en 2010.

En la España de la ampliación de derechos, el 24,5 por ciento de los niños menores de 16 años viven hoy en situación de pobreza. Somos el país de la UE con la tasa más elevada de pobreza infantil.

Matamos a varios centenares de niños diariamente. Cuando termine este martes, más de 300 habrán perecido en los abortorios y una cantidad indeterminada lo habrá hecho por medio de píldoras y otros instrumentos similares.

Los los que sobrevivan a la primera carnicería tampoco lo tienen fácil. Una cuarta parte está condenado de antemano a la pobreza. Y la mayoría fracasará en la escuela y les expulsaremos del sistema educativo.

A los que logren mantenerse en él los enviaremos a la oscuridad de la otra pobreza: la que produce la ignorancia. Constituirán el futuro ejército de ciudadanos de segunda, manipulables por cualquier poder.

El Comité de los Derechos del Niño de UNICEF ya ha señalado a España. Denuncia que su Gobierno no aplica políticas de apoyo a la infancia y a la familia y señala expresamente este hecho como uno de los determinantes del alto índice de niños españoles pobres.

Los políticos hablan de que saldremos de la crisis económica. ¿Pero quién nos va a librar de nuestra indignidad?

Anuncios

7 comentarios

  1. Está bien que incluso Unicef sea consciente de esto, a ver si se enteran de una vez.

  2. Muy buena entrada.

  3. Democrata(Rael) · · Responder

    te voy yo a dar una leccion de derechos humanos con las mujeres contado en primera persona por Leo Bassi
    Entonces, yo trabajaba durante un tiempo en Italia Uno, una emisora de este señor. Un día Berlusconi entra en el estudio rodeado de guardias de espalda -algo que nos hacia reír porque era de película- y pide que le presenten a todo el equipo. El programa se llamaba “Il lupo solitario” y era un programa de humor muy provocador, uno de los pioneros en esa línea. Nos pidieron ponemos en fila y él empezó a saludarnos uno a uno, como si fuera el Jefe de Gobierno. Era un hombre pequeño de altura. Recuerdo que cuando le estaba dando la mano, pensé: “Vaya mierda de provocadores que somos comportándonos de una manera tan patética con este tipo”. De repente, el gran capo se paró cuando llega a las dos únicas actrices del show:
    — ¿Chicas estas faldas que tenéis son vuestras o son mias del vestuario de la televisión?
    Las chicas:
    — De vestuario, señor.
    — Entonces, muy bien. ¡Tijeras, por favor!… Son demasiadas largas. Aquí quien manda soy yo y mi público quiere ver piernas de mujer. Tu, la pequeña, ven acá… Y ahora gira lentamente… – Berlusconi empezó a cortar un 20 cm de la falda hasta el culo de la joven actriz.
    — “Ahora SÍ que estás guapa: ¡Y vaya culo!… Ahora te toca a ti -a la otra actriz-, “no sea tímida. Mira… Con las piernas que tienes puedes ir muy, pero que muy lejos. Tranquila, que no pasa nada.”
    Y el “Berlusca” -apodo que los empleados de sus empresas le pusieron- tocando sin vergüenza a la segunda chica frente a todo el personal, transformó otra vez en minifalda lo que era su vestido escénico.
    Yo estuve a menos de tres metros, lo vi todo, lo oí todo. Me quedé mortificado para siempre por no haber tenido la valentía de intervenir y darle un puñetazo a ese maleducado.
    Cuando finalmente se fue, las chicas empezaron a llorar de vergüenza y recuerdo bien lo que dijo uno de los cámaras del plató:
    — “Qué guarro, macho… ¿Sabéis que éste se folla a cualquiera que pasa por ahí, no? Es un enfermo. No tiene una empresa, tiene un harén. Pero chicas: Callaos. Nada de denuncias, éste es súper peligroso, un tiburón.”
    Si yo que pasé sólo seis semanas en sus estudios de TV en los años ochenta lo sé, no me creo que la Iglesia Católica, que desde 1994 exige a todos sus fieles que le voten constantemente, no lo sepa también.
    http://www.leobassi.com/archives/editorial/berlusconi_y_el_papa.html
    esta claro la doble moral del Papa por lo tanto para que hacerle caso… antes de culpar a los demas deberias capaz de tener suficiente criterio para ver lo que pasa con tu “lider” pero como en las sectas los lideres son sagrados.
    conclusion: puedes ser un pedofilo o un salido que si tiene el apoyo de la iglesia catolica te va tapar, asi esperan recuperar a mas fieles… que ustedes no se den cuenta no significa que el resto de la gente sea tonta.

  4. Rael: Mientras no te des cuenta de que no somos Berlusconi, ni el Papa, ni Rajoy, ni Franco, no harás otra cosa que el ridículo con tus entradas.
    Ten un poco de sentido común y ve contra lo que vamos (si quieres), pero no contra lo que piensas que somos.
    te voy a dar una lección de no-sé-qué, que nos cuenta Sófocles:
    Ayax, declarado enemigo de Hércules, decide ir a matarlo. Por el camino, encuentra unos bueyes y les corta el cuello, creyendo que está luchando con su enemigo y le vence.
    Pues eso.

  5. Es desconcertante pensar que el futuro es de estos niños y para estos niños. Verdaderamente, se lo estamos negando. Y no tenemos derecho a hacerlo.
    Lamento que uno de ellos sea mi hija, que encontrará muy mal entorno, debido a estas circunstancias. Pero tengo esperanza y le iré enseñando como pueda, para que todo sea mejor.
    Mientras, haré mis cosas “de mayores” y “de padres”, para mejorar lo posible. Es muy triste pensar en la españa que me legaron mis mayores y la que voy a dejar a mis hijos.

  6. Vuelta al ruedo, Luna. Me preguntaba cómo responderle y no daba con las palabras adecuadas. Gracias por el tino y la cordura.

  7. Yo fui niño pobre. Visto y vivido lo que representa, no me preocuparía tanto que mi hija viviera las carencias por las que pasé, mientras no tenga otras de tipo moral, intelectual o humano. Pero son las que temo no poder evitar.
    Estar desnutrido me ha dejado delgado de por vida y con una dentadura fatal, pero no puedo lamentar que me haya faltado cariño, nobles enseñanzas y muy buen ejemplo. A mi edad, comparo las cosas y veo que no sabemos bien de qué preocuparnos, cuando los problemas actuales son evidentes y debieran hacerlo por sí solos.
    No se pueden frivolizar estos problemas en una contienda resuelta por el habitual sistema de echar balones fuera. Nos estamos insensibilizando, dejamos de ser personas y actuamos como automatismos que no buscan otra cosa que eficacia laboral o el medro personal.
    Tantas noticias de muertes, abortos, crisis, paro, violencia… nos están encuadrando en intenciones que muchas veces tienen poco que ver con nosotros mismos o con nuestras familias.
    No es tanto el pan como nosotros mismos y los nuestros lo que nos está faltando. Es por esto que somos incapaces de comprender a quienes no tienen medios de subsistencia: Por la soledad a que nos hemos destinado, que no conoce ya a prójimos ni a propios.
    Soledad en la que todo nos es ya ajeno. Lo humano también.
    Pregunto:¿A quién estamos consagrando esta soledad? o ¿A qué? Y respondo convencido, que no a lo más importante, ni a lo más necesario. Ni siquiera, a lo más noble.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s