PP, PSOE y ETA no se pisan la manguera

Durante cincuenta años nos han estado engañando. Tal vez no todos, pero sí demasiados. Nos hablaban del estado de derecho, de la fortaleza de la democracia, se les llenaba la boca con rimbombantes frases y aparecían ante los telediarios tras cada muerto como si fueran los protagonistas de una película de John Ford. Pero al final ha prevalecido el gremialismo: entre los etarras y nuestra clase política no hay que pisarse la manguera.


Si de verdad creyeran que ETA es una organización terrorista, jamás hubieran montado el circo de ayer, 20 de octubre, día de la infamia. Porque con los terroristas el Estado se comporta igual que con los proxenetas, los ladrones de bancos o los traficantes de armas.

Pero no. Para los dirigentes políticos de nuestra generación ETA es uno más, otro agente activo en el mundo de la actividad política. Y a la hora de la verdad ha prevalecido ese instinto gremial que padecen todas las profesiones: le han dado una palmadita en la espalda a los que, como ellos, se dedican a la política y pelillos a la mar, a formar grupo parlamentario y santas pascuas.

La relación del PSOE con ETA siempre ha sido corrupta. No hubo ayer sorpresas de ningún tipo. Los socialistas trataron primero de matar a tiro limpio a los etarras, luego intentaron comprarlos y finalmente se han rendido a cambio de ya veremos qué oscuros acuerdos para el futuro. Pero lo del PP ha sido distinto. Y muy doloroso. El Partido Popular ha sido el único que, desde el poder, se ha enfrentado con dignidad democrática y eficacia certera a ETA.

Hasta anoche.

La intervención de Mariano Rajoy sobre el comunicado de los asesinos legalizados me resultó repugnante desde el punto de vista político e indecente desde el punto de vista de la moral pública. Y su frase con respecto a que no se han hecho concesiones políticas a ETA, una bofetada.

Desde ayer el Partido Popular ha echado por tierra una impecable trayectoria de lucha antiterrorista. En este asunto ya no puedo distinguir entre Mariano Rajoy y Rodríguez Zapatero.

A partir de ahora nos queda el aislamiento. Nos vamos a convertir en los ultras, en el búnker. Sea. Decir describir honestamente los hechos y exigir moralidad al poder nunca ha proporcionado medallas.

Rajoy, Rubalcaba, Zapatero, dirigentes del PSOE, del PP, secretarios generales, ministros actuales y futuros, portavoces gubernamentales, cabezas de lista: escupiré sobre vuestras tumbas políticas.

 

Anuncios

Un comentario

  1. Juana de Arco · · Responder

    Rajoy es un indeseable, y juro que NO le votaré. Es mi decisión deinitiva. Por mi parte que no se sienta confiado porque va de espaldas, y miles de votos ya los ha perdido y me alegro.
    Si quiere que gane el PSOE ¿que hace apareciendo como un fantoche de higos a brevas?. Le acaba de hacer la mejor campaña al PSOE-ETA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s