Privilegios indignados: el PSOE empieza la campaña de verdad

Vivimos una de las secuencias más clásicas y repetidas de la Historia: a vacas flacas, estallido social. Solo que el estallido social va hoy por otro lado y quienes llenan este fin de semana las calles de algunas ciudades no están protagonizando una revolución, como los más pardillos pregonan, sino el inicio de la campaña electoral real del PSOE de Rubalcaba.

Abanderados por un reducido grupo de privilegiados que viven del erario público y sus múltiples subvenciones, supuestos indignados vuelven a ocupar ilegalmente las calles.

Junto a los profesionales de la agitación, tan reconocibles en nuestro país, marchan centenares de personas de buena fe que creen estar participando en un movimiento social, ciudadano, independiente y con el único objetivo de cambiar las cosas (¿qué cosas exactamente?) para que todo marche mejor.

Pero no están haciendo una revolución. Ni siquiera protagonizan un movimiento de protesta. Los supuestos indignados que vuelven a los telediarios están más próximos a las revueltas anteriores al XVIII, aquellas que venían determinadas por la inexorable sucesión de buenas cosechas y períodos de sequía y hambruna, que a los movimientos revolucionarios contemporáneos.

No son revolucionarios. Se trata solo de agitadores que cumplen al pie de la letra los planes diseñados por una izquierda encolerizada ante su desalojo democrático del poder.

Ellos y los ingenuos que les acompañan, compañeros ignorantes de viaje de lo peor del siglo XX, acaban de inaugurar la verdadera campaña electoral del PSOE, la de verdad, la que veremos desde ahora hasta el 20N.

Y lo que te rondaré.

_______________________

En episodios anteriores:

No saldremos de esta sin violencia

El PSOE más peligroso es el derrotado

Esto es lo que está soñando la izquierda

Así será la calle del PP

Anuncios

5 comentarios

  1. Juana de Arco · · Responder

    Esto solo ha empezado, ETA pondrá una victima de altura en la campaña, como en el 11M del 2004 y en el 2008 el exconcejal socialista. ETA sabe que lo tiene crudo si no gana Rublacaba y el PSOE, y como el socialismo se basa en delincuencia en ausencia de programa, pues tendremos la intentona de ganar votos sentimentaloides de los muchos ignorantes que quedan aún. Y quienes voten al PSOE si ganase, lo lamentaran de por vida, no se libraran de las fechorias de sus amos que los usan como sinmples pardillos para captar votos.
    Los “indignados” son perros falderos que siguen a cuatro sujetos muy requetebien pagados que se dedican a arrastrar a los ignorantes, que son los que pagarán las consecuencias, porque los lideres nunca caen.

  2. Leer en clave electoral, siquiera en clave nacional, el 15 O es poco menos que fantasioso. ¿O es que Rubalcaba está detrás de las manifestaciones en el resto de Estados?
    No sé si os dais cuenta que repetís contra los indignados los mismos clichés que las fuerzas conservadoras han empleado contra las fuerzas progresistas desde la Revolución Americana: ‘¡sólo son canalla! ¡los malos son lo líderes, que los engañan!’.
    Eso nunca ha sido verdad, en general. La canalla suele tener razón. Por otra parte, no entiendo la queja de que ciudadanos empleen la desobediencia civil frente a normas injustas… ¿No es lo que muchos movimientos conservadores llevan predicando desde hace años?

  3. Estoy completamente de acuerdo. Estos que se considera representantes del pueblo son realmente marionetas en manos de la izquierda. La voz del pueblo en democracia la tienen las urnas. No se puede salir a protestar contra el sistema y pretender que se aceptan las normas. Lo que hay es mucha gente que vive del cuento y están viendo que se les va a acabar el chollo, y otros ingenuos que les siguen.

  4. Xusto Otero González · · Responder

    Indignados A y B
    Excepto la reducida élite que se preocupó de blindar su futuro con prejubilaciones millonarias , el procomún de mortales está impactado por el revés económico y alberga razonables motivos para la indignación .
    Llegado aquí he de hacer la siguiente acotación : la indignación de ahora es interclasista y planetaria pero se constatan dos tipos de “indignados” :
    A ) los “oficiosamente indignados” que somos la mayor parte de la ciudadanía incluida la Duquesa de Alba y el Rey .
    B ) los “oficialmente indignados” provenidos de matriz 15 M,. numéricamente pocos pero con la patente de la marca “indignación” . No sé si algún gabinete estadístico está haciendo barrido de perfiles de “indignados oficiales” de Sol ( Madrid ) o puente de Brooklyn ( Nueva York) , Sería dato interesante porque registrará a rentistas del Partido comunista , sindicalistas , okupas, partidarios del crecimiento cero, ambientalistas, antitaurinos, antinucleares, proanimalistas, promarihuanas, feminazis, abortistas, hipis, vegetarianos, cristianos para el socialismo, cristianismos para el ateísmo, funcionarios y a José Bové , famoso terrateniente francés subvencionado por la PAC que presume de agricultor pobre y asiste a todas las concentraciones anti G-20.
    El indignado A ( oficioso ) asume seis postulados:
    1 ) no hay recambio al capitalismo pero si capitalismo corregido por admisión de valores morales en la sociedad
    2 ) esta crisis económica tiene fundamento moral , personas concretas que engañaron impunemente al pueblo con ofertas de dinero fácil . Y pueblo que consintió en el engaño porque le favorecía .
    3 ) La recuperación económica es segura y pasa inexorablemente por sufrir un período de “mono “ que desintoxicará eslabones sociales que disfrutaban de borrachera monetaria y ahora habrán que padecer resaca monetaria-
    4 ) Los directivos que gestionan mal , no deben cobrar como si gestionaran bien . La cultura de la subvención al sector terciario es una causa de la crisis.
    5 ) Si un banco quiebra , debe dejarse quebrar y el Estado no debe acudir a su rescate, solo a garantizar los depósitos de los clientes
    6 ) Aquí se alistan simpatizantes del realismo ideológico y de la atractiva religión católica
    El indignado B ( oficial ) asume otros seis postulados :
    1 ) cree que el capitalismo debe desaparecer y no reconoce éxitos al capitalismo corregido
    2 ) ofrece el paraíso terrenal sin ofrecer alternativas al capitalismo
    3 ) focaliza la causa de la crisis exclusivamente en la avaricia de la banca y especuladores y no en quienes se dejan engañar por milongas
    4 ) se opone al rescate de la banca pero también a la autofinanciación de sindicatos, partidos políticos y demás colectivos subvencionados y / o blindados.
    5 ) asume que la recuperación económica se logra principalmente a base de acampada, consigna y pancarta
    6 ) Aquí se alistan simpatizantes de la ideologia del placer hostiles a la fe católica . /

  5. Copio un comentario que he hecho en mi blog de worldpress barcelonavida. Perdonad si no viene demasiado al hilo, pero aborda un aspecto que siempre olvidamos: ¿De dónde viene nuestra indignación?. Intento también encontrar lo qu epodemos hacer con ella.

    El movimiento originario de los indignados fue un claro índice de decepción personal ante la sociedad y quizás, social ante lo personal. El hombre ya no contaba para nada, ni siquiera para sí mismo.
    La causa se evidenció ante el fracaso generalizado de la política y la economía, a través del cual analizamos muchos otros aspectos de nuestras vidas, encontrando un vacío aterrador y doloroso, porque habíamos intentado llenarlo con más vacío.
    Fruto de una inactividad de la que somos culpables todos, durante demasiados años nos dedicamos a dejar que transcurriera la historia como una sucesión de accidentes, sin pretender formar parte activa, sin querer hacerla. Y nos dimos cuenta de que los mismos hechos nos arrastraban, de que éramos presa de la indiferencia como costumbre, con unas consecuencias que nos superaban.
    El movimiento de los indignados duró un día, tal vez unas horas. El resto fueron réplicas intencionadas, que ahogaron la posibilidad de que se diera una respuesta y la más peligrosa para nuestros gobermnantes de que tomásemos mayor conciencia de la situación y de quiénes somos todos y cada uno.
    Nunca salí a la calle como indignado. Me planté ante los primeros para observarlos. Se veía en ellos un intento desesperado por vencer al gregarismo en que se ahogaban, sí. Pero también pude contemplar cómo no tenían otra actuación que la misma gregaria, por lo que ví que el efecto era el mismo que la causa de su iniciativa. En aquél momento, el espíritu crítico habría sido un arma de victoria segura.
    Me pareció triste, aquél día lo pasé muy mal, al ver que se persistía en la maldita actitud de último cuarto del siglo XX y todo lo que llevamos del actual. Nos mueve o deja perplejos una idiosincrasia culpable, motivo final de la situación que sufrimos: Queremos cambiar las cosas sin moverlas, afirmar el pensamiento único como si fuera exclusivamente nuestro y mover al projimo en esta intención.
    Estamos homologados por un control de calidad, que nos calibra y etiqueta a su conveniencia, programándonos luego para que nos autocensuremos y llevemos nuestras ideas dentro de un marco preestablecido. El único valor que parece permanecer inalterable, es la alteración de toda nuestra escala para cumplir esta homologación, para restringir los principios al escaso abolengo de que se nos ha dotado, en contra del riquísimo que puede haber en nuestra vida interior.
    Llevamos demasiados años haciendo las cosas para no ser tachados de fascistas, de intolerantes o integristas, excesivo tiempo aguantando que nos digan que la Verdad absoluta no existe, cuando estamos convencidos de que nos pretenden decir con esto que no existe Verdad alguna, que tampoco hay valores y que todo debe ser un automatismo.
    Lector: No te indignes, ¡Dignifícate!. Porque hay que romper con todo esto, no has nacido para esclavo y la libertad de mañana depende de tu libertad de hoy. Recupera tu humanidad, vence la lamentable posición en que tú mismo te encerraste, hazlo con tu vida y por tu vida, llevando esta actitud a cada uno de tus actos y teniéndote a tí como tú mismo, no como un objeto conformado por otros.
    Serás tú, y seré yo. Otros seguirán este camino y conformaremos sociedad. Sin carteles, pitos, máscaras ni acampadas. Porque esto se hace en la vida, no en el escenario temporal de una plaza pública.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s