10 mentiras sobre la limpieza lingüística en Cataluña

Plataforma per la llengua
Organizaciones racistas como el Ku Klux Klan consideran a las personas por el color de la piel y parten de este dato para organizar la sociedad. El nacionalismo ha cambiado la piel por el idioma. El resultado es el mismo: una sociedad enferma. El sueño de la lengua impuesta produce monstruos. 

Sigue leyendo

Solidaridad porno laicista

El cartel dice: "Solidaridad con las imputadas en la capilla". Las mencionadas "imputadas" son las asaltantes a la capilla católica del campus de Somosaguas de la Universidad Complutense de Madrid. Añade el cartel: "Contra las identidades excluyentes y opresoras que la Iglesia Católica impone a nuestros cuerpos". Para ver el cartel tendrás que pinchar en el enlace, más abajo. Pero la imagen que verás te puede resultar ofensiva.

Sigue leyendo

El sexo de Rosa Regás

La Junta de Andalucía convoca todos los años los Premios Rosa Regás para premiar a aquellos docentes que presenten nuevas ideas para adoctrinar a los menores y dejarles muy clarito desde el principio de su vida social que el género y el sexo son cosas distintas y, como la patria, discutidas y discutibles.

Sigue leyendo

15M: la ignorancia tuiteada

15M pancartas y fantasias
los plenos se hacen en las plazas!
gritan en el torturado léxico de las redes sociales quienes parecen empeñados en secuestrar la soberanía popular para sustituirla por su intolerancia y su afán excluyente. 

Sigue leyendo

Sexo, libertad religiosa y laicismo

La presión obsesiva sobre la moralidad condena la emancipación afectivo-sexual de la juventud y su libertad sexual”, predica desde la comodidad de la cultura subvencionada el representante “religioso” del lobby gay. “La religión es una creencia y la laicidad, un principio”, afirma rotundo desde la Fundación Ferrer y Guardia uno de los teóricos del laicismo.

Sigue leyendo

A la fascista se le llena la casa de ratas

Propaganda electoral Comunidad de Madrid
Once upon a time… Eran otros tiempos. Otro país. Otra forma de percibir la realidad, y el compromiso personal, y la cultura. Pero desde entonces pagamos las consecuencias.

Sigue leyendo