El aborto como forma de “violencia de género”

25

Hoy es día 25. En numerosos lugares de España, grupos de cristianos se reúnen frente a los abortorios para rezar por el fin del exterminio de seres humanos. Y en algunos sitios, como Barcelona, los mercenarios de la industria del aborto se disponen a atacar a quienes no tienen en las manos otra cosa que una cruz y una oración.


Disfrazados de ideólogos de un extraño “progresismo”, de la más discriminatoria “igualdad” y de palabras cuyo significado desconocen, como la palabra “derechos”, los nuevos bárbaros convocan a su aquelarre mensual:

“¡Fuera ultracatólicos de nuestras calles!”

Les hemos visto tantas veces a lo largo de la Historia, exterminadores anónimos de libertades y de tantas vidas en la Rusia de los años 20, y 30, y 40, y 50, en la España de los 30, en Ucrania, en China, en Indonesia, en Camboya, en Tibet, en Cuba.

25v

Como siempre, reclaman la propiedad de las calles y de las mentes de quienes osan pisarlas. Los tiranos de la historia tienen hoy la misma cara que hace 50 años, 100,  1.000. Gritan las mismas atrocidades. Atacan a las mismas personas, a las inocentes, a las que nunca responden. Porque no quieren o porque no pueden.

Tarados morales, analfabetos de la civilización, deformaciones de la especie, la chusma que ocupa ilegalmente nuestras calles y pretende hacerse con nuestras voluntades vuelve a salir hoy a la calle porque un grupo de cristianos, en Barcelona, quiere rezar delante de un abortorio.

Pobre ideología la de aquellos que muestran tanta cólera ante algo que deberían considerar irrelevante: si no creen, si Dios no existe y nosotros pertenecemos a una secta de tarados, ¿a qué esta violencia? 

¿Por qué os da tanto miedo una simple Cruz?

 

Anuncios

3 comentarios

  1. Bueno creo que es usted injusto. Fíjese que sólo los extremistas anticlericales ponen en tela de juicio la libertad religiosa. Sin embargo, forma parte de la ortodoxia católica hacer presión para que las leyes civiles se ajusten a la moral cristiana. Estoy pensando en lo que costó eliminar los crímenes imaginarios y sin víctima (herejía, brujería, sodomía, suicidio), lo que costó aprobar el matrimonio civil, lo que costó aprobar el divorcio, lo que costó aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo, o lo que costó aprobar el aborto.
    Esta historia de resistencia ante lo que es justo hace que mire con recelo las reticencias actuales de los cristianos. Creo que vale la pena recordar esto y cómo al final la moral católica se ha adaptado para admitir la licitud de leyes que antes rechazaba.

  2. Es viernes, dejemos pasear al troll un rato.

  3. MR (Monárquico y Republicano) · · Responder

    “Me parece tan claro como el día que el aborto es un crimen” Mohandas Karamchand Gandhi
    “Nunca se puede legitimar la muerte de un inocente” Juan Pablo II
    “Yo creía que el aborto era algo antediluviano y tercermundista, que en este siglo íbamos a superar. El susto es ver que no es excepción sino norma. Me espanta” Olvido Gara “Alaska”
    “El aborto es lo último para abusar ilegítimamente de la mujer, el aborto es violarte hasta las entrañas” Alice Paul, sufragista y defensora de los derechos de la mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s