Lo reconozco: soy del yunque

Un panfleto digital de tortuoso recorrido, con firmas cargadas de condenas judiciales por calumniar, sostiene que pertenezco al yunque. No tengo inconveniente en reconocerlo públicamente: formo parte del tal yunque y paso largas horas en HazteOir.org. 


Según el panfleto dudosamente confidencial al que hacía alusión, el yunke es una sociedad secreta. A estas alturas me cuesta entender lo de sociedad secreta. He comprobado por experiencia propia y directa que los españoles somos forofos de todo tipo de tinglados conspirativos. Nos encanta la posibilidad de que las cosas sucedan porque misteriosos y poderosísimos hilos mueven resortes ocultos que nadie conoce.

Durante la larguísima tournée de presentación del libro Proyecto Zapatero, no hubo ciudad en la que no se levantara algún circunspecto caballero dispuesto a convencer a todo el auditorio de que tras Rodríguez Zapatero lo único que había era la larga mano de la masonería. ¡Como si para acabar con la nación no se bastara el PSOE!

Pues bien, nuestro libelo confidencial favorito sostiene que yo pertenezco a una muy peligrosa y poderosa sociedad secreta… mexicana.

– ¡Joder! ¿Mexicana? ¿No podría haber sido norteamericana, o rusa, o algo? Una secta mexicana es como una chica mala que no fume, ¿quién se la va a creer? 

El libelo de lengua fácil afirma además que esta secta no solo controla desde una distancia de casi 10.000 kilómetros a los 300.000 miembros de HazteOir.org, sino a todos los de Profesionales por la Etica, a los del Instituto de Política Familiar, a un número indeterminado de obispos, arzobispos y cardenales españoles, a algunos insignes dirigentes del Partido Popular, al Gobierno y, oh sorpresa, ¡incluso a un grupo de críos que aprovechan los fines de semana para hacer excursiones por el monte!

Todos nosotros seguimos al parecer las consignas y las órdenes que alguien nos transmite por misteriosos conductos desde México.

– ¡Tú a escribir el pinche Proyecto Zapatero! ¡A cuerpo 12 y en Times New Roman!

– ¡A ver, tú! Me nombras ahorita mismo a Gallardón y le dejas que enrede con los gays.

– ¡Y tú, güey, me llevas a esos niñitos a Gredos y les das un paseo de dos horitas!

– ¡Monseñor, vente para acá! ¿Qué diantres haces con Alfa y Omega? ¡Ese editorial no puede pasar de las 14 líneas!

A ver si lo he entendido: todas las asociaciones que formaron parte del movimiento cívico contra Zapatero en los últimos 8 años, la Conferencia Episcopal, el Partido Popular, el Gobierno y unos niños que van al monte, todos pertenecemos a una secta teledirigida desde México.

¡Lindo!

Y con este aliño, un periodista con cuatro condenas a sus espaldas por mentir y difamar sirve la ensalada en el susodicho libelo.

¡Prodigiosa pluma la del lobo!

______________________________

Si te quieres enterar de lo que hacemos en el yunke con permiso de D.F. no te pierdas esto:

Anuncios

7 comentarios

  1. Juan Eusebio · · Responder

    La palabra “yunque” me sugiere trabajo, esfuerzo. No considero que sea trabajar -ni bien ni mal- escribir infundios. Para ello basta con cortar, pegar, imaginación calenturienta e inquina. Estoy con I. Arsuaga y M. Vidal y todo HazteOir como con los demás “inocentes damnificados” por la verborrea maliciosa.

  2. La palabra “yunque” -lagarto, lagarto- me sugiere esfuerzo, trabajo. No considero que sea trabajar, ni bien ni mal, escribir infundios: basta con copiar, pegar, imaginación calenturienta e inquina. Estoy con I. Arsuaga, todo HazteOir y en general todos los “inocentes damnificados” por la verborrea maliciosa ¡Ya basta de tonterías (por decir lo menos)!

  3. “En una pequeña ciudad de américa, un conocido medico de la localidad comenzara paulatinamente a sospechar de extraños incidentes de personas que empiezan a comportarse de otro modo, como si realmente no fueran quienes dicen ser.”
    Genial Miguel, creo que estamos siendo abducidos por enormes vainas de frijoles… mejicanos

  4. Juana de Arco · · Responder

    Miguel. Genial como todo lo que escribes.

  5. La santa siempre fue muy exagerada… pero mi vanidad lo agradece.

  6. Mi cuatesito:
    Ha sido muy interesante leer tus enlaces y ver cómo soy muy del yunque y cómo me manejan con mando a distancia desde merito México nomás.
    ¡Pues orale!
    Linda enchilada mental se hiso el dotorsito que escribió esas majaderías….
    Tiene gracia, pero me parto más de risa cuando veo los “juramentos” y otros rituales en youtube.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s