El asesino de la igualdad

El asesino de nuestra compañera Susana fue condenado por la justicia. Pero me temo que se trataba de la justicia zapatera porque le conmutaron la pena por un cursito de igualdad.


El asesino de Susana fue condenado por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3 de Málaga. Dos delitos de amenazas. Un delito de maltrato. Dos años de cárcel.  Pero se los perdonaban todos si se apuntaba a hacer unos cursos de igualdad. Y a ella le negaron el servicio de teleasistencia móvil para víctimas de “violencia de género”.

Toda la jerga políticamente corrupta, que no correcta, del zapaterismo acompaña a esta trágica historia. Estamos ante la fórmula del fracaso seguro. Juzgado de violencia sobre la mujer, igualdad, violencia de “género”.

La combinación de la justicia que porta las siglas ideológicas del PSOE Zapatero, la patochada de la igualdad que promueve el Gobierno y el empeño en enfocar la violencia familiar desde la perspectiva de la ideología de género dan como resultado este tipo de hechos: otra mujer asesinada.

Este año, apenas mes y medio, ya son once. El PSOE se presentó en 2004 como el partido que defiende los derechos de las mujeres e iba a acabar con estos crímenes. Desde su llegada no han dejado de crecer. Proyecto Zapatero, la fórmula del fracaso.

 

Anuncios

6 comentarios

  1. Democrata(Rael) · · Responder

    y que propones tu?

  2. Juana de Arco · · Responder

    Miguel. Totalmente de acuerdo contigo.
    Este caso ha dejado demostrado que la “Ley de igualdad” zapateril en su afan por igualarnos a todos, han igualado a un asesino con una mujer indefensa y victima de una justicia al servicio de la mentira, la embaucación y el engaño.
    También ha quedado demostrado con este triste caso, que la “Ley de igualdad” es una amenaza para la vida de las mujeres maltratadas, y una protección para los maltratadores.
    Esta ley zapateril tiene que abolirse, la justicia está para condenar a los delincuentes, pero como se comprueba, los delincuentes están a salvo con los socialistas y encima se les conceden privilegios. Y el ejmplo más claro son los privilegios que el gobierno socialista concede a los etarras. Las victimas siempre son las perjudicadas, así que ¿quien puede fiarse de esta banda del PSOE?
    Ya existen leyes para los delincuentes, que se dejen de embaucaciones y que las pongan en práctica. Que enchironen desde el principio a los maltratadores denunciados, previa comprobación de los hechos, y salven vidas.

  3. Qué se puede esperar de un invento de Aído. Lo raro sería que funcionara.

  4. ESTE COMENTARIO HA SIDO BORRADO.
    Insultos, ni uno. Estupideces, cero. A mi tampoco me gusta este Gobierno, pero la discrepancia no es excusa para agredir.

  5. Lo que no entiendo es que una condena de carcel pueda ser sustituida por un curso, de igualdad o de lo que sea. ¿¿es eso legal?? Cada vez hay más impunidad en este pais. Espero que por lo menos la hija de Susana reciba una indemnización por parte del ministerio de justicia de igualdad o de quien proceda. Por su culpa y negligencia, la niña se ha quedado sin madre.

  6. Aun cuando las intenciones del PSOE en lo referente al maltrato fueran las mejores deseables, veo que hay un error de procedimiento que está llevando al fracaso sus iniciativas.
    No hablo de las legales (Cuyo efecto tenemos aquí reflejado). Me refiero a la incidencia sobre la opinión pública, cuya publicidad en los medios ignora por completo el fenómeno llamado por los psicólogos “de imitación”.
    La entrega de una noticia al respecto podrá tener la facultad de hacernos reflexionar a una mayoría, pero tiene el lamentable defecto de influir en las personas que tienden a maltratar para que lo hagan.
    En la prensa sigue habiendo censura, también en la radio y en televisión. Las noticias relativas a suicidios pasan por este tamiz al considerarse que es imprescindible evitar esta imitación, porque se ha demostrado que el conocimiento de un suicidio incita a otros.
    Por esto tenemos un nivel ascendente de muertos por violencia doméstica, que coincide plenamente con la malograda campaña en su contra.
    Para el maltratador, la represión es una salida imposible, ya que comprende el ejercicio de su derecho (En la desesperación)como una imposición a ultranza de lo que entiende se le ha robado: La razón. Nosotros no lo podemos comprender, pero él lo entiende así.
    La vía correcta para evitar esta causa final consiste en que encuentre el modo de hacer valer sus opiniones y derechos, a la vez que comprende que no siempre le asisten, que no todo es de absoluta importancia y que hay otros derechos ajenos.
    Necesita ver también que tiene obligaciones que cumplir (Y las aceptará, porque son quienes más tienden al sentido del deber).
    Verdaderamente, necesitan una publicidad específica, que nunca se les ha dado.
    Lo que no comprendo es por qué no obliga le ley a tratamiento psicológico-psiquiátrico, cuando es absolutamente necesario para este proceso de asimilación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s